23 abril 2009

EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL NOS UBICA EN EL FONDO

EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL NOS UBICA EN EL FONDO

Una importante noticia económica es la aparecida en el documento del Fondo Monetario Internacional “Perspectivas Económicas: Las Américas lidiando con la crisis” (http://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/reo/2008/whd/wreo1008s.pdf) predice un 35% de inflación para este año en Venezuela. También se señala en el mismo documento que el estado inflacionario de Venezuela se sostendrá para el 2010 para situarse en 43,5%. Más allá de las cifras que muestran a Venezuela como el país de peor resultado en América Latina, lo que más impacta es que para el 2010 se espera la recuperación de la economía mundial y aún así la expectativa de crecimiento es negativa en -0,5%, si es así se refuerza nuestra hipótesis manejada en los anteriores reportes: la situación de Venezuela no se debe exclusivamente a la situación de crisis que vive el mundo, el impacto ha sido menor que el esperado por los expertos pero se mantendrá más allá de la recesión mundial. En el mismo informe se indica que los países con desempeño más deficiente son Ecuador, Argentina y Venezuela.


Más allá de la casi unanimidad de los expertos en sentenciar una inflación sobre el 33 % para este año sigo pensando que los hechos: retrasos en la ejecución de pagos por parte del Gobierno, disminución del gasto público, contención de las importaciones, uso de las reservas internacionales netas, endeudamiento e intensificación de los mecanismos de recaudación fiscales y parafiscales (ejemplo la LOCTI), nos llevan a concluir que no se debe descartar que el predominio de prácticas de política pública (implícita) de contención severa de la demanda agregada haga prevalecer un horizonte recesivo sobre el inflacionario. En todo caso la propagación de la inflación viene de la oferta, por tres vías: la escasez, las incidencias de ajustes laborales y el impacto de costos por componente importado (debido a la desviación desde Cadivi hacia otros mercados).

Sin disponer de evidencia empírica (datos estadísticos), en el mercado inmobiliario se empieza a observar señales recesivas, en un sector tan dinámico en la región carabobeña, ya se están culminando obras y es posible encontrar apartamentos sin compradores, evento impensable hace poco. Hay que recordar que el déficit habitacional en Venezuela de 1.850.000 viviendas, es decir hay necesidad, por otra parte, que la inversión inmobiliaria y la adquisición de vehículos son formas convencionales que el venezolano práctica para protegerse de la descapitalización, lo que significa que a la necesidad hay que agregarle un adicional con motivo inversión, ambos en este momento no se traducen en compras (aunque exista el deseo), una clara señal recesiva.

Bueno estimados lectores esperemos que la divina providencia como siempre ayude a este país, pues si no a “ponerse las alpargatas que lo que viene es joropo”


Francisco J Contreras M
http://www.franciscocontreras.com.ve/
http://franciscojcontrerasm.blogspot.com/
http://franciscojcontrerasm.wordpress.com/

17 abril 2009

CULTURA GERENCIAL, RETÓRICA Y PODER EN VENEZUELA


SOBRE LA CULTURA GERENCIAL, LA RETÓRICA Y EL PODER EN VENEZUELA

Durante los últimos diez años no sólo a nivel político ha habido cambios importantes, también ha ocurrido con el propio comportamiento del venezolano, es bien evidente como la polarización se ha enraizado en el modo de vida, con sólo escuchar a cualquier persona se nota el cambio. Hace unos treinta años únicamente en ambientes de taberna se manejaba un lenguaje carcelario, hoy es común ver desde niños, jóvenes, adultos y ancianos utilizando una jerga donde predominan improperios e insultos, resulta imposible sostener una discusión entre adversarios sin alguna ofensa.

¿Esta retórica se limitará solo al ámbito político? Pensamos que no, desde los años setenta hasta el presente he estado cerca de las pequeñas y medianas empresas venezolanas, puedo decir que esa cultura también se ha propagado en ese medio gerencial. Este entorno empresarial está en transición desde comienzos de los noventa, donde los fundadores cedieron sus funciones directivas a otra generación. El relevo no es fácil:



  1. Muchos de los fundadores crearon sus empresas “viniendo de abajo” fueron operarios, choferes, empleados que con mucha disciplina, sin modificar mucho su estilo de vida, ni la intensidad con que realizaban su trabajo se transformaron en exitosos emprendedores. Si el relevo generacional paso su existencia en la comodidad, es inminente una crisis generacional, más si creen que el éxito depende de los recursos materiales y financieros, sin darse cuenta que el emprendedor no tiene descanso y que una empresa hoy en día depende más en su valor de la capacidad generadora de riqueza que de las posesiones;


  2. Venezuela es un país de tradición institucional laxa, la ejecución eficiente y eficaz de una actividad, programa o proyecto, depende más de las capacidades derivadas del poder que de la autoridad. Entiéndase que el sentido que aquí damos a la palabra “autoridad” tiene que ver con las condiciones éticas, el talento humano, naturaleza emprendedora y sabiduría de un líder. Poder en cambio guarda relación con los recursos que posee una persona, más allá del talento y la ética para imponer sus criterios sobre la base del cargo que ejerce, como se dice en Venezuela “Jefe es jefe aunque tenga cochochos”, no importa quien sea con tal que mande. Es así que el autoritarismo es también la norma en la empresa venezolana, expresiones como esta lo ilustran: “Esto era para ayer”, “Estás de vacaciones o trabajando”, “Ese es tu problema”, “es si o si”. Se escucha decir: “pero es en esas organizaciones donde hay éxito”, pienso que resulta en lo inmediato pero no todo el tiempo;


  3. El que este sea un país petrolero donde priva el momento, la volatilidad, de manera que los precios suben desde 7 dólares por barril en 1997 hasta 109 dólares en el 2008, y luego caen a 35 dólares en el mismo 2008, pareciera que no da el tiempo para serenarse y mantener planes más allá de un horizonte de 10 años, en un país donde mínimo transcurren seis años para crear una empresa, todo se convierte en un hay que recuperar con creces (de ser posible antes de que se vaya a invertir). Los instantes, el corto plazo, son tan breves que el factor clave es la retórica, no los hechos, es el terreno de la eterna promesa futura, más que emprendedores tenemos mercaderes, y el negocio mejor para un mercader es el de la política, porque como político se está cerca de donde hay, en un país donde el Estado es el dueño de hecho de todo;


  4. La retórica manejada del modo que hemos mencionado conduce al imperio de la falacia, de la inconsistencia. Una revisión de las declaraciones de personas públicas en los medios inmediatamente nos remite a lo antes dicho: un funcionario con más de 14 años al frente de una institución afirma luego de salir y en apoyo a su sucesor en un proceso electoral; “en tres meses yo resuelvo los problemas sin recursos”, o bien “no habrá luego de mi gestión un niño más en la calle” y pasa el decenio y la ocurrencia es: “no hemos podido pues la anterior administración no nos deja”. Es esta la norma en nuestro país, y tanto lo es que pareciera que se logra más respeto mientras más grande sea la exageración, siempre habrá un recurso que justifique el lenguaje: “mira eso lo dije en otro contexto”, “las cosas cambiaron y no puedo”, “es una manipulación mediática”, “eso no lo dije en serio”;


  5. Donde todo transcurre en medio de buenas intenciones, en nuestro país es un orgullo poseer la constitución y las leyes más avanzadas del mundo, los Gobernantes están obligados a lograr la mayor suma de felicidad para los venezolanos. El problema radica en que para repartir primero hay que producir, si el Gobierno honrara todas sus deudas laborales, cumpliera con las normas ambientales y de seguridad laboral estaría quebrado al día siguiente. Igualmente, si la gente, las empresas cumpliéramos con todo lo que prometemos muy probablemente nos hubiéramos ganado el cielo porque hace tiempo nos hubiéramos muerto de hambre y al lado de Pedro estaríamos. Todo es paradójico en nuestra tierra, hasta el más humilde venezolano en su rancho se esmera de manera extrema por mantener la limpieza, pero en cualquier fin de semana, sin excepción de clase social eyectan cualquier clase de desechos y basura sobre las carreteras al regreso de las playas;


  6. Las leyes, las normas, los reglamentos, están sujetos a las reglas del poder, en cualquier instancia sea una alcaldía, una gobernación, una Universidad, la interpretación no depende de las pruebas, depende de la relación de poder. Es fácil perder la legitimidad pues las leyes, normas, reglamentos son tan exigentes que colocan al ciudadano en una condición de delito técnicamente inevitable. Por otra parte, se crean incentivos perversos, pues más retorno de una situación laboral, sea la que sea, tiene un trabajador que al amparo de la ley, la utiliza en su favor que el trabajador esmerado en realizar bien su tarea, pues la remuneración no se sujeta a la productividad sino a la relación de poder, y más gana quien menos haga.

Estas notas no deben hacer sentir mal a quien las lee, si el retrato aquí presente no le corresponde, Usted no pertenece a la mayoría y su esperanza no la pierda, practique con el ejemplo porque estamos urgidos del mismo. A pesar de todo tenemos a Gustavo Adolfo Dudamel, a Johan Santana, a organizaciones como la Orquesta Sinfónica de Venezuela y a organizaciones privadas que agregan mucho valor social, que comparten el éxito con su gente y que cuentan con una lealtad sin límites de su gente (como se demostró recientemente en una empresa en Calabozo), en fin a mucha gente anónima que trabaja por diez. Este fenómeno hay que estudiarlo seriamente, más allá de estas opiniones.

Enlace: http://www.franciscocontreras.com.ve/Archivos/SOBRE%20LA%20CULTURA%20GERENCIAL%20EN%20VENEZUELA.pdf


Francisco J Contreras M


http://www.franciscocontreras.com.ve

http://franciscojcontrerasm.blogspot.com

http://franciscojcontrerasm.wordpress.com





13 abril 2009

REPORTE SOBRE LA INFLACIÓN DEL MES DE MARZO 2009 DE VENEZUELA

LA INFLACIÓN DE MES DE MARZO DEL 2009


Según información aparecida ayer en el sitio internet del Banco Central de Venezuela (http://www.bcv.org.ve/excel/4_5_7.xls?id=410), la inflación correspondiente al mes de marzo alcanzó 1,2%. Como lo hemos señalado en los anteriores reportes, está dominando lo recesivo sobre el gasto por lo que los expertos han venido ajustando hacia abajo las cifras anticipadas de inflación sobre el 40%, por ahora, ojalá no nos equivoquemos, no para tener la razón, sino por el bien del país, pues sería terrible un escenario recesivo con alta inflación.
La inflación se propaga de dos modos, a través de la demanda y a través de la oferta. La reducción de los recursos fiscales del Gobierno, hace que disminuya el gasto, y si estamos en un ambiente de inflación, el impacto de la reducción de gasto es mayor, porque con menos se debe comprar más caro. De lado de la oferta, siendo Venezuela un país importador, el mecanismo opera por la vía del mercado no atendido por CADIVI y de los ajustes salariales (si no ocurre alguna modificación del cambio oficial). Lo que está ocurriendo responde más a una estrategia (implícita) de contención de la demanda y del crecimiento y no a una de crecimiento con inflación.
Al ser Venezuela un país cuya dinámica económica tiene como inductor al gasto público, y éste a su vez al negocio petrolero, sigue mostrando un nivel de inflación alto aún cuando la coyuntura sea recesiva. Es el país con mayor nivel de inflación en América Latina, puntualmente en este mes, como en lo que va de año (http://ipsnoticias.net/inflacion.asp ).

Para que se alcance la meta (15%) del gobierno la inflación mensual de ahora en adelante debería ser de 1,29 % por mes, durante los nueve meses que faltan del año 2009. La mayoría de los expertos ha corregido la cifra anticipada de inflación a no menos del 30 %, (
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=513409), contra el 33 % mínimo anunciado en Diciembre (algunos anunciaron hasta más de 40%), esto significa que la inflación mensual debería alcanzar mínimo 2,87% por mes para no tener error de predicción. Vemos bien difícil, por no decir imposible, que en ambos pronósticos no haya errores de predicción.

El Gobierno tiene margen de maniobra, puede lograr ahorros en divisas.

Hagamos el siguiente ejercicio:

1. Supongamos que este año el Gobierno deba honrar los compromisos siguientes (67,56 en miles de millones de US $):

2. Asumamos que logra los siguientes descuentos o reducciones en los citados compromisos mostrados en la tabla;

3. En este caso el Gobierno podría generar un ahorro de 21,88 mil millones de dólares:

4. Con esos valores y con un endeudamiento de 12 mil millones de dólares y con el uso de 12 mil millones de dólares de las reservas internacionales netas, el total de recursos disponibles sería de 45,88 mil millones de dólares:


De las cuentas mencionadas sólo la correspondiente a las Reservas Internacionales Netas es expansiva (puede constituirse en el equivalente de una emisión inorgánica de dinero con devaluación), las otras son contractivas del gasto (el ahorro) y la deuda es neutral. Es por ello que pensamos que el momento es definitivamente recesivo con inflación y no de crecimiento con alta inflación.

Preguntemos: ¿Es o no un margen de maniobra suficiente?
La respuesta depende de cuán veraces sean los valores generados en esta simulación. Pero no debe estar fuera del análisis que el Gobierno disponga de ese margen. En caso de que este escenario se valide, el Gobierno estará cerca de su meta de inflación, pero con una fuerte recesión.

Que los expertos tengan errores de predicción, esa ha sido una constante histórica y más con este Gobierno. Para que el escenario de los expertos se cumpla tendríamos que ver a un Gobierno aumentando sus gastos desproporcionadamente y con una desviación de las importaciones esenciales y no esenciales hacia el mercado no atendido por CADIVI, además que no se validen las premisas hechas en los párrafos anteriores de nuestro ejercicio sobre los compromisos de pagos del Gobierno.

En estos momentos, es difícil que se presenten aumentos de precios por impulso de demanda, tampoco expectativa de que bajen: Las reducciones de precios constituyen una estrategia efectiva cuando se trata de bienes de consumo final, donde quien compra no necesariamente lo hace porque requiere el bien sino por deseo compulsivo, y el que hace la oferta tienta a la persona, esto no es así en las organizaciones, pues existen filtros contra la “compulsividad”, sólo se compra bajo la certeza de una venta firme de lo que se va a producir. No hay motivo para bajar (no compran más por ello), tampoco para subir (si los otros no lo hacen pierdes tus clientes)

Las ofertas funcionan más con los bienes que con los servicios, los bienes generan ganancia de capital cuando uno compra barato algo que va a subir de precios (y efectivamente luego sube), los servicios no generan ganancias de capital. Las rebajas dan resultado en momentos donde el mercado está muy competido, la demanda está creciente y se tiene certeza que los clientes necesitan el bien o el servicio.

En momentos recesivos, y éste lo es, la práctica convencional es reducir lo que no genera transformación, ni agrega valor, por ejemplo, transportar de un sitio a otro, el retrabajo, el desperdicio, la acumulación de inventarios. Por supuesto, en las cadenas de valor no se crea riqueza sin servicios, pero si la perspectiva es recesiva, hay que llevar los inventarios al mínimo, evitar traslados, reducir tiempos y movimientos, acelerar la entrega, no quedarse con nada. En conclusión no existen motivaciones para que los precios se modifiquen por razones de demanda.

Pero si es probable la inflación del lado de la oferta, y es que el aprovisionarse de bienes importados fuera de CADIVI es realmente oneroso, no solo por el tipo de cambio implícito en la operación sino por las condiciones de financiamiento, también se tiene el efecto de inflación a través de la oferta por la vía de aumentos de salarios por decretos y no compensados con productividad. Este mes de Abril podremos testar el efecto del ajuste del IVA sobre los precios.

Este documento puede ser descargado desde el siguiente enlace:
http://www.franciscocontreras.com.ve/Archivos/Tercer%20reporte%20de%20la%20inflaci%c3%b3n%20del%202009.pdf


Francisco J Contreras M
http://www.franciscocontreras.com.ve
http://franciscojcontrerasm.wordpress.com
acad@franciscocontreras.com.ve

06 abril 2009

PRIMER TRIMESTRE DE LA ECONOMÍA VENEZOLANA

PRIMER TRIMESTRE DE LA ECONOMÍA VENEZOLANA

SUEÑOS, PREDICCIONES Y REALIDADES

Este subtítulo nos remite al pensamiento del ciudadano venezolano ante la crisis, su deseo permanente de una Venezuela diferente y mejor, sus predicciones sujetas a una cultura de confrontación política de más de un decenio, y por último, su tragedia, una realidad que en lo económico parece una repetición de todo lo pasado, y un clima de inseguridad y violencia que
sofoca desde los más desposeídos hasta quienes más tienen.

La vida es un sueño, acá en nuestro país se piensa que a fuerza de retórica, de discursos, de buenas intenciones se construye un país. Cada quien aspira hacerlo desde el poder, y es así pues, en este país, la dinámica de su economía desde hace casi un siglo, se difunde desde el Estado.


En Venezuela, el Estado es de hecho el dueño del negocio más próspero: el petróleo, y a partir de ese negocio por la vía política se distribuye esa renta bajo la forma de presupuesto público. No es un Estado a la espera de que su buena gestión institucional mejore la productividad nacional y que luego por la vía de la recaudación de tributos sobreviva, en Venezuela es al revés todos vivimos, unos menos otros más, del Estado, somos sus clientes y proveedores, y él paga.

Polarizados, o somos del Gobierno o de la
oposición, no hay espacio para la búsqueda de consenso, como se vive en ese clima, las predicciones no pueden ser otras, para los adeptos al Gobierno estamos a punto de encontrar el Edén, para quienes no los son, se piensa que se vive en la quinta paila del infierno, el drama de no estar en algún grupo no permite predicciones, solo existe una prospectiva del terror y una adicción por la perpetuidad en el poder. La sociedad vive su síndrome de Estocolmo: cualquier jefe es un salvador desde un miembro de junta comunal, un decano, un gobernador, hasta el mismo presidente, algo se les debe, al menos hay que pagar con solidaridad en cada proceso electoral.

La tragedia, entre sueños y bajo el influjo del poder, seguimos con inflación, con bajo crecimiento, con inseguridad pero aún vivos. Los indicadores que tenemos validan la hipótesis que se maneja en este documento, no se están dando situaciones catastróficas y mucho menos nos
encontramos en el paraíso. La crisis está aquí, de todas maneras, los venezolanos viven desde hace tiempo bajo la tensión y tal vez sobrevivan pero continuaran bajo la postración.

HECHOS RELEVANTES

Enero
1. Banco Central de Venezuela publica lineamientos de política monetaria;
2. Ramón Carrizales (vicepresidente de la
República Bolivariana de Venezuela) afirma que algunas empresas actúan como partidos políticos; 3. Conflicto en Cerámicas Carabobo.


Febrero
1. Proceso electoral;
2. Fallos en plataforma informática de redes bancarias;
3. Intervención del Stanford Bank por parte del Gobierno Venezolano;
4. Intervención de Plantas Procesadoras de Arroz;
5. Expropiación de terrenos de Smurfit Kappa Group;
6. Conflictos laborales en empresas del Estado Carabobo.


Marzo


1. Reconocimiento por parte del Gobierno de la Crisis;
2. Orden de desalojo a FEMSA;
3. La conflictividad continúa asediando a la Industria Automotriz;
4. Medidas de Ajuste Económico;Puertos y Aeropuertos Venezolanos son asumidos por el Gobierno Central

LA EVIDENCIA QUE FALTA

No tenemos aún información del Banco Central de Venezuela sobre la inflación, es el indicador el más importante de los disponibles. El resto de los indicadores: precio del petróleo, venta de vehículos, riesgo soberano (EMBI+), reservas internacionales netas (RIN), relación entre liquidez monetaria (LM) y RIN, y la evolución del precio de los bonos soberanos (BS), reflejan una situación de estabilización en comparación con el trimestre pasado (IV del 2008). De allí que en este material se expresa que no se está validando un escenario de catástrofe, pero tampoco uno positivo.

En el siguiente enlace puedes descargar más información sobre el tema:

http://www.franciscocontreras.com.ve/Archivos/ITRIM2009.pdf