27 junio 2016

Venezuela un país arruinado con el mayor riesgo soberano (EMBI+) entre todos los países emergentes - Junio 2016


InFrug¿Qué es el "Embi+"?


El EMBI+ (Emerging Market Bond Index) es un índice del riesgo soberano o riesgo país de una selección de países de denominados emergentes creado por la firma por JP Morgan Chase [1]. Con el "EMBI" se da seguimiento diario a una canasta de instrumentos de deuda en dólares emitidos por distintas entidades (Gobierno, Bancos y Empresas) en países emergentes.
Además de servir como referencia para medir el rendimiento de los activos en esos países, mejora la transparencia del mercado de deuda soberana. El EMBI+ incluye distintos tipos de activos: Bonos Brady, préstamos y Eurobonos. Los países que actualmente sirven como referencia para el cálculo del índice son: Argentina, Brasil, Bulgaria, Colombia, Ecuador, Egipto, Malasia, México, Marruecos, Nigeria, Panamá, Perú, Filipinas, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Turquía, Ucrania y Venezuela [2].
Es un índice que se calcula a través de la diferencia entre los retornos financieros de la deuda pública de un país emergente y el que ofrece la deuda pública norteamericana, la cual se considera “libre” de riesgo de incobrabilidad, esta diferencia (prima de riesgo) se expresa en puntos básicos (pb). Una medida de 100 pb significa que el gobierno en cuestión estaría pagando un punto porcentual (1%) por encima del rendimiento de los bonos libres de riesgo. Los bonos más riesgosos pagan un interés más alto, por lo tanto la prima de riesgo de estos bonos respecto a los bonos del Tesoro de Estados Unidos es mayor. Esto explica el mayor rendimiento de un bono riesgoso como compensación ante la probabilidad de incumplimiento de pagos  [3].

Venezuela fuera de los mercados financieros internacionales en una situación de emergencia económica y sanitaria.

Para Venezuela, con un índice de 2.868 pb al día 22/06/2016, significa que para obtener préstamos en los mercados financieros internacionales, deberá ofrecer un rendimiento del 28,68% por encima de los bonos libres de riesgo de la reserva federal de EEUU, en promedio los bonos de largo plazo están alrededor de 2,27%, por lo que nuestro país tendría de ofrecer un rendimiento de 30,95%, el más alto costo entre los países emergentes, debe interpretarse que Venezuela está fuera de los mercados financieros del mundo, para ingresar de nuevo debe acometer un Plan de Reformas Económicas e Institucionales que ofrezca la confianza necesaria para que esa prima de riesgo sea lo más baja posible, de allí nuestra insistencia en presentar un plan, no debe haber más demoras en hacerlo, el país está en medio de una severa crisis alimentaria y una emergencia sanitaria. Para tener una mejor idea de la gravedad del caos económico del país, en promedio el conjunto de países (donde Venezuela distorsiona el índice) es de 385 pb, es decir basta con ofrecer 6,11 % (3,85%+2,26%) como rendimiento para obtener financiamiento.
[caption id="attachment_14261" align="aligncenter" width="909"]EMBI TOTAL 2 EMBI + de la familia países emergentes que sirven de referencia para la estimación a la fecha 23/02/2016 [4][/caption]
Venezuela siempre ha sido un país de alto riesgo soberano, la volatilidad del precio del petróleo y la enorme dependencia de sus exportaciones hacen que el riesgo soberano sea alto y fluctuante. Nuestro país dejó pasar 15 años de altos precios del petróleo sin hacer nada para reducir esa vulnerabilidad y ni siquiera se ocupó de mantener y aumentar la capacidad de producción y refinación del petróleo. La raíz del mal es la voracidad fiscal del Gobierno en el despilfarro de esos recursos extraordinarios recibidos durante el boom petrolero.
[caption id="attachment_14263" align="aligncenter" width="578"]TabEmbiPet 2 EMBI + al cierre de cada año y precio del petróleo[/caption]
La falta de responsabilidad del actual gobierno en la administración  de los enormes recursos derivados del negocio petrolero durante un boom jamás visto, se traduce en una mayor dependencia y vulnerabilidad económica hoy en día de factores externos al país, se dilapidó un patrimonio natural no renovable como lo es el petróleo, en una masiva importación de bienes de toda naturaleza con el propósito de crear una imagen de derrota de la pobreza, hoy el país muestra la mayor inflación del mundo, está entre los países con menor aliciente para el emprendimiento y con los mayores índices de violencia, es el verdadero rostro del populismo que solo prospera destruyendo el acerbo de capital de las naciones, su capital social y peor su capital moral.
EmbiPetro 2



[caption id="attachment_14264" align="aligncenter" width="973"]Histogramembi2 Histograma: Embi+ (Venezuela un caso extremo)[/caption]
Venezuela es un caso insólito en el mundo pues se encuentra en el extremo del riesgo soberano entre los países emergentes, como referencia, en comparación con el segundo país más riesgoso Ecuador, Venezuela le supera en 214,13%. Es el drama de un país donde jamás se hizo esfuerzo alguno por mejorar su base productiva, por innovar, por crecer y así verdaderamente derrotar la pobreza, todo se derrochó en gastos corrientes e improductivos sin hacer nada.

Podcats sobre el tema (enlace):
[audio http://mx.ivoox.com/es/venezuela-pais-arruinado-mayor-riesgo_md_11995012_wp_1.mp3] Ir a descargar



Fuentes de búsqueda en internet:
[1] Enlace con definición del índice de riesgo soberano (EMBI) creado por la entidad J P Morgan

[2] Riesgo país (EMBI +)

[3]  Riesgo país y el EMBI

[4] EMBI +

Ignorancia o manipulación de los socialistas del siglo XXI: el tema de los incentivos, la microeconomía y el buen ciudadano.

Los ideólogos venezolanos del socialismo del Siglo XXI o muestran un atraso muy grande en el dominio de la economía o son unos manipuladores, porque citan a autores avanzados del pensamiento marxista, de manera tendenciosa para justificar la asfixia regulatoria cuando las tesis de esos autores, señalan que las regulaciones mal concebidas no conducen a la formación de buenos ciudadanos sino a todo lo contrario.

Los economistas del gobierno conocen que la fuente mayor de extracción de rentas se deriva de la asfixia regulatoria de providencias, decretos, reglamentos y leyes con las características siguientes:


  • Cuando son complejas extensas, intensas, ambiguas y de difícil interpretación;
  • Cuando son prácticamente de imposible cumplimiento;
  • Cuando conceden amplio poder discrecional a los funcionarios en la administración, la aplicación y las sanciones de las normas.

La extracción de rentas es una poderosa herramienta de extorsión social por la capacidad de discriminación ideológica que permite cuando se excluye del acceso a los bienes y servicios públicos, a comunidades y a individuos por ser críticos del gobierno.

La extracción de rentas distrae recursos productivos y los diluye entre redes de comercialización, de distribución y de mercados negros, con el agravante que constituye una evasión fiscal por los tributos que deja de percibir el Estado.

En definitiva, la asfixia regulatoria es una demoledora injusticia que destruye valor económico, social y moral del país.

Con la “viveza criolla” los economistas de nuestro socialismo del siglo XXI, tratan de esquivar el asunto buscando argumentos de autores marxistas para darle un manto de academicismo a sus propuestas, para ello recurren a dos falacias del razonamiento, primero a la “conclusión irrelevante” al utilizar una revisión sobre el cómo hacer política económica a través de incentivos como una refutación del análisis de impacto regulatorio por la vía de los incentivos y segundo, con el "argumento de autoridad" al asumir que como lo afirma, “Samuel Bowles” y es una persona autorizada, entonces ellos los ideólogos del socialismo tienen razón. Falso de todas falsedades.

Recientemente, en mayo de este año, fue publicada la obra “La economía moral” del profesor Samuel Bowles[1]. En su obra la idea central es:


“¿Debería la idea del hombre económico, amoral y egoísta el llamado “Homo economicus” — determinar el cómo esperamos que la gente responda a los castigos y a las recompensas monetarias y otros incentivos? Samuel Bowles contesta con un rotundo "no". Las políticas que se derivan de este paradigma, muestran, que pueden "desplazar" al ser generoso y ético que el hombre es y por ello ser contraproducentes. Pero los incentivos per no se son realmente los causales. Bowles muestra que desplazamiento moral ocurre cuando el mensaje transmitido por las recompensas y las multas es el que se espera de un ser amoral y egoísta, por ejemplo, cuando el empleador piensa que la fuerza de trabajo es perezosa, o cuando se supone que no se puede confiar en que el ciudadano contribuya con el bien público. Utilizando estudios de casos históricos y recientes, así como experimentos conductuales, Bowles muestra que los incentivos pueden desplazar los motivos cívicos que un buen gobierno espera de sus ciudadanos.”[2]

La interpretación correcta es que un incentivo mal diseñado puede hacer que un individuo no amoral, es decir con unos principios de conducta adquiridos, por cultura, por religión, no egoísta, generoso y altruista podría devenir en un ser amoral y egoísta debido a incentivos que parten del supuesto de concebirlo como amoral y egoísta. El error de política económica no radica en el incentivo por si mismo sino en la manera como se formula.

Estos argumentos son bien diferentes a la conclusión falaz de los propugnadores del socialismo del siglo XXI, cuando consideran que los incentivos no deben ser tenidos en cuenta en el diseño de las regulaciones y que solo debe privar el propósito final, por ejemplo, si los precios son juzgados como “no justos” hay que controlarlos sin preocuparse del comportamiento esperado del individuo ante la norma, sin ninguna consideración sobre las consecuencias que pueda tener como son los mercados negros.


Archivo de audio sobre el tema:

[audio https://mx.ivoox.com/es/ignorancia-o-manipulacion-socialistas-del-siglo_md_11969211_wp_1.mp3] Ir a descargar



[1] Samuel Bowles. The Moral Economy”. Yale University Press. New Haven and London. May 24, 2016, 288 pages, 5 1/2 x 8 ¼, 18 b/w illus. ISBN: 97803001638032016. (iBooks. https://itun.es/us/awhqcb.l)

[2] “Should the idea of economic man—the amoral and self-interested Homo economicus—determine how we expect people to respond to monetary rewards, punishments, and other incentives? Samuel Bowles answers with a resounding “no.” Policies that follow from this paradigm, he shows, may “crowd out” ethical and generous motives and thus backfire.

But incentives per se are not really the culprit. Bowles shows that crowding out occurs when the message conveyed by fines and rewards is that self-interest is expected, that the employer thinks the workforce is lazy, or that the citizen cannot otherwise be trusted to contribute to the public good. Using historical and recent case studies as well as behavioral experiments, Bowles shows how well-designed incentives can crowd in the civic motives on which good governance depends.” http://tuvalu.santafe.edu/~bowles/

 

Documentación sobre la condición extrema de caos de Venezuela

Los signos del caos venezolano

Venezuela es el país con la más alta inflación del mundo al año 2016, se cuenta entre los países con el peor ambiente para el emprendimiento, entre los de mayor percepción de corrupción y de los más violentos del mundo. Las fuentes de las informaciones estadísticas a las cuales nos remitimos son las siguientes:

  • En relación con "el ambiente para el emprendimiento": información del Banco Mundial.
  • Sobre "las libertades económicas": información de la Fundación Heritage.
  • En referencia con "la corrupción": Información de "Transparencia Internacional".
  • Con respecto a "la violencia": La Organización Mundial de la Salud.

Banco Mundial: proyecto "Doing Business"

El proyecto  proporciona una medición objetiva de las regulaciones para hacer negocios y su aplicación en 189 economías y en algunas ciudades seleccionadas en el ámbito sub nacional.
Caso Venezuela - Banco Mundial
DoingB1
DoingB2

Transparencia Internacional

Transparencia Internacional (TI) es la única organización no gubernamental a escala universal dedicada a combatir la corrupción, congregando a la sociedad civil, el sector privado y los gobiernos en una amplia coalición global.
Índice de Percepción de la Corrupción del 2014 de Transparency International. Para ese año Venezuela se ubicó en el lugar 158 entre 167 países estudiados, solo le superan Irak, Libia, Angola, Sudán del Sur, Sudán, Afganistán, Corea del Norte y Somalía.


[caption id="attachment_14211" align="aligncenter" width="1440"]Corrupt Índice internacional de corrupción - Transparencia Internacional[/caption]

Libertad económica

Fundada en el año 1973, la Fundación Heritage es un centro de investigación y una institución educativa – en pocas palabras, un laboratorio de ideas – cuya misión es formular y promover política pública de corte conservadora, cimentada en los principios de libre empresa, gobierno limitado, libertad individual, valores americanos tradicionales y una sólida defensa nacional. Para el 2015, en materia de libertades económicas entre 178 países, Venezuela ocupa el lugar 176, solo superada por Cuba y Corea del Norte.


[caption id="attachment_14215" align="aligncenter" width="549"]Libert Índice de libertad económica - Fundación Heritage[/caption]

Crimen y homicidios

Según la Organización Mundial de Salud, un homicidio es la muerte de un ser humano causada por otro con intención de provocar la muerte o lesiones graves. Al año 2012, entre 194 países investigados entre los peor ubicados está Venezuela en el lugar 193, solo le supera Honduras.
Los países más violentos del mundo.


[caption id="attachment_14209" align="aligncenter" width="676"]DoingB4 Fuente: Estudio global sobre los homicidios - Organización Mundial de la Salud[/caption]
De manera concluyente Venezuela se encuentra en los últimos lugares del mundo en estabilidad socioeconómica con la mayor inflación del mundo, en un ambiente poco propicio para el emprendimiento, con escasas libertades económicas, con una percepción como uno de los países con mayor corrupción y más violencia, es un país en severa crisis civilizatoria.




Audio sobre el tema:
[audio http://mx.ivoox.com/es/caos-economico-venezuela-su-documentacion_md_11948352_wp_1.mp3] Ir a descargar

Clase media venezolana y su vía crusis

La clase media inició su calvario hacia el Gólgota hace tiempo, podemos ubicar su inicio durante el primer gobierno del Doctor Rafael Caldera, a partir de allí le llegó la hora de ir enfrentando el más poderoso enemigo de un clase media: la inflación, con sus alzas y sus bajas ese fenómeno se hizo endémico, hasta alcanzar el nivel de deterioro de una inflación galopante: más de 30 años promediando una inflación de dos dígitos, tres últimos años con unos niveles cercanos a 100% de inflación anual, 575 % de pérdida de poder adquisitivo en 12 meses a nivel de canasta básica a abril de 2016, con una proyección de 780%, todo permanece a obscuras en medio de un férreo control de precios que no funciona, que diluye parte del encarecimiento en escasez atroz: búsqueda de lo que no se encuentra, tiempo muerto en colas, riesgo de seguridad para al final tener muchas angustias, ansiedad, postración, desesperanza y pocos bienes.

Hemos presentado a lo largo de estos dos últimos años un conjunto de escritos relacionados con el tema:


Hay un toque de queda informal y efectivo, hemos cambiado desde la hora de llegada a casa hasta el horario de trabajo, la rutina de cumplimiento de los oficios religiosos ya no es la misma, las iglesias en muchas ciudades no ofrecen servicios después de las 5 pm.

El gobierno ha sido eficaz en la administración de la inseguridad, está arreciando la represión a extremos jamás vistos en Venezuela. Ni la sagrada de Gómez, ni la Seguridad Nacional, tuvieron el desenfreno en las agresiones físicas y psicológicas. No suficiente con el desastre, cunde por todas partes el pillaje, la inseguridad y saqueos, donde confluyen la delincuencia común y la organizada.

La clase media ha sido despojada de los recursos materiales e intangibles que le caracterizan como tal. Su vida ha cargado con todo el peso de la arbitrariedad del socialismo. No tiene acceso a mercados populares, ha sido expulsada de sus espacios naturales de compra, no puede evadir el pago de tributos y de los servicios públicos. La clase media paga rigurosamente un mal servicio eléctrico a pesar de la precariedad e intermitencia de los mismos y de los daños que causa el mal servicio en el equipamiento del hogar y de las empresas

La clase media venezolana fue decisiva en la llegada electoral de sus verdugos al poder: Chávez y el socialismo del siglo XXI. Y luego, la guinda que le faltaba a la torta, para completar su suicidio, fue la abstención en elecciones legislativas del 2005 que le regaló todo el poder absoluto al gobierno.

Hay que alertar que sin organización, sin resistencia pacífica activa, sin proyecto de país, ni plan de reformas institucionales, la anarquía la terminará de extinguir.

Los grandes movimientos de resistencia pacífica activa jamás promovieron, ni justificaron la barbarie, sus luchas fueron por el rescate de la civilidad, no del bochinche y la anarquía, se desconoce históricamente algún sitio donde el vandalismo haya concluido en un resultado feliz. Una movilización autentica tiene por propósito el rescate del estado de derecho, de las instituciones, no su negación.

Por lo menos hay que tener algo de sensatez en lo que se hace, no sea que se colabore con el régimen sin quererlo. Por ejemplo, hay que divulgar solo aquello de fuente comprobada.

Plan de Reformas Económicas e Institucionales para Venezuela - Tercera parte

En esta última parte trataremos los contenidos referidos al equilibrio microeconómico, a la prospectiva y la exploración del futuro y al plan de reformas económicas e institucionales como alternativa.


Equilibrio microeconómico

Equilibrio microeconómico y las asimetrías de información.

Controles variables resultado: precios, intereses, ocupación y tasa de cambio.

La información asimétrica en la formulación de política económica surge cuando permite que alguna de las partes que intervienen en una transacción o relación contractual, maneje un tipo de información que la otra parte no dispone, dando origen a la aparición de comportamientos oportunistas en relación con:


  • Primero, la toma de decisiones económicas, en la formación de precios de los bienes y servicios;
  • Segundo, el conflicto entre quien administra la norma y quienes son sus sujetos de control.

El interés en materia de regulaciones derivadas de la información asimétrica se debe a la preocupación sobre el cómo la política económica da lugar al abuso interesado del poder discrecional. Esta discrecionalidad es la que se encuentra en el origen de:


  • Primero, los males públicos como la aparición de mercados negros;
  • Segundo, la extracción de rentas oportunistas;
  • Tercero, la corrupción.

Cuando una política económica no anticipa esas posibilidades, surgen conflictos entre quienes compran y venden bienes y servicios, entre los funcionarios que administran y toda la cadena burocrática que asegura la puesta en práctica de la norma, el resultado más visible de estas ineficiencias se manifiestan en precios más altos, escasez, desviación de recursos productivos hacia actividades que destruyen valor.

Los conflictos surgen fundamentalmente como consecuencia de la asimetría informativa que se produce entre los individuos cercanos al poder por filiación política o económica y el común de los ciudadanos excluidos por la aplicación rigurosa y sesgada de la norma.

Los que poseen filiación política cercana con el gobierno, debido a su proximidad ideológica con los ejecutores de la política, están mejor informados y tienen un canal de acceso más directo con los funcionarios. Esto les sitúa en una posición ventajosa respecto al resto que no tiene relación interesada con funcionarios en cargos de responsabilidad en la administración pública, de los cuales no reciben información en tiempo real y a través de los cuales resultan injustamente excluidos.


Las asimetrías de información originadas por un cambio preferencial para líneas de productos considerados esenciales.

[caption id="attachment_14145" align="aligncenter" width="921"]PREI7 Asimetrías por ausencia de evaluación previa de impacto.[/caption]

El tratamiento de los problemas de información asimétrica mediante el análisis previo de impacto regulatorio pretende eliminar los efectos de ésta sobre el mercado mediante distintas medidas paliativas como son las siguientes:


  • Primero, el establecimiento de mecanismos de vigilancia y control a través de la actuación transversal de los poderes públicos con independencia, autonomía y legitimidad, que eviten conflictos de interés y abuso del poder discrecional por parte de los administradores de la norma.
  • Segundo, la simplificación y la optimización de la norma a través de sistemas de incentivos adecuados diseñados en función del comportamiento anticipado de los agentes económicos, en concordancia con el análisis costo / beneficio de la administración de la norma.
  • Tercero, el aseguramiento en la provisión de información perfecta sobre los mercados objetivo sin exclusión de ninguna naturaleza.

En el caso que hemos tomado como referencia, las posibilidades de evitar los incentivos perversos derivados de controles diferenciales del tipo de cambio, son imposibles de alcanzar, pues la única forma de cumplir con la condición de información perfecta o casi perfecta y de eliminación del poder discrecional que otorga la norma a los funcionarios, es la sustitución del control de cambios diferenciales por un sistema de un cambio único.


Asimetrías de  información por inexistencia e insuficiencia de información oficial.

Los problemas de información asimétrica en nuestro país son frecuentemente obviados en el diagnóstico de la profunda crisis institucional que vive el país, como también está ausente la evaluación de impacto de las extensas y variadas formas de regulaciones de la vida económica y social en el país. Se hace necesario el conocimiento de las secuencias e interrelaciones que surgen con motivo de esas debilidades institucionales.

Se requiere eliminar los efectos de esas perversiones sobre los mercados de bienes, servicios y de otras variables resultados mediante distintas medidas paliativas, que van desde el establecimiento de mecanismos no discrecionales de vigilancia y control hasta el diseño de sistemas de incentivos adecuados para garantizar una condición de información transparente, libre de la posibilidad de comportamientos oportunistas por parte de individualidades o grupos de interés.

Uno de los males públicos producto de la política económica en Venezuela es la ausencia de información oficial no sesgada y oportuna que propagan y multiplican otro de los males de los controles de las variables resultado: los mercados negros.



[caption id="attachment_14146" align="aligncenter" width="921"]PREI8 Asimetría por información oficial insuficiente o inexistente[/caption]

A los efectos directos de las asimetrías de información que dan lugar a sobreprecios en toda la cadena de valor de producción de bienes y servicios hay que añadir la esterilización de fondos que pudieron ser aplicados en la producción de bienes y servicios, los cuales se diluyen en los costos de transacción originados por la multitud de procesos y oficios que destruyen valor como lo son las cadenas informales que operan bajo el manto protector de los mercados negros.


¿Por qué los ajustes sin Reforma Económica e Institucional son insuficientes?

Siempre se nos dice a los economistas que criticamos y no proponemos, adelantándonos al planteamiento reflexionaremos, para finalizar, manifestando que existen opciones, entre ellas opinaremos sobre la que consideramos más seria desde el punto de vista económico y mostraremos nuestra propia percepción. Este análisis está formulado en términos de viabilidad política, pues coincidimos con la idea de realizar reformas económicas y sobre la necesidad de reformas institucionales previas



[caption id="attachment_14147" align="aligncenter" width="851"]PREI9 "Estanflación" bajo ajustes sin reformas económicas e institucionales[/caption]

Creemos que el momento no admite el tipo de ajustes parciales de naturaleza macroeconómica que se acompaña de un epistolario de buenas intenciones de acuerdos entre el Gobierno y gente que no representa a la mayoría de los venezolanos. De esa manera abonamos el camino de una mayor pobreza.

En una crisis de múltiples connotaciones, no únicamente económica, sino también, moral, ética y política, además con una necesidad, que no admite retraso, de crecimiento económico, de acumulación de capital, no se puede pensar en otra alternativa que recurrir al ahorro externo, en forma de inversiones extranjeras y abaratando el crédito internacional. Ahora, no olvidemos que el capital necesita confianza y que fluye hacia donde existe seguridad, estado de derecho, éstos solo se restituyen y mejoran:


Primero, cuando existen instituciones públicas autónomas, independientes y bien sustentadas democráticamente.

Segundo, cuando la política económica no da lugar a asimetrías de información, a incentivos perversos o abuso de poder discrecional. De allí la importancia de la evaluación previa de impacto regulatorio para evitar los males públicos como corrupción y desviación de bienestar hacia individualidades o grupos, cuyos intereses no son los del país.

Definitivamente, reiteramos los funcionarios públicos, comenzando por el Presidente, tienen que ser servidores públicos, con el mínimo poder necesario para ejercer sus funciones, sin menosprecio al servicio de ornato, cuido y mantenimiento de los edificios. Los gerentes públicos son una suerte de conserjes que administran transitoriamente los recursos de la Nación y no son los dueños de una hacienda, son simplemente administradores temporales de la Hacienda Pública, no propietarios de un fundo llamado Venezuela.


La prospectiva  y laexploración del futuro.

Esquema de análisis: Entre la antifragilidad y el caos socioeconómico de Venezuela

Propósito

Formularemos un diagrama de los factores clave en la explicación de las opciones de futuro para Venezuela, en forma de secuencias sencillas de cadenas de eventos entre dos escenarios, uno llamado “La antifragilidad” [1] conducente a un sistema autoregulador de sus equilibrios económicos, políticos y sociales, que representa un estado futuro deseable y posible. Otro denominado “El caos económico” que representa el estado actual de circunstancias.

La “antifragilidad” es un concepto para definir un sistema que mejora ante las situaciones que podrían destruirlo y que posee la propiedad de autoregulación que le permite asegurar los equilibrios económicos, políticos y sociales, en sistemas dinámicos e inestables. Es la vía para un país que necesita innovar de manera continua e intensa, en un contexto donde la escasez será el signo de lo que viene. La renta petrolera es y será insuficiente para una transición económica, se requiere una cultura frugal, es la denominada “innovación frugal” [2]. Sobre el tema se puede consultar “Aspectos críticos cualitativos sobre las perspectivas 2015-16 de Venezuela” [3].

El “caos económico” es el contexto de desenvolvimiento actual de Venezuela, bajo una utopía de ingeniería social de control de las variables resultado: precios, tasa de interés, tipo de cambio, tasa de desocupación y crecimiento por la vía de las regulaciones extremas de la planificación central.

La pretensión de control en Venezuela ha supuesto la pérdida de la autonomía, independencia y legitimidad de los poderes públicos. También la proliferación de regulaciones con incentivos perversos y asimetrías de información que han destruido la eficiencia de los mercados en Venezuela, en favor de extractores de renta que disfrutan de las ventajas de poseer privilegios derivados del poder discrecional y de información privilegiada.

Vivimos en zozobra institucional con una pérdida de confianza extrema, solo al final de cualquier actividad es que aparece la certeza sobre la actuación del régimen. Está ausente esa coloquial “palabra de honor” que sellaba sin testigos, ni papel que habría de ser de fiel cumplimiento. Ojalá se pueda bajar a la economía del “economicismo”.


El esquema

[caption id="attachment_14149" align="aligncenter" width="900"]PREI10 Escenario "antifragilidad"[/caption]

[caption id="attachment_14151" align="aligncenter" width="919"]PREI11 Escenario "Caos económico"[/caption]

“Plan de Reformas Económicas e Institucionales” versus “Decreto de Emergencia Económica”

La propuesta de un “Plan de Reformas Económicas e Institucionales” como alternativa al “Decreto de Emergencia Económica”.

La agenda de la oposición en la Asamblea Nacional tiene que escapar al dilema de la llamada “emergencia económica”, hay que divulgar los temas cruciales y hacer una propuesta integral, un “Plan de Reformas Económicas e Institucionales”. No se debe confundir medidas, con ajuste y menos con reformas, en este momento, ni medidas aisladas, ni ajustes macroeconómicos resuelven nada por si mismos, sin reformas de orden institucional y sin consideraciones conjeturales microeconómicas no es posible superar la crisis. Hay que tener un nuevo relato libre de falacias y manipulaciones, una estrategia que deje en evidencia cualquier intento propagandístico distorsionado de la realidad.

Es conveniente formular una estrategia comunicacional de información sobre la gravedad de la crisis del país y la necesidad de apoyo internacional para generar un clima de confianza que permita la captación de fondos externos ante la insuficiencia estructural de generación de ahorros de Venezuela. No se puede continuar en los medios y en las redes sociales banalizando la realidad con “comicidades” o con análisis de la realidad como si los problemas se resuelven con gritos, excentricidades o con hipotéticas luchas épicas y contrapunteos folclóricos. Es imperioso el logro de un amplio consenso nacional alrededor de un “Plan de Reformas Económicas e Institucionales” como alternativa a un simple “Decreto de Emergencia Económica”. Se agota el tiempo para someter la inminencia de una crisis hospitalaria y alimentaria.

El plan comprendería los siguientes aspectos críticos socioeconómicos del país.


Propuesta microeconómica.

  • La revisión y simplificación del marco regulatorio en función del impacto anticipado sobre el mercado: un proceso profundo de reformas institucionales y económicas que liberen a la economía venezolana de la asfixia regulatoria y de sus incentivos perversos. Es la manera de asegurar políticas económicas que reduzcan cualquier posibilidad de aprovechamiento de las mismas por parte de los administradores y de cualquier grupo de interés, es decir estar libres de incentivos perversos, sin que existan asimetrías de información que afecten la eficiencia del mercado. Sus propósitos son:
    • Eliminar los incentivos a la apropiación de rentas por la vía de mercados negros;
    • Sincerar los precios de los mercados controlados y estímulo a la competencia;
    • Crear incentivos no perversos a la producción nacional.
  • La creación de poder integrador a través de incentivos para la formación del capital social, sus propósitos son:
    • Incrementar los mecanismos de rendición de cuentas de las instituciones públicas;
    • Proveer espacios para una interacción eficaz entre lo público y lo privado para el diseño, implementación y seguimiento de la producción de los bienes y servicios públicos;
    • Invertir en la ciudadanía a través de la educación;
    • Crear una cultura de la información;
    • Invertir en la capacidad organizacional de los pobres, especialmente en aspectos vinculantes y participativos;
    • Desarrollar prácticas de mercado que favorezcan a los pobres.
[caption id="attachment_14153" align="aligncenter" width="881"]PREI12 Equilibrio microeconómico[/caption]

Propuesta institucional.

  • El logro de la legitimidad, autonomía e independencia de los poderes públicos: hay que activar mecanismos de renovación de los otros poderes públicos. Es imperioso liberar la economía de mercado de modo que se reduzca la dependencia de cualquier forma de extracción de renta del petróleo o del narcotráfico, su propósito es:
    • Reducción drástica de los incentivos favorables a la corrupción.
  • El aseguramiento de la autonomía, la independencia y legitimación de las instituciones económicas como el Banco Central de Venezuela, el Instituto Nacional de Estadísticas, de manera que se puedan restablecer los equilibrios macroeconómicos a nivel fiscal, monetario y de pagos internacionales, su propósito es:
    • Restablecimiento de la confianza necesaria para la captación de ahorro nacional e internacional y así sostener la acumulación de capital y el crecimiento económico.
[caption id="attachment_14154" align="aligncenter" width="921"]PREI13 Equilibrio institucional[/caption]

Propuesta macroeconómica.

  • El restablecimiento de los equilibrios macroeconómicos, de manera de estabilizar la economía venezolana, creando mecanismos auto reguladores que permitan la estabilidad de precios, de la tasa de cambio, del empleo y el crecimiento, la transición hacia los mecanismos auto reguladores son:
    • Unificación de la tasa de cambio del mercado regulado con un valor cercano al deterioro del Índice Nacional de Precios, ajustado por el Índice de Precios Ponderado de los países con quienes se tiene el mayor valor de comercio internacional, tomando como base el año mas reciente durante el cual el tipo de cambio fue libre. Y otro fluctuante con intervención indirecta del Banco Central de Venezuela.
    • Legitimación de un mercado de divisas con observación e intervención indirecta del Banco Central de Venezuela para asegurar una banda de fluctuación. Objetivo: eliminación del contrabando, de mercados paralelos, reducción de la extracción de rentas
    • Equilibrio fiscal: adopción de reglas anti cíclicas de equilibrio fiscal con reajuste gradual del gasto público hacia la inversión pública y en apoyo al crecimiento económico;
    • Restitución de los derechos de propiedad de empresas sometidas a procedimientos arbitrarios de expropiación.
    • Democratización del capital: establecimiento de un mercado de capitales y de generación de ahorro familiar mediante la adquisición de propiedad accionaria en empresas públicas manufactureras ineficientes.
[caption id="attachment_14154" align="aligncenter" width="921"]PREI13 Equilibrio institucional[/caption]

[caption id="attachment_14155" align="aligncenter" width="881"]PREI14 Equilibrios macroeconómicos.[/caption]

La agenda debe sumar la mayor representatividad posible y someterse a la consideración de las Academias de Ciencias, de los gremios laborales y económicos y  de las Universidades Autónomas.

Toda vez que exista una agenda consensual se somete a los organismos financieros internacionales para el financiamiento del programa de reformas y transición económica.


Audio sobre el tema.


[audio http://mx.ivoox.com/es/plan-reformas-economicas-e-institucionales-para-venezuela_md_11865754_wp_1.mp3] Ir a descargar



[1] Antifragilidad es una categoría desarrollada por el profesor Nassim Taleb,  en su libro, Antifragilidad: las cosas que se benefician del desorden. Hace referencia a los sistemas que aumentan en capacidad, resistencia o robustez como consecuencia de errores, defectos, ataques, o fracasos.  Como Taleb explica en su libro, la antifragilidad es fundamentalmente diferente de los conceptos de resiliencia (es decir, la capacidad de recuperarse de errores) y la robustez (esto es, la capacidad de resistir el fracaso). El concepto se ha aplicado en el análisis de riesgos. Hay cosas que crecen especialmente cuando se exponen al azar, al riesgo y a la volatilidad (como los emprendedores) y en una sociedad donde creemos que al eliminar el riesgo, también eliminamos esa capacidad de respuesta que es en realidad el núcleo de progreso de cualquier época. Nassim Nicholas Taleb (2012). Antifragile: Things That Gain from Disorder. Random House.  ISBN 9781400067824.

[2] La innovación frugal es el proceso de reducción de la complejidad y del costo de un bien. Por lo general, esto se refiere a la eliminación de las características no sustanciales de un bien duradero. Es el diseño de productos de mayor durabilidad (eliminación de la obsolescencia programada), donde se utilizan canales de distribución no convencionales, que acercan la demanda y la oferta. http://www.frugal-innovation.com/research-summary/

[3] http://prosprev.com/2015/09/10/aspectos-criticos-cualitativos-sobre-las-perspectivas-2015-16-de-venezuela/

Plan de Reformas Económicas e Institucionales para Venezuela - Tercera parte

En esta última parte trataremos los contenidos referidos al equilibrio microeconómico, a la prospectiva y la exploración del futuro y al plan de reformas económicas e institucionales como alternativa.


Equilibrio microeconómico

Equilibrio microeconómico y las asimetrías de información.

Controles variables resultado: precios, intereses, ocupación y tasa de cambio.

La información asimétrica en la formulación de política económica surge cuando permite que alguna de las partes que intervienen en una transacción o relación contractual, maneje un tipo de información que la otra parte no dispone, dando origen a la aparición de comportamientos oportunistas en relación con:


  • Primero, la toma de decisiones económicas, en la formación de precios de los bienes y servicios;
  • Segundo, el conflicto entre quien administra la norma y quienes son sus sujetos de control.

El interés en materia de regulaciones derivadas de la información asimétrica se debe a la preocupación sobre el cómo la política económica da lugar al abuso interesado del poder discrecional. Esta discrecionalidad es la que se encuentra en el origen de:


  • Primero, los males públicos como la aparición de mercados negros;
  • Segundo, la extracción de rentas oportunistas;
  • Tercero, la corrupción.

Cuando una política económica no anticipa esas posibilidades, surgen conflictos entre quienes compran y venden bienes y servicios, entre los funcionarios que administran y toda la cadena burocrática que asegura la puesta en práctica de la norma, el resultado más visible de estas ineficiencias se manifiestan en precios más altos, escasez, desviación de recursos productivos hacia actividades que destruyen valor.

Los conflictos surgen fundamentalmente como consecuencia de la asimetría informativa que se produce entre los individuos cercanos al poder por filiación política o económica y el común de los ciudadanos excluidos por la aplicación rigurosa y sesgada de la norma.

Los que poseen filiación política cercana con el gobierno, debido a su proximidad ideológica con los ejecutores de la política, están mejor informados y tienen un canal de acceso más directo con los funcionarios. Esto les sitúa en una posición ventajosa respecto al resto que no tiene relación interesada con funcionarios en cargos de responsabilidad en la administración pública, de los cuales no reciben información en tiempo real y a través de los cuales resultan injustamente excluidos.


Las asimetrías de información originadas por un cambio preferencial para líneas de productos considerados esenciales.

[caption id="attachment_14145" align="aligncenter" width="921"]PREI7 Asimetrías por ausencia de evaluación previa de impacto.[/caption]

El tratamiento de los problemas de información asimétrica mediante el análisis previo de impacto regulatorio pretende eliminar los efectos de ésta sobre el mercado mediante distintas medidas paliativas como son las siguientes:


  • Primero, el establecimiento de mecanismos de vigilancia y control a través de la actuación transversal de los poderes públicos con independencia, autonomía y legitimidad, que eviten conflictos de interés y abuso del poder discrecional por parte de los administradores de la norma.
  • Segundo, la simplificación y la optimización de la norma a través de sistemas de incentivos adecuados diseñados en función del comportamiento anticipado de los agentes económicos, en concordancia con el análisis costo / beneficio de la administración de la norma.
  • Tercero, el aseguramiento en la provisión de información perfecta sobre los mercados objetivo sin exclusión de ninguna naturaleza.

En el caso que hemos tomado como referencia, las posibilidades de evitar los incentivos perversos derivados de controles diferenciales del tipo de cambio, son imposibles de alcanzar, pues la única forma de cumplir con la condición de información perfecta o casi perfecta y de eliminación del poder discrecional que otorga la norma a los funcionarios, es la sustitución del control de cambios diferenciales por un sistema de un cambio único.


Asimetrías de  información por inexistencia e insuficiencia de información oficial.

Los problemas de información asimétrica en nuestro país son frecuentemente obviados en el diagnóstico de la profunda crisis institucional que vive el país, como también está ausente la evaluación de impacto de las extensas y variadas formas de regulaciones de la vida económica y social en el país. Se hace necesario el conocimiento de las secuencias e interrelaciones que surgen con motivo de esas debilidades institucionales.

Se requiere eliminar los efectos de esas perversiones sobre los mercados de bienes, servicios y de otras variables resultados mediante distintas medidas paliativas, que van desde el establecimiento de mecanismos no discrecionales de vigilancia y control hasta el diseño de sistemas de incentivos adecuados para garantizar una condición de información transparente, libre de la posibilidad de comportamientos oportunistas por parte de individualidades o grupos de interés.

Uno de los males públicos producto de la política económica en Venezuela es la ausencia de información oficial no sesgada y oportuna que propagan y multiplican otro de los males de los controles de las variables resultado: los mercados negros.



[caption id="attachment_14146" align="aligncenter" width="921"]PREI8 Asimetría por información oficial insuficiente o inexistente[/caption]

A los efectos directos de las asimetrías de información que dan lugar a sobreprecios en toda la cadena de valor de producción de bienes y servicios hay que añadir la esterilización de fondos que pudieron ser aplicados en la producción de bienes y servicios, los cuales se diluyen en los costos de transacción originados por la multitud de procesos y oficios que destruyen valor como lo son las cadenas informales que operan bajo el manto protector de los mercados negros.


¿Por qué los ajustes sin Reforma Económica e Institucional son insuficientes?

Siempre se nos dice a los economistas que criticamos y no proponemos, adelantándonos al planteamiento reflexionaremos, para finalizar, manifestando que existen opciones, entre ellas opinaremos sobre la que consideramos más seria desde el punto de vista económico y mostraremos nuestra propia percepción. Este análisis está formulado en términos de viabilidad política, pues coincidimos con la idea de realizar reformas económicas y sobre la necesidad de reformas institucionales previas



[caption id="attachment_14147" align="aligncenter" width="851"]PREI9 "Estanflación" bajo ajustes sin reformas económicas e institucionales[/caption]

Creemos que el momento no admite el tipo de ajustes parciales de naturaleza macroeconómica que se acompaña de un epistolario de buenas intenciones de acuerdos entre el Gobierno y gente que no representa a la mayoría de los venezolanos. De esa manera abonamos el camino de una mayor pobreza.

En una crisis de múltiples connotaciones, no únicamente económica, sino también, moral, ética y política, además con una necesidad, que no admite retraso, de crecimiento económico, de acumulación de capital, no se puede pensar en otra alternativa que recurrir al ahorro externo, en forma de inversiones extranjeras y abaratando el crédito internacional. Ahora, no olvidemos que el capital necesita confianza y que fluye hacia donde existe seguridad, estado de derecho, éstos solo se restituyen y mejoran:


Primero, cuando existen instituciones públicas autónomas, independientes y bien sustentadas democráticamente.

Segundo, cuando la política económica no da lugar a asimetrías de información, a incentivos perversos o abuso de poder discrecional. De allí la importancia de la evaluación previa de impacto regulatorio para evitar los males públicos como corrupción y desviación de bienestar hacia individualidades o grupos, cuyos intereses no son los del país.

Definitivamente, reiteramos los funcionarios públicos, comenzando por el Presidente, tienen que ser servidores públicos, con el mínimo poder necesario para ejercer sus funciones, sin menosprecio al servicio de ornato, cuido y mantenimiento de los edificios. Los gerentes públicos son una suerte de conserjes que administran transitoriamente los recursos de la Nación y no son los dueños de una hacienda, son simplemente administradores temporales de la Hacienda Pública, no propietarios de un fundo llamado Venezuela.


La prospectiva  y laexploración del futuro.

Esquema de análisis: Entre la antifragilidad y el caos socioeconómico de Venezuela

Propósito

Formularemos un diagrama de los factores clave en la explicación de las opciones de futuro para Venezuela, en forma de secuencias sencillas de cadenas de eventos entre dos escenarios, uno llamado “La antifragilidad” [1] conducente a un sistema autoregulador de sus equilibrios económicos, políticos y sociales, que representa un estado futuro deseable y posible. Otro denominado “El caos económico” que representa el estado actual de circunstancias.

La “antifragilidad” es un concepto para definir un sistema que mejora ante las situaciones que podrían destruirlo y que posee la propiedad de autoregulación que le permite asegurar los equilibrios económicos, políticos y sociales, en sistemas dinámicos e inestables. Es la vía para un país que necesita innovar de manera continua e intensa, en un contexto donde la escasez será el signo de lo que viene. La renta petrolera es y será insuficiente para una transición económica, se requiere una cultura frugal, es la denominada “innovación frugal” [2]. Sobre el tema se puede consultar “Aspectos críticos cualitativos sobre las perspectivas 2015-16 de Venezuela” [3].

El “caos económico” es el contexto de desenvolvimiento actual de Venezuela, bajo una utopía de ingeniería social de control de las variables resultado: precios, tasa de interés, tipo de cambio, tasa de desocupación y crecimiento por la vía de las regulaciones extremas de la planificación central.

La pretensión de control en Venezuela ha supuesto la pérdida de la autonomía, independencia y legitimidad de los poderes públicos. También la proliferación de regulaciones con incentivos perversos y asimetrías de información que han destruido la eficiencia de los mercados en Venezuela, en favor de extractores de renta que disfrutan de las ventajas de poseer privilegios derivados del poder discrecional y de información privilegiada.

Vivimos en zozobra institucional con una pérdida de confianza extrema, solo al final de cualquier actividad es que aparece la certeza sobre la actuación del régimen. Está ausente esa coloquial “palabra de honor” que sellaba sin testigos, ni papel que habría de ser de fiel cumplimiento. Ojalá se pueda bajar a la economía del “economicismo”.


El esquema

[caption id="attachment_14149" align="aligncenter" width="900"]PREI10 Escenario "antifragilidad"[/caption]

[caption id="attachment_14151" align="aligncenter" width="919"]PREI11 Escenario "Caos económico"[/caption]

“Plan de Reformas Económicas e Institucionales” versus “Decreto de Emergencia Económica”

La propuesta de un “Plan de Reformas Económicas e Institucionales” como alternativa al “Decreto de Emergencia Económica”.

La agenda de la oposición en la Asamblea Nacional tiene que escapar al dilema de la llamada “emergencia económica”, hay que divulgar los temas cruciales y hacer una propuesta integral, un “Plan de Reformas Económicas e Institucionales”. No se debe confundir medidas, con ajuste y menos con reformas, en este momento, ni medidas aisladas, ni ajustes macroeconómicos resuelven nada por si mismos, sin reformas de orden institucional y sin consideraciones conjeturales microeconómicas no es posible superar la crisis. Hay que tener un nuevo relato libre de falacias y manipulaciones, una estrategia que deje en evidencia cualquier intento propagandístico distorsionado de la realidad.

Es conveniente formular una estrategia comunicacional de información sobre la gravedad de la crisis del país y la necesidad de apoyo internacional para generar un clima de confianza que permita la captación de fondos externos ante la insuficiencia estructural de generación de ahorros de Venezuela. No se puede continuar en los medios y en las redes sociales banalizando la realidad con “comicidades” o con análisis de la realidad como si los problemas se resuelven con gritos, excentricidades o con hipotéticas luchas épicas y contrapunteos folclóricos. Es imperioso el logro de un amplio consenso nacional alrededor de un “Plan de Reformas Económicas e Institucionales” como alternativa a un simple “Decreto de Emergencia Económica”. Se agota el tiempo para someter la inminencia de una crisis hospitalaria y alimentaria.

El plan comprendería los siguientes aspectos críticos socioeconómicos del país.


Propuesta microeconómica.

  • La revisión y simplificación del marco regulatorio en función del impacto anticipado sobre el mercado: un proceso profundo de reformas institucionales y económicas que liberen a la economía venezolana de la asfixia regulatoria y de sus incentivos perversos. Es la manera de asegurar políticas económicas que reduzcan cualquier posibilidad de aprovechamiento de las mismas por parte de los administradores y de cualquier grupo de interés, es decir estar libres de incentivos perversos, sin que existan asimetrías de información que afecten la eficiencia del mercado. Sus propósitos son:
    • Eliminar los incentivos a la apropiación de rentas por la vía de mercados negros;
    • Sincerar los precios de los mercados controlados y estímulo a la competencia;
    • Crear incentivos no perversos a la producción nacional.
  • La creación de poder integrador a través de incentivos para la formación del capital social, sus propósitos son:
    • Incrementar los mecanismos de rendición de cuentas de las instituciones públicas;
    • Proveer espacios para una interacción eficaz entre lo público y lo privado para el diseño, implementación y seguimiento de la producción de los bienes y servicios públicos;
    • Invertir en la ciudadanía a través de la educación;
    • Crear una cultura de la información;
    • Invertir en la capacidad organizacional de los pobres, especialmente en aspectos vinculantes y participativos;
    • Desarrollar prácticas de mercado que favorezcan a los pobres.
[caption id="attachment_14153" align="aligncenter" width="881"]PREI12 Equilibrio microeconómico[/caption]

Propuesta institucional.

  • El logro de la legitimidad, autonomía e independencia de los poderes públicos: hay que activar mecanismos de renovación de los otros poderes públicos. Es imperioso liberar la economía de mercado de modo que se reduzca la dependencia de cualquier forma de extracción de renta del petróleo o del narcotráfico, su propósito es:
    • Reducción drástica de los incentivos favorables a la corrupción.
  • El aseguramiento de la autonomía, la independencia y legitimación de las instituciones económicas como el Banco Central de Venezuela, el Instituto Nacional de Estadísticas, de manera que se puedan restablecer los equilibrios macroeconómicos a nivel fiscal, monetario y de pagos internacionales, su propósito es:
    • Restablecimiento de la confianza necesaria para la captación de ahorro nacional e internacional y así sostener la acumulación de capital y el crecimiento económico.
[caption id="attachment_14154" align="aligncenter" width="921"]PREI13 Equilibrio institucional[/caption]

Propuesta macroeconómica.

  • El restablecimiento de los equilibrios macroeconómicos, de manera de estabilizar la economía venezolana, creando mecanismos auto reguladores que permitan la estabilidad de precios, de la tasa de cambio, del empleo y el crecimiento, la transición hacia los mecanismos auto reguladores son:
    • Unificación de la tasa de cambio del mercado regulado con un valor cercano al deterioro del Índice Nacional de Precios, ajustado por el Índice de Precios Ponderado de los países con quienes se tiene el mayor valor de comercio internacional, tomando como base el año mas reciente durante el cual el tipo de cambio fue libre. Y otro fluctuante con intervención indirecta del Banco Central de Venezuela.
    • Legitimación de un mercado de divisas con observación e intervención indirecta del Banco Central de Venezuela para asegurar una banda de fluctuación. Objetivo: eliminación del contrabando, de mercados paralelos, reducción de la extracción de rentas
    • Equilibrio fiscal: adopción de reglas anti cíclicas de equilibrio fiscal con reajuste gradual del gasto público hacia la inversión pública y en apoyo al crecimiento económico;
    • Restitución de los derechos de propiedad de empresas sometidas a procedimientos arbitrarios de expropiación.
    • Democratización del capital: establecimiento de un mercado de capitales y de generación de ahorro familiar mediante la adquisición de propiedad accionaria en empresas públicas manufactureras ineficientes.
[caption id="attachment_14154" align="aligncenter" width="921"]PREI13 Equilibrio institucional[/caption]

[caption id="attachment_14155" align="aligncenter" width="881"]PREI14 Equilibrios macroeconómicos.[/caption]

La agenda debe sumar la mayor representatividad posible y someterse a la consideración de las Academias de Ciencias, de los gremios laborales y económicos y  de las Universidades Autónomas.

Toda vez que exista una agenda consensual se somete a los organismos financieros internacionales para el financiamiento del programa de reformas y transición económica.


Audio sobre el tema.


[audio http://mx.ivoox.com/es/plan-reformas-economicas-e-institucionales-para-venezuela_md_11865754_wp_1.mp3] Ir a descargar



[1] Antifragilidad es una categoría desarrollada por el profesor Nassim Taleb,  en su libro, Antifragilidad: las cosas que se benefician del desorden. Hace referencia a los sistemas que aumentan en capacidad, resistencia o robustez como consecuencia de errores, defectos, ataques, o fracasos.  Como Taleb explica en su libro, la antifragilidad es fundamentalmente diferente de los conceptos de resiliencia (es decir, la capacidad de recuperarse de errores) y la robustez (esto es, la capacidad de resistir el fracaso). El concepto se ha aplicado en el análisis de riesgos. Hay cosas que crecen especialmente cuando se exponen al azar, al riesgo y a la volatilidad (como los emprendedores) y en una sociedad donde creemos que al eliminar el riesgo, también eliminamos esa capacidad de respuesta que es en realidad el núcleo de progreso de cualquier época. Nassim Nicholas Taleb (2012). Antifragile: Things That Gain from Disorder. Random House.  ISBN 9781400067824.

[2] La innovación frugal es el proceso de reducción de la complejidad y del costo de un bien. Por lo general, esto se refiere a la eliminación de las características no sustanciales de un bien duradero. Es el diseño de productos de mayor durabilidad (eliminación de la obsolescencia programada), donde se utilizan canales de distribución no convencionales, que acercan la demanda y la oferta. http://www.frugal-innovation.com/research-summary/

[3] http://prosprev.com/2015/09/10/aspectos-criticos-cualitativos-sobre-las-perspectivas-2015-16-de-venezuela/

Plan de Reformas Económicas e Institucionales para Venezuela – Segunda parte

En esta sección trataremos los contenidos relacionados con los llamados equilibrios macroeconómicos y su rol en la estabilidad económica.


Equilibrios Macroeconómicos.


Sobre el primer equilibrio monetario: el ajuste de pagos internacionales.


Ante el desorden cambiario y la mala praxis gubernamental en Venezuela


Los responsables de formular políticas económicas en Venezuela, continúan mostrando la más grande ignorancia en materia económica, como lo es el intento de amordazar el mercado desde el control de variables resultado.

La tasa de cambio es una variable resultado de la buena o mala gestión de la política económica del Gobierno, no se la puede controlar de manera directa, decretando su valor. El mercado de divisas bajo esquemas de control cambiario da lugar a mercados negros. El desorden cambiario no tiene otro responsable que el Gobierno.

La fijación del valor de transacción de cualquier mercancía depende de su escasez relativa, cualquier intento por fijar el precio, lejos de controlarlo lo hace difuso dando como resultado un valor superior al existente en un mercado libre y sin trabas.

El gobierno pretende que quienes buscan asegurar las operaciones de las empresas, registren como referencia de costo un valor diferente al que realmente les ha costado proveerse para importar. Es de una ignorancia supina pretender que se pueda sostener una empresa que esté obligada a vender sus productos por debajo del costo.


¿Qué debería hacer un Gobierno con un mínimo de sensatez?



Primero, unificar el mercado de divisas con un valor cercano al deterioro del Índice de Nacional de Precios, ajustado por el Índice de Precios Ponderados de los países con quienes se tiene el mayor valor de comercio internacional, tomando como base el año mas reciente durante el cual el tipo de cambio fue libre.

Segundo, permitir un mercado legítimo y libre de divisas, en el cual participaría el BCV ofertando y comprando divisas para evitar fluctuaciones extremas en ese mercado.

Tercero, suministrar toda la información estadística sobre la economía venezolana, desde el Índice Nacional de Precios al Consumidor, Balanza de Pagos hasta la de los detalles de las Cuentas Nacionales.

Cuarto, influir indirectamente sobre todos los mercados (de cambios, de precios de bienes y servicios, monetarios y laborales) a través de política económica con evaluación previa de impacto regulatorio, es decir que no de lugar a incentivos perversos por asimetrías de información o por actuación interesada de los administradores de la política económica.

Quinto, procurar el fortalecimiento institucional del país asegurando la existencia de poderes públicos independientes, autónomos y legítimos. En el caso del poder ejecutivo garantizando la no perpetuación en el poder del presidente y su gabinete.


¿Por qué es insuficiente un ajuste del tipo de cambio en ausencia de Reformas Económicas e Institucionales?


Los esquemas en los cuales la depreciación o la devaluación del tipo de cambio se quedan rezagadas con relación a la inflación, tienen por efecto la crisis comercial de la Balanza de Pagos, pues los productos de importados tienden a abaratarse en comparación con los nacionales. Como la historia lo confirma y también lo predice la teoría, mientras más se difiere el ajuste, más se deteriora la imagen internacional del país, es así como una segunda fuerza negativa se superpone a la crisis comercial, una débil cuenta de capitales y bajo aliciente para la captación de ahorros externos para la inversión interna.

Hay que entender que las políticas macroeconómicas de ajuste son respuestas coyunturales que tan solo permiten un respiro mientras se afinan  verdaderas estrategias económicas, políticas y sociales que den frente a los problemas de fondo del país. Que si no se logra el consenso, el apoyo, la sinergia y la movilización de la mayoría de los venezolanos en pro de un proyecto de país, las políticas de ajuste no resuelven, más bien agudizan el problema.

Es usual creer que al depreciar o devaluar el signo monetario se encarezcan las importaciones y se abaraten las exportaciones, es corriente escuchar en nuestro país que no es posible exportar productos no tradicionales porque la moneda está sobrevaluada, así de fácil se concluye que al aumentar lo exportado y disminuir lo importado se revierte la salida de divisas y se relanza el desarrollo económico. Sin embargo, este argumento tropieza con varios obstáculos:



Primero, los productos de exportación, en un mundo globalizado, tienen un componente importado, muchas veces  nada despreciable;

Segundo, los precios de los componentes nacionales a la larga se ajustan en alguna proporción de la depreciación. Peor aun, muchos productos con ventajas comparativas de costos, se ajustan de forma instantánea con el tipo de cambio, tal es el caso de los productos siderúrgicos en Venezuela. A la larga la depreciación requiere, luego de ajustes sucesivos de precios, nuevas depreciaciones.


[caption id="attachment_14130" align="alignnone" width="921"]PREI3 Secuencia "recesiva" e inflacionaria de una devaluación o depreciación sin reformas económicas e institucionales[/caption]
En países grandes estas medidas son mas eficaces ya que su gran volumen de comercio afecta los precios internacionales, cuando dejan de importar, los precios en el mercado mundial caen, con lo cual el costo de producir una unidad de poder adquisitivo extranjero también se reduce, es el caso de China en la explicación de la caída del precio del petróleo toda vez que redujo su volumen de comercio y de EEUU con el aumento de la producción petrolera. Para Venezuela en su condición de país pequeño esos efectos no existen.

Nuestra tesis es que este tipo de política –inevitable-  tiene menos efectividad en países como el nuestro, solo ofrecen un segundo aire, que tiene que ser sabiamente aprovechado para lanzar un verdadero proyecto de país por medio del concurso de todos los venezolanos y no como esta ocurriendo con una lucha fraticida, donde unos pocos quieren imponer a los demás, un proyecto político cargado de una ideología fracasada, de revanchismo, resentimiento y odios.

El único ganador con políticas de ajustes fundadas en el tipo de cambio resultan ser los gobiernos, que gracias a las mal llamadas ganancias cambiarias, pueden compensar monetariamente las insuficiencias fiscales, esta política permite aumentar el gasto público sin medidas impopulares como el aumento de los tributos. Sin embargo, a la larga el efecto inflacionario resulta mayor y más perjudicial para los que tan solo derivan sus ingresos del trabajo. Más temprano que tarde la gente percibe que aun cuando sus ingresos aumentan, paradójicamente compran menos que cuando ganaban menos, la presión social no se hace esperar y la inestabilidad política se acrecienta, la confianza se desvanece, los capitales buscan refugio seguro fuera del país.



[caption id="attachment_14132" align="aligncenter" width="921"]PREI4 Secuencia microeconómica de una depreciación o devaluación en ausencia de reformas económicas e institucionales[/caption]
Se cierra un círculo causal acumulativo que necesita, como la droga para el adicto, más depreciación o devaluación y la vorágine sigue, muy pocos se benefician de ello: los funcionarios públicos que poseen información que el resto no tiene y actúan estratégicamente a favor de sus propios intereses sean pecuniarios, políticos o electorales. Otros tal vez puedan compensar el proceso y hasta ganar, las grandes empresas con las que el Gobierno conviene tratos para mantener alguna fachada de éxito, las empresas que han vivido bajo la sombra protectora del estado, con la excepción de esta simbiosis perversa, el resto, la inmensa mayoría se hunde económicamente y acelera su tránsito hacia la miseria, de nuevo el protagonista de nuestra conversación: la pobreza.


Segundo equilibrio macroeconómico: fiscal - monetario


¿Por qué son insuficientes los ajustes tributarios en ausencia de Reformas Económicas e Institucionales?


Atrapados en la inmediatez y su apego al poder, al lucro, a la materialidad, a su propia seguridad, los voceros del Gobierno, no se les ocurre otra alternativa diferente a la de recurrir a los impuestos, y desvían los pocos recursos, de quienes sobreviven y producen, para calmar el hambre y la desocupación, es así que transformamos la escasa capacidad de generar riqueza en consumo, como el psiquiatra que vende el diván, vive al momento con el producto de la venta pero pierde su medio de trabajo.

El problema no termina, pues la misma o más cantidad de dinero circula, mientras menos bienes y servicios se producen, el resultado: más inflación con desempleo. Gira de nuevo la rueda y se acumulan presiones y males que en cualquier momento pueden hacer explosión y definitivamente dar al traste con lo que queda de democracia.



[caption id="attachment_14133" align="aligncenter" width="921"]PREI5 Naturaleza inflacionaria de tributos por reasignación ineficiente[/caption]
La "Proletarización" de la clase media es otro efecto de las medidas económicas. El encarecimiento del dinero excluye una gran proporción de venezolanos del mercado de viviendas y del automotriz, consumos representativos de la clase media venezolana. El aumento del IVA (Impuesto al Valor Agregado) y la aplicación de IF (Impuesto Financieros a Transacciones Bancarias), reducen el aliciente para invertir, por último, se encarece el crédito (alza de tasas de interés) o desaparece. Todos estos eventos se entronizan con mayor desempleo e inflación, de manera que esta capa social disminuye en tamaño y se postra ante las circunstancias. Este grupo social es el que más contribuye con el desarrollo de un país, profesionales, pequeños empresarios de vital importancia para la prosperidad se encuentra en vías de extinción.



[caption id="attachment_14134" align="aligncenter" width="921"]PREI6 "Proletarización" de la clase media[/caption]





Archivo de audio:

[audio http://mx.ivoox.com/es/plan-reformas-economicas-e-institucionales-para-venezuela_md_11862352_wp_1.mp3] Ir a descargar

Plan de Reformas Económicas e Institucionales para Venezuela - Primera parte

Introducción.

Plantearse el discurso económico sobre la crisis de Venezuela no es fácil, primero, las propuestas de los personeros del Gobierno se circunscriben a un discurso esencialmente ideológico, político, anclado en el pasado y en desuso incluso en países socialistas, segundo, predomina en la comunidad profesional un paradigma macroeconómico de carácter coyuntural enfocado en ajustes, tercero, las manifestaciones de la crisis en forma de inflación, escasez y colas hace pensar, en el común de la gente, que esos síntomas son las causas de todos los males, cuando por el contrario son las consecuencias de mala conducción de la política económica y de las regulaciones extremas.
Durante estos últimos 17 años en nuestro país ha proliferado todo tipo de regulaciones tendientes al control de las variables resultado de manera directa, mediante controles de precios, del tipo de cambio, del mercado laboral y del mercado de pagos internacionales. Cualquier intento de control de la manifestación de las variables resultado, al no tratar las causas de fondo empeora los orígenes de los desajustes económicos. En el caso de Venezuela todo lo contrario de lo esperado por los controles, los precios no cesan de aumentar, los mercados negros proliferan, se paraliza la producción, se agotan las reservas internacionales con un agudo desabastecimiento.

La proliferación abrumadora de todo tipo de regulaciones, reglamentos, providencias, decretos es en este momento asfixiante, cualquier ajuste que pretenda ser exitoso necesita de reformas económicas e institucionales previas o simultáneas.
Dejar las cosas como están, como parece ser la intención del Gobierno, a la larga de manera directa o velada tendrá que ajustar esas variables resultado al alza, aumentar la presión tributaria, con un déficit fiscal que se mantiene o aumenta. En nuestro criterio un ajuste macroeconómico que cumpliera su cometido de estabilización de precios, de unificación cambiaria con depreciaciones o devaluaciones sucesivas, de equilibrio fiscal y cesación de la emisión inorgánica de dinero es poco probable que resuelva los problemas mas allá del muy corto plazo.

Reiteramos sin el acometimiento previo o simultáneo de Reformas Económicas e Institucionales con el propósito de fortalecer institucionalmente al país no habrá éxito, los poderes públicos tienen que ser legítimos, autónomos e independientes. Tiene que iniciarse un proceso de simplificación y optimización del marco regulatorio en función de la respuesta esperada del mercado (análisis de impacto regulatorio).

A 32 años de una fallida Reforma del Estado.

Bastante tiempo ha transcurrido desde que al inicio de los setenta (siglo pasado) se habló sobre la necesidad de una Reforma del Estado. Durante el Gobierno del Presidente Jaime Lusinchi se hizo un intento fallido con la creación de la COPRE [1], sus propósitos específicos guardaban relación con el campo de la política pública, de la Reforma Tributaria y de su modernización. Sobre esto último, lo impostergable, la sustitución de un régimen fiscal atado al negocio petrolero a uno orientado al desarrollo económico del país, en el entendido, de un sistema impositivo menos sensible al los vaivenes de  los precios del petróleo y a la rigidez del gasto público.
Van muchos decenios en Venezuela soñando con sembrar el petróleo. Este pequeño relato trata de recordar que en nuestro país se ha ensayado sin éxito todo tipo de ajustes o paquetes económicos de naturaleza macroeconómica. Siempre con una convocatoria a diferentes grupos representativos de intereses convergentes con los gobiernos de turno, pero jamás una debida representatividad del país como un todo y mucho menos para asumir una verdadera reforma económica e institucional.

Propósitos de la Reforma del Estado de la COPRE.

Desde esos tiempos se había concluido en la necesidad de alcanzar cinco objetivos[2]:

Primero, darle estabilidad a los ingresos fiscales y asegurar una fuente de recursos que permita el ejercicio de las funciones del estado (perspectiva macroeconómica institucional).
Segundo, la racionalización del gasto público, de manera que cada bolívar invertido asegure una gama mayor de metas alcanzadas (perspectiva macroeconómica institucional).
Tercero, fundamentar la política económica en la utilización de estabilizadores automáticos (fiscales, monetarios y cambiarios) en lugar de mecanismos discrecionales (perspectiva macroeconómica institucional).
Cuarto, someter la política económica a la evaluación previa de impactos de modo que no surjan asimetrías de información e incentivos perversos que den lugar al aprovechamiento interesado de la política pública en favor de intereses personales o grupales (perspectiva microeconómica conjetural).
Quinto, asegurar la debida autonomía, independencia y legitimidad de los poderes públicos (perspectiva institucional).
Es algo que debimos hacer desde hace mucho tiempo, el asunto es que nuestros gobernantes y ministros de economía, recuerdan esta necesidad solamente cuando no les queda otro recurso, ante una precaria situación económica. En Venezuela no se tenido estadistas interesados por el propio país y su destino, sino caudillos, con más afán de pasar a la historia reviviendo dudosas elegías patrióticas del pasado. Y que hablar de supuestas repúblicas  que jamás existieron y que tampoco existen, percepciones no correspondidas en Venezuela con algo diferente a un pobre ejercicio de verborrea demagógica para ganar electores o para mantenerse en el poder, a costas de una gran  mayoría de gente postrada, desesperanzada cuya hambre de justicia les hunde en un perverso desvarío que tan solo aprecia como bienestar el que todos seamos igualmente miserables.
El único logro que puede exhibir  el presente gobierno es la sensación de que ahora nos estamos igualando todos en la indigencia. ¡¿Cuáles planes, cuales principios?! Nada mas ocurrencias, largos escritos, declaraciones, todos incoherentes que no califican siquiera como un buen epistolario de buenas intenciones. Igualmente, ¿Cuáles instituciones? Cuando la gente que las representa se designa de manera poco democrática, jamás ha trabajado el oficio, tampoco lo conocen y peor aun deciden según su estado de ánimo. Pensamos que no podemos hablar de república sino de buenos y malos momentos dependiendo del estado de negocios del petróleo.
Los venezolanos nos transformamos en buhoneros, no solo los de bajo nivel de calificación, muchos profesionales, bien formados andan por doquier vendiendo baratijas, en taxis subarrendados, en tarantines de venta de loterías, en ese nuevo oficio llamado “bachaqueo” y otros propios de sociedades perdidas en la decadencia, aun cuando todavía gozan de juventud. Quienes resisten precariamente esa brutal pérdida de poder adquisitivo, viven en colas buscado lo que no se encuentra, con el miedo de ser atracados, ser víctimas del hurto, de la estafa o del secuestro. Otros huyen de su país.
¿Dos Repúblicas? Habría que ser muy generoso para endilgarle a estas caricaturas de Gobiernos un elogio como ése. Durante la democracia, hemos presenciado mejores momentos (en comparación con los recientes) entre 1959 hasta casi finales del decenio de los setenta, período de crecimiento económico. Y otros momentos muy malos, de saltos cuya expresión dominante es el decrecimiento, desde finales de los setenta hasta el presente vamos de pesadilla en pesadilla, creyendo ingenuamente que hemos tocado un fondo, al cual nunca llegamos.


[caption id="attachment_14116" align="aligncenter" width="891"]PREI1 Crecimiento del PIB[/caption]
Hemos dejado calar en nuestro sentimiento una triste cultura adversa a la generación de riqueza. En nuestro país tener alguna posesión de recursos, alcanzar el éxito económico es visto como pecado, para ser reconocido hay que vivir a expensas del Gobierno de turno y ser un consuetudinario pedigüeño, este es el mejor camino para el reconocimiento, es la verdadera diferencia entre la Venezuela, de mediados del siglo pasado hasta poco antes de los ochenta y la posterior.
Hasta la cultura de inicios del siglo XX ha sido superior a la de este momento, en ella estaba signado el éxito por la idea de alcanzar algún grado académico, militar o eclesiástico y en una férrea voluntad de trabajo y honestidad a todo trance, éramos gente que llevaba su pobreza con dignidad y sin arrastrarla, con su paludismo, con sus limitados recursos, pero con la esperanza de vivir cada vez mejor por si mismo y no de la mendicidad, o bajo la sombra de algún caudillo de turno.
Los mejores momentos, de la democracia, correspondieron a los tres primeros gobiernos, período del llamado “Pacto de punto Fijo”, durante su época la característica no fue precisamente la de una abundancia con  base en buenos precios del petróleo. La decadencia de nuestra democracia se inicia con el alza del precio del petróleo, desde ese instante como la droga para el adicto, solo se vive bien el éxtasis, del momento del consumo y en cada ocasión se hará necesaria una dosis más fuerte para vivir mejor y cuando no, sufrimos dolorosamente el síndrome de la abstinencia. Uno no se imagina cómo es posible que los personeros del actual Gobierno se regocijaran cuando el precio del petróleo era alto supuestamente gracias a su gestión y ahora cuando caen es responsabilidad de una supuesta conspiración internacional, después de haber engullido una impresionante renta petrolera jamás vista.
Podríamos asumir que los mejores momentos fueron así por existir una visión de país, aún cuando los gobernantes reflejaban con su actuación una cultura errada de logro, el pueblo por inercia social seguía actuando con su paradigma de éxito personal, fundado en la educación y en el trabajo, hasta que al final de los setenta llegó el momento de abandonar esa cultura por otra que reza “póngame donde haiga y más nada”, “como vaya viniendo vamos viendo”, “ahora tenemos patria”, “dame una fuercita”. Sin rumbo y por la misma senda, paralela con Argentina, marcharon dos países que alguna vez soñaron, en los cuarenta, tener un lugar en el primer mundo para esta época. Definitivamente el populismo con disfraz socialista tiene en la ruina a los países mejor dotados de Latinoamérica.
Quien dude de la situación de crisis y de postración de los venezolanos puede constatarlo con sus propios ojos en las calles de las ciudades, donde pululan toda clase de indigentes mujeres, niños, ancianos, jóvenes, al acecho bien para cuidar carros, pedir limosnas o para apropiarse de algo que no le es suyo, haciendo colas, esperando encontrar lo que no consigue, temeroso que hasta en el propio salón de un cine le atraquen.


[caption id="attachment_14117" align="aligncenter" width="860"]PREI2 Inflación y Precio del Petróleo[/caption]
En definitiva, la pobreza en todas sus dimensiones ha sido el evento socioeconómico, político y cultural de Venezuela más importante de la actualidad. Ha sido tan rápida y violenta la irrupción de la miseria que no nos hemos percatado de su magnitud y dejamos pasar un tiempo para la acción que tal vez nos haga falta mañana.
En definitiva la historia se repite, la política económica en Venezuela se ha  limitado históricamente a dos opciones: o se mantiene fijo el tipo de cambio, cuando el negocio petrolero va bien, o se devalúa o deprecia el bolívar, cuando el negocio petrolero va mal. Esto es a nuestro juicio una muestra la irresponsabilidad de quienes han gobernado este país, sean de la IV o de la V República, no hay diferencias. Hemos sido gobernados por gente cuyo interés por el país no supera los límites de una retórica demagógica y populista.

Se repetirá esa historia de variados ensayos imaginables de ajustes macroeconómicos, ya probados sin éxito en cada caída histórica del precio del petróleo y en cada crisis originada por los males públicos derivados de gobiernos nefastos.
¿Será posible tomar la ruta de los nuevos tiempos que asuma como proyecto nacional de Plan de Reformas Económicas e Institucionales que  contenga los cinco puntos señalados al comienzo de nuestro escrito?



Notas.

[1]  Comisión Presidencial Para la Reforma del EstadoVenezuela 1984-1999: 15 años de historia.



[2] En otro escrito estos cinco objetivos se detallan, explican y ordenan, este es el enlace: Plan de Reformas Económicas e Institucionales



[audio http://mx.ivoox.com/es/plan-reformas-economicas-e-institucionales-para-venezuela_md_11843510_wp_1.mp3] Ir a descargar