31 diciembre 2014

Salutación de fin de año 2014

Fin del 2014

I
Que el espíritu pueda desde el páramo lejano ver lo que desde mi puerto no se puede ver, y también que pueda acercarse a mi puerto y ver desde allí lo que lo que en las alturas no se ve, de manera que tenga siempre algo nuevo que decir, y algo nuevo que hacer, que sea la mano amiga a la orilla del camino, para quienes transitan a un mundo mejor, que pueda contar con la mano amiga cuando la travesía nos parezca difícil, que recibamos luz, también que la irradiemos.


II
Por la brisa que hoy dibuja la sonrisa del azul marino y juega sus serpentinas sobre los frailejones del camino,
Por la brisa que ensaya mariposas en la arena y juega espumas en el vórtice de una ola,
Por la brisa que construye horizontes con blancas nubes y juega las transparencias en los cristales del rocío,
Por la brisa que recoge el polen de las flores y juega aromas de pétalos y frutos,
Por la brisa que dibuja los plumajes y juega los arpegios en el canto de las aves,


III
Es la misma brisa que hoy bajó de la montaña a traernos este trocito de Dios donde se moldea la esperanza del mañana, un mañana de paz donde no se incinere la ternura, la infinita ternura que entraña la voluntad de amarnos.
El trocito de Dios que ilumina de gloria a los humildes;
El trocito de Dios de los que hoy desandan caminos bajo nuestro cielo sagrado;
El trocito de Dios que está presente entre nosotros en la aurora del mundo mejor.



Feliz año 2015
Diciembre 2014

29 diciembre 2014

El monólogo de los cardamomos

Eres como las rosas, las mas expresivas flores de un jardín, dices llégame con afecto, con delicadeza, porque te hieres con mis espinas o me marchito con tu desdén.
¿Habré tratado sin cuido aquella flor?
No te puedo decir lo que siento y es bueno, pero he aprendido a hablar poco, te estimo puedo decir, nada mas, pero de quince mentiras diarias a las cuales se tiene derecho, ahora tengo una mas o una menos, lo sabrás tu. Amiga, la vida son destellos bien vividos, me he sentido brisa que juega con tus cabellos sin que tu lo sientas, lluvia que los empapa sin que te des cuenta, no importa ni la brisa, ni la lluvia.
La ubicuidad de un verso permite escapar en pensamientos a todo lo que pueda afectar a quien mas quiero. Las palabras  dan sosiego, fluyen como reflejos de imaginación, es una inquietud donde los adentros del alma te dicen: quiero un descanso en tu recuerdo ya que no lo puedo hacer sobre tu regazo.
Los locos tienen la libertad de decir lo que sienten, los cuerdos son prisioneros de lo  que no pueden sentir. Hoy estoy cuerdo y quisiera estar loco. Yo soy esto, lo que soy, mas quisiera ser quien toca tu puerta sin tocarla, quien tiene la llave y abrirla.
Todos son poetas, el punto está en los actos cuya motivación está en el ser, y no en el tener (tener es donde mis sentidos siempre desean estar), que existen tantas cosas que podemos hacer para otros. Como sentir la felicidad del quien te ame, porque el que lo sienta no depende de ti, es tan sólo una decisión, si no depende de ti y si no te tengo, seré más feliz que si lo intento.
Las abejas y los delfines duermen?
Conducir la barca sin sextante y aprender de las estrellas, fijar la vista en el inmenso, buscar en la interminable noche una luz, sino se encuentra lo que busca quizás halle algo mejor, escuché hace poco que “un Almirante se hizo a la mar tras los cardamomos, la nuez moscada, la macis, la canela y los clavitos de olor, nunca lo supo y descubrió algo mayor, nunca perdió su esperanza y su compromiso con una Reina casi arruinada, y unos condenados por compañía”. En la peor de las circunstancias, mientras se tenga aliento, hay una responsabilidad con el creador, de llevar una vida digna, de tener la fe en un mundo mejor. Sobre la mente y sobre la esperanza quien domina es la persona, su libre albedrío, allí entra y sale quien uno quiere.
Hay algo mas que palabras en la gente, si uno es atento a la posición gestual, se aprende a sentir otras cosas que el lenguaje no es capaz de expresar. Es una melodía de silencios donde se ahoga lo mejor de mi para ti (no se si al revés), porque en el silencio también existe y se aloja eso que llaman el desamor.
Cuando era niño, desde el asiento trasero del vehículo de mi padre, creía que las estrellas se podían alcanzar, pensaba es un asunto de velocidad si corremos mas las alcanzamos, no era así, como al insomne persiguiendo el sueño, mientras mas se las busca mas se alejan, como ahora te alejas tu.
Son innumerables los motivos del corazón y de la razón que tengo para encontrar palabras que decirte desde hace tiempo, desde ayer tu cumpleaños, desde hoy, desde mañana, ellas se esfuman, han sido estelas difusas, ha sido el sueño que escapa del insensato. Es como ofrecerte la flor que no marchite, la imaginé dentro de un cristal al vacío, sin mas nada que su propia existencia, fresca y eterna. De pronto existe y visité los sitios donde hacen arreglos, no encontré la que buscaba. Me queda tiempo hasta el miércoles para encontrar la flor, no quisiera conformarme con la intención, la vida continua amiga. Me digo a mi mismo que todo aquello que se pueda concebir y creer en el pensamiento, la mente lo puede alcanzar, es un decir porque en estos día la mente no me quiere ayudar.
Cada año a los tantos días de tu mes, desde el amanecer hay gente volando entre luces, buscando tomar una brisa, para darle un nombre que se parezca a ti, para escribirla lo mejor que pueda, y estar allí, para conversar cuando quieras, para estar contigo y escucharte cuando busques sosiego, o nada más para que recuerdes, donde quieras desandar el camino, que hay quienes creen, apoyan y desean que te vaya como tu quieras. No he conseguido el nombre de la brisa que se parezca a ti. Un poeta en lugar de  mirar el cielo habría ido a los jardines de Mesopotamia.
Ánimo apenas hemos abierto una puerta de las tantas que tendremos que abrir.
Rompo la nota para cumplir lo que estaba escrito, igual hoy cuando estoy con ustedes, yerro, yerro y yerro, pero me hacen vivir en ese pequeño espacio donde descuido el pensamiento, me quito la armadura y me equivoco mil veces, ha sido una tarde maravillosa, bajo el borbotón de tu crítica profunda, surgida de tanto tomar agua, en lugar de vino.
Tan simple como pocas palabras, lo que significa que tengo tantos sentimientos todos del buen cariño, prefiero no escribir y tan solo decir que hoy he pensado en ti. Ayer se disipó una duda en la mirada de unos cabellos sueltos sobre los que distraigo mis aprehensiones, pero mas carga de pasión había en unas manos, y en tus lágrimas, entre claros y obscuros, luces y destellos, allí esclavos de lo que quieras estaba tu público, y allí estaba yo, eras la que acaricia la fibra donde los insensibles pueden también vivir, donde dispuesta estás para a reincidir, no una vez, sino mil veces mas.
Me dijiste, “el monólogo es allí al frente de un frondoso árbol, es el de los mangos”, imaginé sus manos, sus cabellos “es a la izquierda”, luego “otra vez a la izquierda”, me preguntó “ves el árbol”, alcé la mirada y en ese bosque, estaban todos los árboles, todos eran mangos. En aquel laberinto de los monólogos estaba el traje rojo, serpenteando un ceñido cuerpo, mostrando todas las ondulaciones del amor negado, ese que escapó al laberinto un día, el mismo día que mas lo negó, y aun liberado, continúa la figura ajustada y erótica de su pasión infinita.
En aquel sitio entre el Líbano y la Siria de una tarde, al ladito del rio, todavía  el bosque guarda celosamente tu aroma de galletitas que dejaste al pasar, las mismas que degustamos, entre macis y cardamomos, el día de mi cumpleaños.

28 diciembre 2014

El Socialismo de Siglo XXI y la destrucción de la clase media venezolana (Francisco J Contreras M)

EXTRACTO.

La revolución socialista en Venezuela ha sido una experiencia de destrucción de la clase media. Primero, de manera explícita al atacar sus símbolos: una buena casa, una salud resguardada, una educación permanente y extensa y la movilidad social, y segundo, con un sin propósito, pero de mayor daño, a través de la propagación de una cultura de resentimiento social, de revancha, de alimentar ese morbo social justificándolo y promoviéndolo. El socialismo del siglo XXI, se engulló una inmensa riqueza, sin dejar prácticamente nada, ni material, ni intangible, en la tragedia de este país llamado Venezuela, fue una dilapidación para la destrucción, no para construir un país. Algo habrá que salvar mas allá del aprendizaje calamitoso de este episodio que en el tiempo se querrá borrar; ¿Qué podemos salvar de este desastre? Una sola cosa: no puede haber futuro en una sociedad que reproduce gente olvidada en su miseria y otra gente llena de ostentaciones.

El surgimiento de la clase media urbana de Venezuela

La Venezuela de los años cuarenta fue la del surgimiento de una importante clase media conformada en las ciudades venezolanas por inmigrantes españoles, portugueses e italianos y por la migración interna de la Venezuela rural hacia la Venezuela urbana. Los descendientes de esa capa demográfica encontraron una Venezuela con una infraestructura educacional jamás vista, todos tuvieron acceso a una educación gratuita (mayoritariamente) y de calidad.
La renta petrolera aseguró una movilidad social importante, esa generación dio lugar a una clase media acomodada, se pensó que el modelo se generalizaría hacia el futuro, no fue así, se recreó toda una constelación de incentivos que transformó a los venezolanos en buscadores de renta, mas no emprendedores, ya a comienzos del setenta teníamos una Venezuela con una gran parte de su gente excluida y sin posibilidades de acceder a esa clase media acomodada.
Esos excluidos fueron el semillero electoral con el cual el populismo se alimentó, bajo la promesa de asegurar esa movilidad propia de la clase media, pero no se construyó una base productiva de reproducción del capital, lo que se hizo fue distribuir dadivas de todo tipo con una superposición de regulaciones que hacía mas fácil el transito al éxito social por la vía política que a través del emprendimiento.

La parte consciente de destrucción de la clase media a través de sus valores y símbolos.

Esa importante masa de pobres y excluidos fue la que dibujó un nuevo modo de hacer política en el país, el marketing transformó las campañas electorales y también la forma de concebir la política, una clase media sin conciencia política de si, pero a la espera, no de oportunidades para el emprendimiento, sino de aprovechamiento de la renta petrolera, se inclinó siempre electoralmente por quien ofreciera mas dádivas o a lo sumo por un voto llamado “castigo”. El asistencialismo gubernamental no tuvo un proyecto de país para la sustentabilidad económica sino para distribuir los proventos del petróleo, que alimentaron esa cultura parasitaria del venezolano de los últimos 60 años.
De proceso en proceso de votaciones, el marketing electoral, ante el agotamiento de estrategias fundadas en la demagogia populista, pasó a estar centrada esencialmente en el voto castigo. Aprovechar el descontento pasa por la búsqueda de un culpable: el gobierno anterior, supuestos enemigos externos, y por último, lo que con mucho tino aprovechó el Dr. Rafael Caldera cuando apeló al discurso fundado en el resentimiento social, que le permitió gobernar por segunda vez entre 1994 y 1999, es la antesala del éxito electoral del Socialismo del Siglo XXI: la supuesta burguesía que no es otra que la exhausta clase media cada vez menos importante políticamente, como masa de electores, pero si como chivo expiatorio de todos los males púbicos generados por gobiernos incapaces en el servicio a los intereses de la nación, pero muy talentosos para beneficio de la clase política gobernante.
Estratégicamente para el socialismo del siglo XXI, la clase media es su salvavidas político, no hay mejor apalancamiento político que mostrar a la inmensa masa de venezolanos los valores de la clase media como el origen de los males: un buen colegio, una hermosa vivienda, una vida plena de abundancia y de cosas, es la cara de los apegos. El socialismo del siglo XXI, olvida socarrona y arrogantemente, que ser clase media es asumir cargas: asunción de riesgos, trabajo que nunca termina, renuncia de lo que hoy se tiene por una promesa incierta en el futuro, ser responsable de si mismo, precisamente los valores de creación, ingeniosidad e innovación que se encuentran en el origen del éxito de las grandes naciones.

La parte inconsciente de destrucción de la clase media a través del morbo social.

La parte inconsciente proviene del uso del morbo social por parte del gobierno, es el recurso fácil para un mal gobierno porque banaliza el delito, hace que las transgresiones parezcan “normales”, el asunto exige ir a mas en ese comportamiento perverso, que se alimenta a si mismo, en la medida que los resentimientos van apropiándose de cada quien, ya no solo es el gobierno quien recrea males públicos ahora son todos.
Ese morbo social recreado por el socialismo del siglo XXI, se hace presente en la vida del clase media cuando en lugar de humor, se inclina por la comicidad; cuando en lugar del reconocimiento a otro, prefiere la burla; cuando en lugar recurrir a la sabiduría, se pervierte en la viveza; cuando en lugar de confianza, propaga envidias. Todo un cuadro de desunión y de falta de visión compartida, donde cada grupo o partido ve al otro como enemigo, mas adversario que el propio partido de gobierno. La perpetuación en el poder del socialismo del siglo XXI, no solo procede del poder absoluto sino de la propia clase media.

El aprendizaje de la desgracia de la clase media.

El contexto de desarrollo de la clase media es el del estado de derecho y de los poderes públicos independientes y autónomos, son las reglas de juego de una justicia compartida que se mejora a si misma con el tiempo, que convierte a los individuos en ciudadanos. Es lo que hace de la clase media el pulmón que facilita el desarrollo de una nación. Pero eso da libertad a la gente frente al gobierno, para decidir mas para la creación de oportunidades de emprendimiento que para enfrentarse los unos a los otros, en la apropiación de un festín rentístico que ya casi no existe. Una clase media poderosa hace mas difícil, a los políticos en gobierno, sacar provecho personal a partir de la demagogia y del asalto al erario público, el político en gobierno solo podrá obtener provecho personal si su actuación es cónsona con los intereses de la nación.
La frugalidad y un proyecto para hacer de todos unos venezolanos emprendedores es la clave de éxito, no puede haber futuro en una sociedad que reproduce gente olvidada en su miseria y otra gente llena de ostentaciones, es la búsqueda de una vida mejor, con movilidad social, de acceso al bienestar en todos sus órdenes: moral, material y social, esta la verdadera opción. La condición necesaria: una democracia con contra poderes autónomos e independientes, y también, una clase media emprendedora y no predadora.

24 diciembre 2014

La anti-economía en Venezuela (II): el sesgo de la centralización (Francisco J Contreras M)



EXTRACTO.
Desde el año 1940 hasta el presente en Venezuela ha dominado una cultura abiertamente adversa a la economía. Solo dos modelos de modernización con visión económica consistente de país han sido conocidos: el del Gobierno del Presidente Isaías Medina Angarita (1941-46) y el Gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-93), ambos gobiernos no culminaron su ejercicio, el primero por un golpe de estado y el segundo por un juicio político. Durante los otros períodos presidenciales solo hubo intentos aislados como la “sustitución de importaciones”, la “promoción de exportaciones”, la “Gran Venezuela”, siempre sujetos a la impronta político-ideológica electoral y al populismo. Es una historia donde cualquier intento de ofrecer sustentación económica al proyecto de país fue descalificado con epítetos como “neoliberalismo salvaje”, “tecnocracia”, “desarrollismo”, y últimamente, con cualquier descalificación. Ha sido un escenario donde se ha impuesto una racionalidad centralista del poder y del conocimiento que ha soslayado la potencialidad de bienestar de la propia región carabobeña.

Una cultura signada por el efectismo de lo inmediato.

La formación cívica del venezolano es muy escasa, se cree que los síntomas de los males públicos pueden ser resueltos de forma instantánea, cada quien anda siempre a la espera de un mesías, de un gobierno que le proporcione todo sin esfuerzo alguno. Resulta ser que solo hay progreso si se crea riqueza, que si no se produce no hay nada a repartir, la gente debe convencerse que no es posible mejorar arrebatando a otros lo que le hace falta.
Se ha recreado una cultura donde cada gobernante de turno utiliza la renta petrolera para perpetuarse electoralmente en el poder. Como mínimo hay que impedir constitucionalmente la perpetuación en el poder, debe existir una alternabilidad en el ejercicio de gobierno. Esta es una condición necesaria en un país donde la fuente primaria de creación de valor está en manos del Estado.
El países con renta petrolera bajo control gubernamental, nada obliga al gobierno a promover el crecimiento, ni el desarrollo, pues no depende rentísticamente de lo que produce la sociedad sino de la circunstancia fortuita de ser propietario de la principal fuente generadora de ingresos. Estos estados petroleros no requieren un poderoso sector productivo que genere tributos, ni una clase media ilustrada esencial para el desarrollo, éstos son mas bien una amenaza para sus intereses. Un estado petrolero donde existe perpetuación en el ejercicio del poder requiere una masa de pobres acostumbrados a las dádivas y una clase parásita que vive del lado oscuro de los fallos del mercado, esencialmente de mercados paralelos de toda naturaleza.
La gente asocia su estado de bienestar con la acción gubernamental, el venezolano espera que sea el mismo presidente quien le resuelva todos sus problemas, piensa “Ojalá el Gobierno controle los precios”, “los comerciantes son especuladores”, “se hace cola pero el tiempo pasa rapidito y llega el momento que a uno le toca, hay!! si no fuera por el Presidente”, “con equipa tu casa se pasa trabajo en colas, pero es un regalo”. No hay sentido de responsabilidad hacia si mismo, se espera que el Gobierno lo resuelva todo, la gente no identifica el origen los males públicos con la acción gubernamental.
La idea de unos recursos ilimitados llevó a los políticos y a los economistas a la hipótesis de que era posible liberarse del principio de la escasez, que no se tenía que ser muy cuidadoso en el uso de esos recursos materiales y financieros siempre limitados para evitar despilfarros, sino lograr, como fuere, la plena ocupación de esos recursos y mantener a todos felices liberados de la escasez.
Esa racionalidad tiene efectos importantes, cuando el individuo centra su atención en los males públicos como algo externo e incontrolable, se libera también de toda responsabilidad hacia si mismo. No obstante, nadie está absolutamente desprovisto de recursos y competencias, y tampoco, su contexto externo cercano está pleno únicamente de amenazas. Ubicarse estratégicamente en lo que se posee y en las oportunidades del contexto cercano, permite analizar la acción pública desde lo local. De allí la importancia de ocuparse de la acción política desde el propio ecosistema local y regional.

El federalismo centralizado como cultura.

Los venezolanos han estado tan acogotados y acostumbrados al federalismo centralizado, y es tan cierta esta aseveración, que aún cuando en cada región haya universidades, emprendedores, instituciones y un conocimiento decisivo de si, siempre se busca en la capital alguna voz experta que les diga lo que quieren escuchar, mas no las verdades amargas sobre el esfuerzo y el compromiso necesario para tener éxito.
Regionalmente hemos dejado de lado la localidad de nuestra tragedia, escuchando historias conocidas sobre lo macroeconómico. La descapitalización de la industria carabobeña, inducida por las regulaciones arbitrarias, es atroz. Se ha dejado de lado la destrucción de la base productiva industrial de Carabobo, la cual no ha sido solo por obsolescencia, o por falta de emprendimiento; de mayor daño ha sido el causado al talento humano, a los intangibles. Son temas nuestros, de Carabobo y también del país. La tarea del emprendedor enfrenta la recreación de una cultura laboral adversa a la productividad.
Carabobo industrial, en gran medida se hizo, en los sesenta, desde aquí, con su Universidad de Carabobo en alianza con el Concejo Municipal de Valencia, con unos emprendedores pioneros y unas empresas transnacionales que creyeron en este estado y su visión.
Un segundo impulso industrial se vivió entre finales de los ochenta y mediados de los noventa. Las buenas prácticas de manufactura, de incentivos al conocimiento y bonificación por desempeño, de la aplicación exitosa de los enfoques de calidad total, permitió que muchas empresas exportaran, incluso hacia mercados exigentes como Japón, ejemplo de ello el Grupo Sivensa. Fue una época de esplendor para el Grupo Corimon y para Mavesa, hubo empresas venezolanas cuyas acciones se transaban en las bolsas de valores internacionales. No buscaron apoyo mediático en la capital, ni de expertos en decir lo que se quiere escuchar, se hizo con iniciativa local. Se creó un “Know How” de servicios de consultoría y capacitación, en manufactura, procesos, administración, gerencia con prestigio en América Latina. En Carabobo surgieron organizaciones para la creación de valor como FUNSEIN (http://www.funsein.org/index.php), FUNDAMETAL (http://www.fundametal.edu.ve), CEATE (http://www.fundaceate.com/).

La anti-economía en Venezuela (I): la aversión a la microeconomía (Francisco J Contreras M)

EXTRACTO.

Desde el año 1940 hasta el presente en Venezuela ha dominado una cultura abiertamente adversa a la economía. Solo dos modelos de modernización con visión económica consistente de país han sido conocidos: el del Gobierno del Presidente Isaías Medina Angarita (1941-46) y el Gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-93), ambos gobiernos no culminaron su ejercicio, el primero por un golpe de estado y el segundo por un juicio político. Durante los otros períodos presidenciales solo hubo intentos aislados como la “sustitución de importaciones”, la “promoción de exportaciones”, la “Gran Venezuela”, siempre sujetos a la impronta político-ideológica electoral y al populismo. Es una historia donde cualquier intento de ofrecer sustentación económica al proyecto de país fue descalificado con epítetos como “neoliberalismo salvaje”, “tecnocracia”, “desarrollismo”, y últimamente, con cualquier descalificación. Ha sido un escenario donde se ha impuesto una racionalidad centralista del poder y del conocimiento que ha soslayado la potencialidad de bienestar de la propia región carabobeña.

El razonamiento económico en Venezuela.

En Venezuela existe una aversión tan grande hacia la economía que hasta los propios economistas evitan el análisis mas allá de la esfera macroeconómica, prevalece la idea de que el razonamiento económico no es el mas adecuado porque supone penalidades que a nadie le gusta asumir, por lo tanto una amenaza para el posicionamiento en procesos electorales. Hay una suerte de contubernio para eludir la responsabilidad, de tomar decisiones que involucran el compromiso y la participación activa de la gente para producir y generar valor, no para recibir dádivas sin contrapartida alguna. Es una especie de anti-economía que ha hecho tanto o mas daño que la anti-política. En las sucesivas líneas vamos a reflexionar sobre ese modo particular de entender a la economía en nuestro país. En nuestro país existe una permanente crítica hacia el oficio de la economía, no carente de interés, sobre todo de interés político.

Una economía dominada por el enfoque macroeconómico.

La economía tiene una complejidad tal, que cualquier medida aislada, la que sea, no da lugar por si misma buenos resultados. El discurso dominante centra su atención en el estado de la inflación, en la insuficiencia de divisas, en la escasez de bienes y servicios, en un gobierno que gasta sin alcanzar buenos resultados, y por último, en la inseguridad. Todos estos problemas son vistos como manifestaciones de desequilibrios profundos a nivel monetario (emisión inorgánica de dinero), a nivel fiscal (déficit fiscal), a nivel cambiario (insostenibilidad del régimen de control de cambios), a nivel judicial (por impunidad y falta de autonomía de los poderes públicos).
Con una aproximación parcial macroeconómica se puede concluir erróneamente que tratando cada tema de manera aislada tenemos la solución de todos los problemas del país, así bastaría con:

  • Controlar la emisión inorgánica de dinero, por la vía de una dolarización o de una enmienda que impida constitucionalmente hacerlo.
  • Eliminar el déficit fiscal.
  • Unificar del sistema cambiario y eliminar del control de cambios.
  • Restituir la autonomía de los poderes públicos.
Medidas necesarias que deberíamos acometer de inmediato si se quiere devolver la tranquilidad y sosiego a los venezolanos, pero no son suficientes cada una aislada de las otras.
Este enfoque parcial puede conducir al desastre, pues los eventos mencionados son signos de un mal mayor relacionado con el impacto regulatorio de la acción gubernamental y con la propagación de una racionalidad a nivel de las decisiones individuales (del individuo, del funcionario, de la empresa, del propietario), donde se recrean todos los incentivos para la ineficiencia, la inefectividad y la ineficacia, para hacer cualquier cosa menos para crear valor.
De igual manera, se sugiere a la gente acciones como:

  • Prepárese y adquiera bienes duraderos de crucial importancia pues lo que viene es de pronóstico reservado.
  • Tome deuda para que compre hoy con mayor poder adquisitivo lo que mañana no podrá adquirir o simplemente no encuentre. Usted podrá pagar porque será inevitable que no se den aumentos en sueldos y salarios.
Basta con imaginar lo que podría acontecer si todos los venezolanos se lanzan a la calle a ejecutar las acciones que les recomiendan algunos expertos. En la actualidad ya tenemos algunas señales de las consecuencias de esas acciones:

  • Colas, con todos los males que les acompañan: los cuida puestos, los administradores de tickets de racionamiento, todo tipo de actividad que suman costos sin crear valor.
  • Delincuencia y banalización del delito: atracos en colas, estafas, violencia en los sitios de espera, todo tipo de mal público sin control.
Así que los expertos, con muy buenas intenciones, difunden patrones de comportamiento que de ser seguidos por la gente conducirían a una situación de caos y violencia. Si tiene alguna duda de lo aquí dicho, intente comprar una batería sin vivir la penuria de adquirirla, sin pago adicional, sin cola, ni espera.
La panoplia de regulaciones es tal que los ciudadanos están en una condición de delito técnicamente inevitable, y paradójicamente, la impunidad y la laxitud frente al delito es tan grande que puede resultar en términos costos beneficios mejor opción el delito que el buen comportamiento cívico.

Una economía sin presencia de razonamiento microeconómico.

Los párrafos anteriores ponen en evidencia que hay algo mas y de igual importancia en el saber económico: la acción regulatoria del gobierno, en ausencia de estudio de sus impactos, puede dar lugar a comportamientos inesperados de quien toma decisiones, que lejos de mejorar una situación la empeora. Ejemplo típico de un adefesio de política pública es: la inamovilidad laboral, esta política puede dar lugar a las consecuencias siguientes:

  • Como difícilmente se puede calificar un despido y el salario no alcanza, el trabajador no va al trabajo, como debe y hace otras actividades informales, nadie lo puede botar (extracción de renta, riesgo moral e incentivo perverso).
  • Como resulta difícil gestionar un despido, por muy justificado que sea, se busca un gestor bien relacionado que resuelva el problema ante las instancias públicas, y que libere la conciencia de algo poco ético que hará el gestor (asimetría de información e incentivo perverso).
  • Cómo en una convención colectiva siempre hay que acordar propuestas fuera de toda racionalidad económica, entonces se negocia con sindicatos profesionales para que reduzcan ese costo con pagos por la firma del convenio, se exprime a la organización hasta su destrucción (tragedia de los comunes, asimetría de información e incentivo perverso).
Esto ocurre de manera generalizada cuando se asume que las regulaciones no tienen efecto secundario y se olvida que al igual que los fármacos en medicina tienen efectos que pueden ser peor que la enfermedad.

Una economía fuera del contexto institucional.

En economía los fallos del mercado se administran con normas sujetas a previo análisis de impacto regulatorio, para evitar otras imperfecciones derivadas de las mismas normas, en términos de incentivos perversos, asimetrías de información y riesgo moral. En materia política la acción gubernamental es una sesión o delegación de poder, que de manera transitoria hace la sociedad a unas pocas personas, para ejercer el poder en su nombre, ante la imposibilidad de que todos los miembros de la sociedad cada uno por su lado pueda administrar los fallos del mercado y la producción de bienes y servicios públicos.
Esa delegación de poder para el ejercicio de la acción pública debe estar sujeta a contrapesos de poder, de manera que se aminore la posibilidad del ejercicio abusivo e interesado de esa delegación por parte de los funcionarios y gobernantes. Los poderes públicos deben ser autónomos e independientes, unos en relación con los otros.

07 diciembre 2014

La caída del precio del petróleo mas allá de la coyuntura (Francisco J Contreras M)

EXTACTO.

La caída del precio del petróleo ha sido analizada en los medios venezolanos en su perspectiva coyuntural. En el mundo de las transacciones petroleras domina ese tipo de análisis, los precios responden a condiciones del momento, lo que va mas allá de una semana es ya el largo plazo, es como el mercado bursátil, los juicios que allí se formulan pueden explicar de manera fácil y clara lo que acontece en el momento, pero no son la mejor referencia para realizar una evaluación prospectiva cuyo horizonte temporal cercano es un año, su corto plazo cinco y el largo lo que va mas allá de quinquenio. Si se trata de una negociación – hoy - la opinión experta coyuntural es la correcta, si se trata de formular estrategias, gubernamentales o privadas, la opinión experta prospectiva es la correcta.

La perspectiva coyuntural.

El petróleo como “Commoditie”.

Desde este punto de vista el petróleo se asume comercialmente como una mercancía de uso genérico, básico y sin mayor diferenciación, es lo que se denomina “Commodities”. El petróleo es la base para la fabricación de productos de mayor valor agregado, pero no solo eso, al ser susceptible de almacenamiento, constituye además un bien sujeto a especulación. Como las reservas de petróleo están concentradas en ciertos lugares del mundo y no igualmente distribuidas, hay espacio para el ejercicio de poder de monopolio a través de la conformación de carteles como la OPEP, de la misma forma a lo largo de la cadena de valor hay poder de monopolio en el saber hacer (know How), por último para completar la complejidad del negocio petrolero también hay ejercicio de poder geopolítico. En este mundo de la coyuntura el corto plazo es el final de la jornada y el largo plazo el fin de la semana.

El dominio mediático de lo coyuntural.

En Venezuela existe una inclinación mediática en la presentación de los problemas económicos, es mas fácil explicar y comprender lo aparentemente razonable en los hechos tal cual como se presentan, que adentrarse en la explicación causal mas profunda y esencial de los mismos. La escena es colmada de juicios de expertos petroleros, venezolanos y extranjeros, cuyos servicios son utilizados esencialmente por banca mayorista “Corporate & Investment Banking”, para la administración de fondos de inversión. Las competencias de un experto del tipo “trader”, están marcadas por la ingeniería, la economía y las finanzas del tema de mercados especulativos o bursátiles. Un conocimiento muy especializado donde las habilidades y la intuición tienen un rol importante, no es el campo sosegado del análisis con formulación de hipótesis refutables, en la coyuntura no hay tiempo para la investigación es un mundo de acción cuya escala temporal es el momento y el alcance una semana.
En esas condiciones, es realmente imposible hacer predicciones confiables. El análisis con base en esas circunstancias, no es precisamente lo que mejor sirve para la evaluación prospectiva, donde los factores y eventos mencionados constituyen, en sentido figurado, a penas la punta del iceberg, donde hay un mar de fondo con mayor peso sobre los acontecimientos en el corto, mediano y largo plazo.
En noviembre pasado 2014, en un programa radial de opinión, durante una entrevista a un experto venezolano de la banca internacional, éste afirmó: “que al mes de julio 2014 ya en Wall Street un experto había previsto la caída de los precios del petróleo”, en el mundo de la especulación es algo extraordinario emitir opiniones acertadas sobre el futuro, como dijimos, en este ambiente lo relevante es el aquí y ahora lo demás no existe. Por el contrario, cuando uno se remite al mundo del conocimiento académico, encuentra que desde hace mas de dos años Samuele Furfari lo había predicho con mayor profundidad de análisis y no como una simple corazonada de un trader de WallStreet, para julio de 2014 en un artículo cuyo titulo es “¿Será el fin de los precios altos del petróleo y de otras energías fósiles?”, hicimos referencia sobre el caso[1].
Haciendo un paralelo con otros eventos no económicos pero mas frecuentes en Venezuela: los accidentes de tránsito, lo que impacta es el reportaje gráfico y el instante, la gente curiosa observando fallecidos, vehículos destrozados, el detalle del como resultaron heridos o fallecidos, la cola que se formó en la carretera, con toda suerte de explicación sobre el cómo sucedió y cómo no hubiera pasado, es la coyuntura con un alto retorno en la prensa escrita, la radio y la tv, un revuelo en las redes sociales. Los accidentes de tránsito son una importante causa de muerte en Venezuela, de seguro hay estudios profundos, con hipótesis de causa refutables, con recomendaciones, pero requiere la lectura profunda, a conciencia y comprensión y eso no da retorno en nuestro país, los venezolanos dados a la acción, al efectismo y a lo inmediato no quieren perder tiempo en ello, de esta manera se deja de lado, la otra cara de la realidad, tanto o mas importante que la coyuntural.

La perspectiva estructural.

Marco conceptual.

En la perspectiva estratégica cuyo horizonte de corto plazo, comienza en el largo plazo de la coyuntura, el análisis es esencialmente económico y requiere de la definición conceptual de algunas categorías que vamos a utilizar en este escrito, ellas son energía fósil referida a la energía derivada del petróleo del gas y del carbón, reservas energéticas y recursos en energía fósil. Vamos a asumir como reservas en energía fósil, a la cantidad que es posible extraer en condiciones de rentabilidad económica dada la tecnología del momento, como recursos en energía fósil se define a la noción geológica de la cantidad de petróleo que posee el planeta en el subsuelo.

El problema no es el del agotamiento de la energía fósil sino el del recalentamiento global.

Los recursos en energía fósil son finitos y agotables, pero se desconoce el volumen de esos recursos geológicos. Lo que si tiene importancia saber es que lo conocido hoy es la capacidad de absorción de CO2 , generado por la quema de energía fósil (gas, petróleo y carbón) [2], esa capacidad se estima en 800 millardos de TON, con un nivel de recursos geológicos fósiles de 3.000 millardos TON, se concluye que el mundo posee recursos de mas de tres veces lo que puede consumir. El problema energético no es el del agotamiento de la energía fósil sino del recalentamiento mundial.
Esta primera semana de diciembre, se firmó un importante acuerdo entre China y EEUU sobre la disminución de emisión de CO2 , ya este mismo año China hizo un cambio importante en su visión económica, quiere ser una potencia al estilo occidental y no ser la fabrica mundial de bienes y servicios, si los otros países mas desarrollados comparten la misma visión podemos esperar una desaceleración mundial de la demanda de energía fósil. Otro signo importante, es que la energía fósil seguirá siendo la opción mas barata para los países pobres, reiteramos, el petróleo, el gas y el carbón serán la energía de los países pobres, para quienes el crecimiento en armonía con el medio ambiente es un costoso lujo fuera de su alcance.

El problema de la explotación de la energía fósil se reduce cada vez mas a su rentabilidad económica.

Mas allá de la coyuntura, la dimensión de las reservas en energía fósil guarda relación directa con las condiciones económicas y con el estado del arte (tecnología existente). El verdadero nivel de reservas es aquel que resulta económicamente rentable extraer, a los precios existentes dado el conocimiento tecnológico del momento. La capacidad de producción es función de las inversiones pasadas y la futura de lo que se esté dispuesto a invertir hoy. El valor de las empresas directa e indirectamente vinculadas con el petróleo depende del valor actual de los retornos potenciales futuros de sus reservas. Es por ello que los países petroleros con mayor capacidad de administrar la crisis actual, son aquellos que modernizaron e invirtieron para el sostenimiento y crecimiento de la capacidad de producción, Noruega, EEUU, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, son los poderosos que marcan la pauta y las decisiones sobre el mercado petrolero, no es el caso de Argelia, Venezuela, Irán, Nigeria y Rusia esclavos de la renta petrolera. Los grandes y únicos perdedores en este momento son: Rusia, Argelia, Venezuela, Irán y Nigeria, los ganadores el resto del mundo. La regla de oro de los países petroleros exitosos es la desconexión del presupuesto fiscal de la renta petrolera.
La hipótesis de las guerras del petróleo ya no dominan hoy, el aprovisionamiento de energía del mundo es actualmente global, no depende de un país en particular. Esa ilusión ideológica y geopolítica de “arrodillar al imperio”, no es mas que una fatal arrogancia y un suicidio político para quienes han pretendido hacerlo. EEUU posee una enorme abundancia de energía fósil, con unos precios fluctuando entre 60 $ y 120 $, la industria energética en EEUU sigue siendo un negocio rentable, como dice un proverbio de los campos venezolanos “en pelea de tigres no hay burro asomado y menos con reumatismo”

El dilema venezolano.

Todos los países petroleros han aumentado su capacidad de producción salvo Venezuela, desde los años sesenta nuestro país apenas ha podido mantener su capacidad de producción, mientras sus reservas crecen y crecen y mas durante los últimos quince años, mas que en cualquier otro sitio del planeta. Es el modelo por excelencia del extractor de rentas, una suerte de tragedia donde se explota un recurso hasta su agotamiento, sin ni siquiera invertir en el propio negocio y menos en la utilización de sus excedentes para el crecimiento y desarrollo del país.
Nuestro país es quizás el mas golpeado del mundo por esta disminución del precio del petróleo, en esta ocasión la diferencia en comparación al pasado es que ahora hasta los mismos derivados del petróleo se importan. Tampoco se trata de un derrumbe pasajero, todos los signos de esta nueva era apuntan a un abaratamiento del petróleo de largo alcance. No presentamos la información que sustenta nuestros argumentos, pues ya lo mostramos en un artículo escrito el pasado 26 de julio “El petróleo una renta que jamás se sembró” [3]

La imagen destacada

La imagen destacada merece un comentario de parte del autor, Don Rómulo Betancourt expresidente de Venezuela fue participe  en uno de los mas grandes errores políticos de los democrátas en Venezuela, el golpe de estado del 18 de octubre del año 1945, también un líder que supo rectificar, fue un estadista que nunca tuvo intenciones de perpetuarse en el poder o de ejercerlo en su partido, es junto con Luis Herrera Campins, ejemplo de dedicación al servicio público y auténtico defensor de las libertades en nuestro país.

 Notas:

[1] http://prosprev.com/2014/07/31/sera-el-fin-de-los-precios-altos-del-petroleo-y-de-otras-energias-fosiles/ , también: http://blog.turgot.org/index.php?post/Fufari-energie
[2] http://radiofrance-podcast.net/podcast09/rss_10081.xml

[3] http://prosprev.com/2014/06/26/petroleo-venezolano-una-renta-que-jamas-se-sembro/