31 mayo 2014

El modelo de Kano: el diseño en función de la percepción del cliente


Extracto


Es un mapa conceptual que relaciona los requerimientos de los clientes (que abreviamos RC) con las características técnicas (CT) necesarias para satisfacerlos. Es un enfoque práctico del encuentro de la oferta y la demanda. Es una herramienta para la evaluación de los bienes y servicios a partir de sus características y de su relación con la satisfacción del cliente.


¿Qué es “El Modelo de Kano”?

El tema

Enfoque de gestión de calidad basado en:
  1. La transformación de las demandas del usuario en calidad del diseño.
  2. La implementación de las funciones que aportan más calidad al cliente.
Es una herramienta para la lograr calidad del diseño en subsistemas y componentes, y en última instancia de los elementos específicos del proceso de fabricación.

Las siete etapas en la definición de la herramienta

  1. Interpretar la voz del cliente.
  2. Clasificar las verbalizaciones.
  3. Estructurar las necesidades del cliente.
  4. Analizar la estructura de las necesidades del cliente.
  5. Jerarquizar las necesidades del cliente.
  6. Desplegar las necesidades jerarquizadas.
  7. Analizar sólo las relaciones prioritarias a detalle.

Categorías del modelo

Deleite o atractivo

Los clientes valoran el atributo cuando está presente, aunque no noten su ausencia. Son características no esperadas por el cliente que generan una gran satisfacción. Como esas características no son esperadas, no provocan insatisfacción si no existen. Los requisitos de deleite (delighters) siempre sitúan la satisfacción por encima de la situación neutral. A medida que vamos proporcionando características de este tipo, la satisfacción aumenta mucho más rápidamente de lo que conseguimos aportando características de desempeño.

De desempeño, unidimensional o de rendimiento

Características o atributos que aumentan la satisfacción del cliente de modo aproximadamente lineal con el aumento de su funcionalidad. Cuantas más se añaden o más funcionalidades ofrecen, más satisfecho está el cliente. Los requisitos de desempeño evolucionan linealmente con la satisfacción. Desde un cumplimiento 0 de estos requisitos y una insatisfacción enorme, podemos ir aumentando la satisfacción conforme vamos proporcionando más y mejores características de este tipo.

Básico u obligatorio

Aquellas cuya ausencia provoca insatisfacción, aunque su presencia se dé por hecha y no se valore especialmente. Son características del producto o del servicio que el cliente considera obligatorias. No aumentan la satisfacción del cliente, pero causan una insatisfacción muy grande si no se aportan. Si los requisitos básicos no se aportan al 100% y en perfectas condiciones, siempre habrá una insatisfacción, por pequeña que sea. No es nada fácil obtener elevados niveles de satisfacción actuando sólo sobre este tipo de atributos.

Irrelevantes o de indiferencia

Son características irrelevantes que si bien están presentes o no, no tienen importancia para el cliente.

Inversa o de rechazo

Las características de rechazo llevan a la insatisfacción cuando están presentes; sin embargo, no llevan a la satisfacción cuando no lo están.

Componentes del modelo

Requerimientos del cliente y requerimientos de diseño

Los atributos y las expectativas esperados de un producto o servicio por parte de los clientes son los llamados “requerimientos del cliente”.

Las características técnicas de un servicio o producto necesarias para atender los requerimientos del cliente son los llamados “requerimientos de diseño”.

La indagación sobre la funcionalidad o disfuncionalidad de un servicio o producto

Consiste en realizar una encuesta con preguntas duales, en relación con la percepción que el cliente y el diseñador tienen sobre presencia o ausencia de un requerimiento en un producto o un servicio.

La escala de la encuesta para la valoración de los atributos es la siguiente:
  • Me gusta.
  • Obvio (es algo básico).
  • Me da igual (es indiferente).
  • No me gusta, pero puedo tolerarlo.
  • No me gusta y no lo tolero.

Una herramienta para el análisis

Para la descripción del uso de la herramienta, a manera de estudio de caso consideremos un servicio de almacenamiento.

Paso 1: requerimientos e inductores del cliente

Kano_1

Paso 2: requerimientos de diseño e indicadores de desempeño

Kano_2

Paso 3: llenado de formato de encuesta de funcionalidad

Kano_3

Paso 4: llenado de formato de encuesta de disfuncionalidad

Kano_4


Resultado

Kano_5

Tabla de evaluación del modelo de Kano

]

29 mayo 2014

El índice de miseria de Venezuela

¿Qué es el “Índice de Miseria”?

El tema

Esta semana en las redes sociales ha aparecido una información sobre el índice de miseria en el mundo, el enlace principal en el cual se hace referencia acerca del tema es: http://www.cato.org/publications/commentary/measuring-misery-around-world. Allí se revela al mundo lo que para los venezolanos constituye un drama económico cotidiano: la escasez, la inflación y la parálisis del sector productivo, que sitúa al país en el primer lugar del índice de miseria, un lugar en el cual ninguna nación desearía estar. En Venezuela, la tesis de cambio de Gobierno con alto índice de miseria, es indeterminada por no decir falsa.

Definición

El índice de miseria es un indicador económico formulado para determinar la forma en que el ciudadano medio está siendo afectado en su bienestar, a través de dos variables: la inflación y el desempleo. Estos dos flagelos afectan directamente al asalariado reduciendo su poder de compra y dejándolo sin trabajo. Donde hay inflación extrema y alto desempleo hay pobreza.
El estudio de la pobreza condujo al economista estadounidense Arthur Okun al diseño del índice. Ello tuvo lugar durante la administración Johnson en el decenio de los sesenta. Posteriormente (1999), Robert Barro modificó la forma de cálculo, incluyendo las tasa de interés y el crecimiento del PIB. Para inicios del milenio Steve Hanke actualiza el trabajo de Barro aplicándolo a otros países. La fórmula de Hanke suma a la inflación y el desempleo la tasa de interés y resta la variación per-cápita del PIB.

Las limitaciones para el cálculo del Índice de Miseria en Venezuela

El cálculo del Índice de Miseria en nuestro país da un resultado subestimado por dos razones:

  1. Los controles de precios, tasas de interés y tipo de cambio.
  2. Las regulaciones laborales: inamovilidad laboral y arbitraje sesgado de los conflictos laborales.
Los controles de precios y del mercado cambiario solapan el verdadero nivel de inflación en Venezuela. En economía se sabe que todo control de variables resultado hace que surjan mercados negros, mercados que esconden otro problema el de la escasez y el contrabando de extracción, la miseria en Venezuela debería ser ajustada según el índice de escasez, el cual debería sumarse en el modelo de Okun o de Hanke.
En Venezuela, el principal factor de la pobreza se debe a la inflación mas que al desempleo. El Instituto Cato también hace hincapié en la correlación entre las políticas públicas, las elecciones y el nivel de pobreza de cada país.
El tema de las tasas de interés es importante en el caso de Venezuela, porque es una variable sujeta a control de las autoridades monetarias del país, no es fijada libremente por el mercado, es así que solo en contadas excepciones las tasas de interés reales han sido positivas. En nuestra opinión la inclusión de las tasas de interés, en nuestro caso, da lugar a confusión, en el sentido de cuál tasa debería tomarse como referencia, si la nominal, o la real (casi todo el tiempo negativa). Su exclusión nos haría perder comparabilidad con las estimaciones de Steve Hanke hecha para otros países.
Entre la inflación y el desempleo, en términos de percepción, es posible que el impacto del desempleo sea mayor que el de la inflación, podríamos estimar una variante que sume la desocupación multiplicada por un coeficiente con un rango de 1,5 a 2,0 veces mas la inflación, menos el crecimiento per-cápita del PIB. Además en Venezuela existe una fuerte distorsión en el mercado laboral, por la inamovilidad laboral y por un sistema de arbitraje de los conflictos laborales que promueve la improductividad, los indicadores de desocupación están realmente subestimados.

Antecedentes de medición en Venezuela

En Venezuela, con fecha del 14/05/2014, en el diario “El Universal” se refirió el tema, en un artículo de Luis Eduardo Muro (enlace: http://www.eluniversal.com/opinion/140524/indice-de-miseria). Anteriormente, Raúl Crespo escribió un ensayo, en la revista
Nueva Economía[1], titulado: “El índice de miseria en Venezuela” (enlace: http://ance.msinfo.info/bases/biblo/texto/NE/NE.34.05.pdf).
La medición efectuada por Raúl Crespo se elaboró siguiendo el modelo original de Arthur Okun.
El estudio de Raúl Crespo abarca un período durante el cual el llamado socialismo del siglo XXI, redujo el índice de miseria para igualar el nivel alcanzado durante el gobierno del Dr. Jaime Lusinchi, en todo caso, la historia de los gobiernos venezolanos se ha caracterizado desde 1979 por sus altos niveles de deterioro económico. No hay explicación económica para la brutal involución en Venezuela y la ausencia de alternabilidad de los gobiernos, la explicación hay que buscarla en la debilidad de las instituciones venezolanas, en los errores estratégicos de la oposición de turno y en la pobre cultura cívica y democrática de una gran masa de venezolanos.

Una historia contada desde el año 1950 al presente

Se presenta la siguiente tabla para Venezuela con dos variantes la de Okun y la de Barro.
Mis_1
Uno de las tesis derivadas del análisis del índice de miseria, es que cuando hay un alto nivel de deterioro se presentan cambios de gobierno. En Venezuela, la hipótesis es falsa, en un 60 % de la veces debió haber un cambio de gobierno y no se dio. El porcentaje es mayor si consideramos el período democrático, el 67 % de la veces no hubo alternancia de gobierno a pesar del deterioro del índice de miseria.
El drama del caos económico de Venezuela aumenta de manera vertiginosa, para el ciudadano promedio, hay una imposibilidad de salida de país, no por prohibición, sino porque no se tiene como pagar un vuelo. Si en acuerdo con nuestros argumentos sumáramos, al índice de miseria, el índice de escasez, que ha promediado 28 % este año y con una expectativa de aumento de la desocupación, los resultados esperados para el 2014 de la gestión del actual gobierno de Venezuela serían los siguientes:
Mis_2
¿El venezolano vive en la miseria? La respuesta es si, si nos atenemos a los estudios con base en el "índice de miseria". Nuestro país está encabezando la clasificación de los 90 países del mundo considerados en el estudio de Hanke.

Conclusiones

Históricamente, un alto índice de miseria ha resultado en un cambio de Gobierno, así ha sido la evidencia en países del primer mundo. Mientras que un bajo índice la miseria da como resultado la reelección. En nuestro país la evidencia no valida la hipótesis de alto índice de miseria con perdida de poder, lo que se ha observado es la inestabilidad sociopolítica y protestas, es decir anarquía social, los canales institucionales que garantizan cambios no funcionan en el país y se transforman en conflictos y violencia, otra interpretación podría ser que el liderazgo de la oposición ha errado en su estrategia política.
[1] Raúl Crespo. El índice de miseria en Venezuela ,“Nueva Economía”, año XIX, n° 34, noviembre 2011

17 mayo 2014

¿Por qué se perpetúan las dictaduras? (Segunda parte)

Extracto

En esta segunda parte queremos que nuestro lector realice su propia evaluación sobre la perpetuidad de las dictaduras, sus inductores y los marcadores de la corrupción. Que el usuario establezca su propia valoración sobre los criterios que permitan identificar la intensidad de cada variable explicativa y a su vez la relevancia de cada una de ellas dentro en la conformación del autoritarismo. Las únicas variables, con control parcial del ciudadano, son las llamadas inductores, las otras están fuera de su alcance. Un país con elecciones no significa en lo absoluto que exista democracia, puede existir una dictadura extrema que gana elecciones.

¿Por qué se perpetúan las dictaduras?

Mapa de la perpetuación de las dictaduras

Las definiciones y categorías utilizadas ya fueron detalladas en la primera parte de este trabajo.
El mapa de la perpetuación es el siguiente:

Cómo evaluar la perpetuidad de una dictadura a través de sus marcadores e inductores

Se hace la propuesta con base en una tabla de evaluación, a partir de la percepción del usuario sobre los componentes que rodean el fenómeno de la perpetuación de las dictaduras. Las variables o eventos considerados no tienen una justificación previa en su inclusión, es posible que haya mas, con menos, igual o mayor trascendencia en la sintomatología del autoritarismo.
La evaluación la haremos a través de dos categorías: inductores y marcadores. Hemos tomado la palabra “inductor” para acercarnos a esa posición pasiva del individuo que contribuye al reforzamiento de las dictaduras, sea de manera consciente o no. La otra palabra “marcador” porque permite establecer una jerarquización ordinal, mas no cardinal de la existencia de un evento, en términos de su posición o importancia. En ambos casos la base de ordenamiento es la intensidad con que un evento o variable hace presencia.

Intensidad

Se trata de que el usuario califique la intensidad con que un marcador, un inductor, o una variable de perpetuación se presenta en la sociedad. La escala califica el alcance, o la presencia del evento, desde una situación la mejor, entre 0% y 10% de alcance social hasta una situación extrema, la peor, entre 70% y 100% de alcance social. En las tablas siguientes se muestran los acordes cualitativos para cada nivel de intensidad.

Tabla de evaluación de los marcadores de la corrupción

Tabla de evaluación de los inductores de la dictadura

Tabla de evaluación de la perpetuidad de las dictaduras

La importancia de cada marcador o inductor

Se debe en la columna llamada “importancia”, distribuir entre cada criterio una valoración para cada uno que sume en total 100%. De esta manera el usuario jerarquiza la importancia de cada marcador, inductor o variable de perpetuación.

Presentación de la tabla de evaluación

El modelo de la tabla que deberá llenar es la siguiente:

La celdas sombreadas son las que se modifican.

Las dictaduras y las sociedades con inclinación autoritaria

Cuando el problema del autoritarismo se sitúa fuera del contexto de la persona, la dictadura se siente como algo externo, de lo cual otro es responsable o culpable. Es así que el esfuerzo va en la dirección de modificar o alterar ese entorno, de modo que se configure en algo mejor y no hacia un cambio en la propia persona.
Asumir a la dictadura como algo únicamente externo al individuo es una opción, el dilema radica en que el problema específico de la perpetuidad de un régimen dictatorial, no es algo completamente fuera de la responsabilidad del individuo y muy posiblemente, mientras en el conjunto de esas individualidades persistan valores e inductores del autoritarismo, imposible que el entorno cambie.
Hay una fuerte contradicción entre la perspectiva de actuación de los actores individuales y la visión deseada para el entorno, pues una cosa se piensa a favor del cambio hacia fuera -para los demás- y otra cosa se hace en la cotidianidad -para si mismo-, una suerte de “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”. El problema se hace mas complejo cuando el poder se concentra en una oligarquía, donde no hay contradicción entre la actuación individual y lo que se desea como entorno.
Hay una asimetría que favorece la perpetuidad de la dictadura, en la medida que quienes se le oponen no tienen un criterio único sobre el qué hacer y tampoco tienen intereses compartidos; mientras que los sostenedores del régimen si tienen unos intereses alineados y compartidos, y a nivel personal, no sufren ambigüedad moral.
En la primera parte de nuestro trabajo, hemos sostenido que una clave en la perpetuación del régimen autoritario, es la quiebra moral de la persona por la vía de los inductores [1] que hemos mencionado. Un régimen no solo es totalitario por si mismo, lo es además para asegurar la desmovilización de las fuerzas democráticas.

Los factores de acción y bajo control parcial del ciudadano

El ámbito de acciones de un ciudadano se encuentra dentro del alcance de los marcadores de la corrupción y de los inductores de la dictadura (sociales e individuales). Es necesario restablecer la dignidad moral de la persona a través de pequeños pasos, desde los comportamientos fáciles hasta aquellos cruciales y difíciles de alcanzar.
En cada ocasión que aparezca alguna inclinación para realizar algún acto marcador de corrupción o inductor de la dictadura, debe decirse ''No voy a hacerlo durante un corto lapso, y voy cumplir este mandato”.
Hay que buscar apoyos para cumplir esos mandatos, en la familia, en personas queridas, amigos y organizaciones. Ellos solo actúan como elementos de apoyo, no como figuras cargadas de compromiso. Así, ante esas condiciones favorables a comportamientos promotores del autoritarismo, cada quien se siente realmente apoyado, pues la responsabilidad de cumplir con el mandato se la hace a sí mismo, y si falta a dicha promesa, la familia o amigos lo seguirán apoyando. Esta práctica es la que con mucho éxito ha sido aplicada por alcohólicos anónimos.
Es también una obligación de las organizaciones políticas democráticas conciliar sus intereses y tener una unidad de criterios que ayuden al rescate de la dignidad moral del ciudadano.

Conclusión

La dictadura de la postmodernidad es un mal social que se manifiesta en todas las instancias, desde el propio individuo, la familia, las empresas, hasta el gobierno. Los sostenedores de las dictaduras han tomado conciencia de que su existencia no es un asunto que depende de la camarilla que administra el régimen, ni del dictador de turno, que su fuerza mayor reside en ese apoyo sustancial de masas, cuya adscripción puede ser hasta involuntaria o inconsciente. Así se explica el éxito y perpetuación de las tiranías que se refrendan con elecciones ganadas. Con represión y ventajismo pueden ganar cualquier proceso electoral, sin hacer fraude en las máquinas de votación, ni en el acto de votar.
De este modo, un país con elecciones no significa en lo absoluto que exista democracia, puede existir una dictadura extrema que gana elecciones. Los procesos eleccionarios libres constituyen una condición inmanente y necesaria de una sociedad democrática, pero no son los marcadores definitivos y suficientes de la democracia. Los procesos electorales, al ser utilizados como marcadores de democracia, se han constituido en una coartada para que los regímenes totalitarios gocen de apoyo internacional. Es un poderoso argumento de falsa moral, que los países complacientes utilizan para eludir su obligación en la defensa de los derechos humanos a cambio de prebendas económicas y financieras de los países bajo dictadura.











[1] Miedo, terror, impunidad, colaboración, complicidad, indolencia, corrupción, anti política, anarquía social, “viveza criolla” y comportamiento evasivo

11 mayo 2014

¿Por qué se perpetúan las dictaduras? (I)

Las razones de la perpetuación

Vamos a exponer unas líneas sobre el marco lógico de desenvolvimiento de las dictaduras, ellas son:
  1. La ausencia de contra poderes que permitan establecer límites al ejercicio del poder.
  2. La imposibilidad institucional para que los opositores logren ser gobierno.
  3. Las limitaciones a derechos básicos: libertad de expresión, libertad política, libertad económica, ejercicio arbitrario del poder en beneficio propio, de un grupo, clase o minoría que sostiene el sistema frente al imperio de la ley de los estados de derecho.
  4. La intolerancia: para el régimen quienes piensan diferente son vistos como cualquier cosa menos como gente.
  5. El arraigo de una cultura social e individual que favorece el autoritarismo, donde se presentan los rasgos siguientes:
    • El miedo y el terror.
    • La impunidad.
    • La corrupción.
    • La colaboración y la complicidad.
    • La indolencia y la indiferencia.
    • La anti política y la anarquía social.
    • La llamada “viveza criolla”, esa actuación individual al margen de la ética sin consideración de consecuencias y ni de repercusiones.
    • El comportamiento evasivo: “si no lo hago otro lo hará”, “que se joda esta vaina de una vez”.
  6. La imposibilidad de ejercicio cívico del individuo en los asuntos de estado en independencia de su juicio ideológico.
La caída de un dictador no significa el fin de la dictadura. La dictadura es una máquina perversa que se alimenta a si misma por la vía de la desconstrucción institucional y del arraigo de una cultura social e individual de sumisión, irresponsabilidad y anarquía que interactúan de manera contradictoria y simultánea.

El terror y el miedo

Los oligarcas para perpetuarse en el poder utilizan los recursos del Estado apoyándose en la psicología social e individual y  en tecnologías inexistentes en el pasado. Esto explica la práctica de los gobiernos autoritarios por medio de la desinformación, de la propaganda política llena de contradicciones y de los cambios de versiones sobre los problemas del país. En este contexto reina la inseguridad de todo género y se provoca una percepción de peligro, real o supuesto, que somete a la gente a un escenario donde los gobernantes saben a donde van y donde los ciudadanos pierden todo control sobre su presente y su futuro.
Cuando la “nomenklatura”[1] agota su fase fundada en el miedo, se inicia con el terror, así de una sociedad temerosa de su supervivencia, surgen prácticas represivas cuyo propósito es hacer que ese miedo supere los controles del cerebro y ya no se pueda ni pensar, ni actuar racionalmente. En sociedades donde existe miedo y terror generalizado es porque hay una dictadura.

La impunidad

El control social por la vía de la desestabilización se apoya en la impunidad selectiva. Se construye todo un marco legal, desde la propia constitución, las leyes, los reglamentos, hasta los decretos, donde cualquier ciudadano es de manera técnicamente inevitable un infractor, cualquier acto puede ser calificado como delito, hasta pensar diferente y expresarlo. Pero esas leyes tienen cumplimiento expedito sujeto a la parcialidad política del sujeto, las leyes no aplican de manera igualitaria para la sociedad, la impunidad es la norma.

La corrupción

En la actualidad los efectos de la corrupción, van mas allá del simple aprovechamiento de los recursos del Estado para amasar fortuna para el agente de corrupción, para sus familiares o para sus amigos. La corrupción constituye una fuente de poder adicional, al estilo de las mafias, donde los que ingresan a la logia no pueden salir de ella y son extorsionados, a través de la encomienda de trabajos que al gobernante no le conviene ejecutar, so pena de ser sancionados. La corrupción se puede manifestar a través de muchas formas, las mas conocidas son:
  1. El uso ilegítimo de información privilegiada.
  2. El tráfico de influencias.
  3. El clientelismo.
  4. Los sobornos y las extorsiones.
  5. Los fraudes y la malversación.
  6. Las decisiones voluntarias del poder judicial contrarias a la ley (prevaricación).
  7. Los nombramientos en cargos públicos de familiares o amigos con base en lealtades e intereses sin considerar méritos (nepotismo).
  8. La capacidad del poder ejecutivo para auto nombrar autoridades en otros poderes sin control externo (cooptación).
  9. El uso arbitrario del poder (despotismo).

La colaboración y la complicidad

Una dictadura no se arraiga sino cuenta con los llamados “colaboradores”, son aquellos que auxilian y cooperan con el ejercicio autoritario y abusivo por parte del gobierno, utilizan como coartada moral la afinidad ideológica, la simpatía con el régimen o la coincidencia de objetivos para mantener su zona de confort o espacio vital. Puede que sean víctimas del miedo y la coacción que ejerce la dictadura. El colaborador evita de manera abierta y activa obtener ganancias, enriquecimiento o favores, lo hace en forma pasiva. La figura mas importante para el ejercicio represivo es la del cómplice, quien coopera de manera abierta y directa en la ejecución de delitos políticos, económicos, sin cuya participación el hecho punible difícilmente hubiera ocurrido, aun cuando no domine, ni sea el autor intelectual del hecho.

La indolencia y la indiferencia

El autoritarismo encuentra tierra fértil cuando se hace presente la indolencia y la indiferencia moral. La indolencia reviste menos gravedad pues se refiere a quienes estoicamente se resignan y superan el infortunio de entornos faltos de humanidad y esperan que los demás lo soporten como algo natural. La indiferencia moral ocurre por baja sensibilidad social donde la desidia y la apatía ante hechos degradan a la "persona" carente de valores universales, cuando hay indiferencia hacia los otros, lo importante es el propio yo del indiferente.

La anti política y la anarquía social

En la forma más común del término, la anti política se define como la actitud de aquellos que se oponen a las prácticas usuales del ejercicio político, de los partidos y de la militancia política. En la anti política activa prevalece la acusación de "politiquería", de abstracción, de procedimientos innecesarios, de retrasos, de la inutilidad de las formas de organización social, lo que se quiere hacer es un cambio inmediato y radical a través de una "acción enérgica", práctica y fructífera, después vendrán los planes, la calle y el desorden reinan. Es una suerte de suicidio político al querer enfrentar a un adversario en su propio terreno: el de la violencia y la intolerancia. Es también un suicidio político dejarse arrastrar por prácticas sin propósito que poco difieren de las mismas de una dictadura.

El comportamiento evasivo

La tendencia hacia la postración social, ésta es una variante del trastorno de evitación producto del ejercicio del autoritarismo. Las dictaduras por la vía de la amenaza, del lenguaje soez y de la ofensa provocan o propagan la inhibición social, un estado permanente de ansiedad, que conduce a la persona a eludir  las situaciones que son de necesaria resolución para actuar en el ejercicio de sus obligaciones y derechos cívicos. 

La picardía o viveza criolla

Esta es una anomalía moral que consiste en justificación de comportamientos individuales a partir de la existencia de un ambiente donde reina la desconfianza, con esos comportamientos se busca obtener de manera práctica cualquier ventaja sin importar las consecuencias o los demás. En Venezuela, el dramaturgo José Ignacio Cabrujas, trató de manera clara el proceder, citamos: “A mí me quedó la imagen de un caraqueño alegre cargando media res en su hombro, pero no era un tipo famélico buscando el pan, era un "jodedor" venezolano, aquella cara sonriente llevando media res se corresponde con una ética muy particular; si el Presidente es un ladrón, yo también”[2].

Palabra final

Todas estas categorías no son entes abstractos, ellas emergen de la acción del individuo en una sociedad fracturada, todos esos fenómenos se encuentran presentes como realidad en cada individuo de la sociedad autoritaria y coexisten a pesar del aparente rechazo al autoritarismo. La anti política y la anarquía social es el peor mal social que puede acogotar a la clase media, este no ha sido el camino de Mandela, de Gandhi, de Luther King, este camino no conduce a Roma, es el que conduce a escenarios como el de Siria, Ucrania, Libia, con ratificación de la dictadura.









[1]El nombre de nomenklatura define una élite de la sociedad de la extinta Unión Soviética, formada casi exclusivamente por miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética que tenía grandes responsabilidades como grupo humano encargado de la dirección de la burocracia estatal, y de ocupar posiciones administrativas claves en el gobierno, en la producción industrial y agrícola, en el sistema educativo, en el ambiente cultural, etc. obteniendo usualmente grandes privilegios derivados de la ejecución de dichas funciones.” http://es.wikipedia.org/wiki/Nomenklatura. En repúblicas bananeras la nomenklatura se extiende a los familiares de los gobernantes a quienes se destaca en funciones públicas.
[2] http://www.analitica.com/bitblioteca/cabrujas/viveza.asp

03 mayo 2014

La inflación en Venezuela alcanza su madurez: 28 años seguidos con índices superiores a dos dígitos


Extracto                                     
La inflación es un mal endémico en Venezuela, desde 1974 al presente el nivel de precios nunca ha sido menor que el 5,6%, desde 1986 nunca ha estado por debajo de los dos dígitos. Durante los últimos quince años de proceso socialista, radical y populista, en el lapso 1999-2014, el alza inflacionaria ha sido de 2.770 % (a abril 2014). El contexto es de “caos económico”, pues se suma la escasez, la insuficiencia estructural de reservas internacionales y una inconmensurable improductividad social. Durante el mes de marzo del 2014, tal como hemos sostenido, el Gobierno  no ha dado ninguna señal de cambio, en lo coyuntural, las reservas continúan su descenso, la inflación aumenta y la liquidez monetaria también, los tres eventos solo tienen lugar cuando hay un desorden extremo en las finanzas públicas.

¿Cómo un país puede sobrevivir a mas de cuarenta años con inflación, a veintiocho con alta y a quince años que acumulan 2.770% de variación de precios?

Introducción a tema

Desde mis comienzos de estudios en 1967, ya el Profesor Malavé Mata explicaba magistralmente sobre las raíces estructurales de este mal, ha pasado el tiempo y su tesis sigue teniendo validez. Quizás es nuestro país el único o entre los pocos del mundo en sufrir de manera endémica el problema de la inflación. En está pagina, específicamente en la sección “Caos económico en Venezuela”, hemos dado nuestros argumentos sobre la responsabilidad de la gestión gubernamental en la generación y propagación de ese mal público.
Sostenemos que ha sido posible sobrevivir a la inflación de larga duración por las siguientes razones:
1.  Desde mas de un siglo, la explotación petrolera ha generado un importante poder de compra de componentes importados, que ha suplido una oferta sustancial de bienes y servicios, a disposición del país.
2.    Se ha disfrutado además de una capacidad de endeudamiento externo que suma poder de compra adicional de bienes y servicios importados. Esa capacidad está asociada con:
a.  La condición de suplidor seguro de petróleo y de buen pagador de deuda externa.
b.    La situación de Venezuela como uno de los países con mayores reservas de petróleo, en este momento el mas grande.
No solo se ha perpetuado la inflación. Esa renta petrolera ha sido la fuente que ha alimentado el poder electoral de quienes han dirigido al país, no ha habido una propuesta de gobierno a lo largo de los últimos setenta años, con excepciones momentáneas como  las gestiones del Presidente Isaías Medina Angarita y del Presidente Carlos Andrés Pérez en su segundo mandato. “Don Populachón” en cada proceso electoral promete villas y castillos, a costa del erario público, y luego parte y reparte esa renta petrolera entre su oligarquía política. El precio de la debilidad institucional en Venezuela con ausencia o precaria existencia de contra poderes, ha sido el de una sociedad cuya voracidad fiscal prácticamente es ilimitada y donde los gobiernos siempre tienen una coartada para eludir su responsabilidad en el mal desarrollo del país.

El mal avanza.

Los analistas han venido utilizando durante los últimos tiempos la inflación "anualizada", este valor se estima promediando el Índice Nacional de Precios (INP) de los últimos 12 meses. Ese indicador  nos muestra como la inflación ha venido aumentando en el tiempo. En nuestro escrito “La inflación como problema de gobierno, argumentos y evidencia”, hemos constatado la relación entre déficit fiscal, creación de dinero inorgánico, la insuficiencia de reservas internacionales y la inflación.

 

 

 

 

La prognosis del mal

El reloj del caos económico expresado en términos de inflación es el siguiente:
La corrida de pronósticos "anualizados hacia adelante presagia que las decisiones gubernamentales recientes no han frenado las expectativas inflacionarias para el 2014, al mes de marzo la inflación esperada paso de 41,74 % en febrero a 65,11% en abril.

Autor: Francisco J Contreras M

http://www.franciscojcontrerasm.wordpress.com/