27 junio 2016

Cambio político en Argentina y sus efectos colaterales

La Venezuela Socialista del Siglo XXI se parece a la Argentina Kirchnerista, pero no son la misma cosa.

Vzla_Arg_180

En Venezuela el análisis de la geopolítica internacional se hace de modo general en términos de "blanco" y "negro" con una aproximación ideológica de las alianzas, de los comportamientos otros países y de los bloques económicos en el mundo. Esta manera de concebir el análisis entraña riesgos en la interpretación de la política y la economía en Venezuela. Entraña riesgos porque actualmente las relaciones y alianzas en el mundo se supeditan más por imperativos económicos que políticos con una enorme complejidad en el plano político ideológico.

Argentina es la tercera economía de Latinoamérica, lo que significa que habrá impactos económicos, sociales y políticos en América Latina por el cambio de modelo económico que se anticipa. Luego de 12 años de "Kirchnerismo", el proceso político da señales de un viraje estratégico en la gobernanza de ese país . Llamamos proceso político más que resultado electoral, porque ya era decisión compartida por los candidatos presidenciales, la necesidad de un cambio gradual, parcial y en suavidad del modelo intervencionista de la política económica hacia un modelo fundado en el impacto regulatorio de la política pública a través del mercado.

Los argentinos y su clase política reconocen que el país no gozará del entorno económico favorable que prevaleció en América Latina en esa era dorada de altos precios de materias primas, bajo el influjo del crecimiento económico de China. Es decir, no se puede seguir con una política "asistencialista" fundada en el populismo, pues éste último solo es posible cuando existe una gran extracción de renta de la explotación de materias primas con buenos precios internacionales.

Será un reto para el Presidente Mauricio Macri conducir el consenso de ese proceso estabilizador y democrático de Argentina. Unos de los grandes temas son la corrupción y la seguridad, es allí donde encontrará mas obstáculos por intereses que se verán comprometidos. Será mas fácil  el acuerdo sobre el modelo socio-económico, hubo avances sociales que no están en discusión, la clave es cómo asegurar la transición hacia una economía de mercado. El modelo se fundará mas en la demanda de inversión que en la demanda de bienes y servicios de consumo final, en otras palabras se privilegiará una economía de oferta (política económica sujeta a impacto regulatorio) sobre una economía de demanda (gasto público y déficit), serán mas tiempos de eficiencia que tiempos de distribución a partir del gasto público.

Todos los candidatos estuvieron de acuerdo con el viraje del modelo  "kirschnerista", éste ya solo dejaba como resultado inflación, ésta es mas implacable con los pobres que con el resto de los sectores sociales. Argentina es uno de los países menos endeudados del mundo, pero en aprietos por la falta de confianza para los mercados de capital foráneo. El modelo de industrialización no podrá contar con los recursos provenientes de las finanzas internacionales, hay conciencia de que  la industrialización requerida para salir de una economía en crisis, no estará fundada sobre la explotación las materias primas, sino en una racionalidad de mercado.

El peronismo no es de izquierda, ni de derecha, es un modelo político diferente sui generis de Argentina, hay una gran diversidad ideológica dentro del peronismo, es una cuestión de identidad argentina. La política exterior ha sido históricamente independiente, hay continuidad. En el pasado reciente la diplomacia argentina no quiso la más mínima diferencia con el Gobierno de Chávez, claro sin un trato visceral anti americano. En materia de política exterior el cambio anticipado más importante será el caso Venezuela, con la posible  promoción de la  aplicación de la clausula democrática, al interior de UNASUR.

Con respecto al acuerdo subregional de MERCOSUR se anticipan cambios, desde una orientación con predominio político a una que privilegiará en mercado. En MERCOSUR durante estos 25 años de existencia no se ha podido cerrar con éxito las negociaciones con la Comunidad Europea, se espera que se presentaran todas las condiciones para hacerlo.

Quizás los únicos rasgos en que se asemejan Venezuela y Argentina es en el ventajismo con  el cual ambos gobiernos (Socialista del Siglo XXI y Kirchnerismo) manejan los recursos del Estado para perpetuarse en el poder y en la presión que se ejerce sobre los medios de comunicación, en el resto de los aspectos mencionados en los anteriores párrafos, en Venezuela el oficialismo no está dispuesto a reconsiderar su modelo económico con base en un control de los poderes públicos y en una intensa asfixia regulatoria del sector privado. En Venezuela no está planteado para el PSUV una rectificación al estilo del movimiento peronista de Argentina.


El camino de la estabilización para Venezuela tiene mas obstáculos, sin embargo lo mejor está por venir.

No hay comentarios :