31 mayo 2015

¿Qué hacer en un escenario hiperinflacionario? Primera Parte (Francisco J Contreras M)

Extracto.
¿Qué hacer en situaciones de hiperinflación? En una pregunta de difícil respuesta, pocos pueden sostener su posición de renta ante un contexto de alta inflación, ninguna remuneración puede ser indexada por definición, en un 100% de la pérdida de poder adquisitivo. Solo queda para minimizar la pérdida de bienestar, reestructurar el presupuesto para reducir gastos y jerarquizar en orden de importancia lo que resta de poder adquisitivo. Lo que si es importante es asegurar un buen portafolio de activos inmunes a la erosión monetaria por inflación, para sobrevivir a la hiperinflación, es la mejor decisión.

La hiperinflación.

Los signos de un proceso hiperinflacionario son claros.

No existe teorización firme sobre la hiperinflación, pues ella se manifiesta con signos y causas variadas. Este evento económico concurre en momentos y circunstancias determinadas, que poseen significado y que por sus características tiene cierta identidad. La trama hiperinflacionaria tiene un origen en la concurrencia de variadas causas, es la manifestación terminal, de un quiebre institucional en las sociedades donde se presenta.
Bajo la influencia de la teoría cuantitativa del dinero, y en general de la misma teoría monetaria, los episodios hiperinflacionarios se los asocia con la emisión de dinero inorgánico, lo cual es un verdad en si misma, pues no puede haber cambio en los precios sin cambios en la cantidad de monedas y billetes y sin una expansión secundaria del dinero, sin embargo, la esencia está en otro lugar: por qué ocurre esa emisión inorgánica, o mejor por qué el dinero deja de ser orgánico. No solo se comete el error por sofisma, sino porque también es cierto, que un dinero orgánico puede devenir inorgánico, bajo una caída de la producción y no por una simple emisión de dinero. Ante variadas causas que concurren de manera no determinística y funcional, la trama de la hiperinflación no es el problema en si, es la manifestación de un mal mayor.
Ahora bien cuáles son los signos marcadores de un proceso hiperinflacionario, esos signos tienen lugar cuando el dinero pierde sus cualidades:

  • De unidad de cuenta: no permite conocer el valor de mercado de los bienes y servicios para efectos de optimizar las compras. El precio de los bienes cambia en lapsos inferiores a un mes y no existe un precio único para cualquier bien o servicio. De allí que todo comience a ser expresado en una unidad de cuenta extranjera, por ejemplo, el dólar.
  • De medio de pago: en cualquier transacción quien recibe dinero lleva dentro de si el estrés y desasosiego de poseer algo que de manera dudosa representa el valor del bien que cede al comprador. Es una razón mas para que el dinero de curso legal sea sustituido por otros signos monetarios extranjeros (dólares) o por bienes duraderos y con baja sensibilidad de daño por manipulación (latas de sardinas).
  • De de reserva temporal de valor: se prefiere la posesión de moneda extranjera o bienes duraderos con baja sensibilidad a la manipulación y de presentación homogénea y no la moneda de curso legal.
También cuando se presentan otros eventos:

  • Cuando los organismos oficiales de manera voluntaria o por incapacidad para hacer tomas de datos no ofrecen información o la misma información pierde su cualidad para reflejar la cualidad que mide como indicador. Es posible que la velocidad con que cambian los precios sea superior al ciclo de toma de datos para estimar los índices de inflación.
  • Los bienes y servicios en un mismo momento pero en diferentes lugares, contablemente tienen diferentes estructuras de costos, lo que da lugar a desorden en el mercado de bienes y servicios donde la información difusa da lugar a ineficiencias por compras anticipadas, mercados negros, en fin por desconocimiento del precio único de equilibrio de un bien.
  • Bajo hiperinflación los gobiernos pierden el recurso de la inflación como tributo, cuando el ciclo de recaudación del impuesto se hace menor que el ciclo de cambio de los precios, lo cual hace mas difícil alcanzar el equilibrio fiscal.

El cuadro de evaluación hiperinflacionaria

Para Phillip Cagan la hiperinflación se hace presente, cuando durante tres años consecutivos el nivel de inflación supera 100% o una marca de mas de 50% mensual[1]. El tema de la hiperinflación se lo relaciona con las expectativas que se forman los agentes económicos. Los estudios realizados utilizan modelos econométricos y análisis de series de tiempo como soporte para la validación pruebas estadísticas.
En Venezuela, resulta difícil efectuar estudios equivalentes, sobre la existencia de un estado de hiperinflación, pues los organismos oficiales no hacen pública la información necesaria para realizar pruebas de refutación.
En este trabajo vamos a utilizar como alternativa para identificar un estado hiperinflacionario, el uso de una tabla en la cual el analista responde sobre aspectos característicos, presentes en situaciones de crecimiento permanente del nivel de precios. De esta manera puede contextualizarse el estado de expectativas inflacionarias que anteceden un estado explosivo de alza de precios.

Herramienta de evaluación de expectativa personal sobre la estabilidad del poder adquisitivo.

Enlace para accesar a la Tabla de evaluación de expectativa hiperinflacionaria
A continuación mostramos la tabla de análisis:
Hiper 1
La tabla debe ser llenada seleccionando la respuesta entre las siguientes opciones:

Hiper 2
Al final le dará un resultado al lector del nivel de percepción personal sobre la estabilidad del poder adquisitivo interno.

Una aproximación para el manejo de las remuneraciones y del presupuesto familiar

Vamos a formular una sencilla herramienta sobre el cómo gestionar el presupuesto familiar a partir de unas premisas de escasez, inflación y aumentos en los ingresos familiares. En ella luego de cargar la información, le dará al usuario una aproximación de cuánto puede excederse en el presupuesto o cuánto debe disminuir en las cantidades de bienes y servicios programados para la compra. Para ello vamos a crear un marco lógico de análisis.
Si temor a exagerar con los datos suministrados al mes de diciembre sobre el índice nacional de precios y utilizando el protocolo de análisis de series temporales y de la econometría, con datos mensuales, una serie larga que comprende 65 años y otra corta que comprende 20 años, la inflación esperada para el 2015 era de 84%, con una escasez (la última información oficial al mes de marzo del 2014), del 29%, estamos en un nivel de homologación del 113%. Esta expectativa no se ha podido corregir estadísticamente, ya que el Banco Central de Venezuela no ha publicado información posterior a diciembre de 2014.
Lo acontecido en estos últimos meses nos hace pensar según el deterioro a nivel de canasta básica del CENDA, que entre diciembre del 2014 y mayo del 2015, el impacto implícito es de 42% de pérdida del poder adquisitivo. Si se mantiene el ritmo actual, la inflación anticipada se ajusta a un nivel de 138% y con un 48% de escasez, el impacto total sería de 186%.

Herramienta de ajuste anticipado del presupuesto familiar por impacto inflacionario, escasez y ajuste salarial

Enlace para accesar la la Tabla de ajuste del presupuesto familiar según expectativas hiperinflacionarias.
Hiper 3
Impacto total: efecto total de la inflación mas la escasez.

Impacto neto: efecto neto después aumentos del ingreso familiar.

Ingreso familiar: monto del ingreso familiar mensual al mes de enero 2015.
De manera conservadora, para un grupo familiar con un presupuesto de Bs. 33.000 al mes de Enero de 2015, un 40% de aumento en los ingresos familiares, se requerirá una reducción de gastos equivalente al 11% de las cantidades de bienes y servicios que compraba el año 2014, para no entrar en un déficit presupuestario.
Hiper 4
Aumento de ingresos: llenar esta columna con los aumentos esperados del ingreso familiar.

Inflación: insertar los valores esperados para la inflación durante cada mes.

Escasez: por defecto hemos colocado 48% (48/ 12 meses = 4% de impacto mensual), también puede modificar estos valores.

En una próxima entrega adelantaremos un conjunto de orientaciones para la economía familiar, analizaremos del caso de empresas ante una corrida hiperinflacionaria, y también posibles cursos de acción estratégica de supervivencia.
[1] https://www.academia.edu/4690826/Cagan_-_The_monetary_dynamics_of_hyperinflation
http://sws.bu.edu/rking/SZGcourse/Cagan.pdf

La presencia oculta del marco institucional en el comportamiento del dólar paralelo

Los desvaríos macroeconómicos, microeconómicos e institucionales en el mercado paralelo del dólar.

Para elaborar nuestra explicación sobre el comportamiento reciente del mercado paralelo, vamos a recurrir a un viejo modelo denominado “Teoría cuantitativa del dinero”, cuyo principio fue formulado por el economista Irving Fisher. El propósito fue argumentar a favor de la existencia de una relación entre la cantidad de dinero en circulación (M) y el nivel general de precios (P). Las otras categorías de análisis incluidas fueron la cantidad de bienes y servicios (T) y las veces que el dinero cambia de manos denominada la velocidad de circulación (V).
Detrás de la simple ecuación: MV = PT, encontraremos una poderosa y sencilla herramienta de interpretación de nuestra tesis fundamental sobre la necesidad, de un nuevo relato, en la explicación del caos económico por el cual atraviesa Venezuela. El marco institucional es, la presencia oculta detrás de todo, es allí donde debemos buscar aproximaciones de explicación y soluciones a los problemas económicos, sociales y políticos del país. Es en el contexto institucional, donde se recrean las fuentes de la inestabilidad del llamado dólar paralelo.
La economía no es una ciencia exacta, es una ciencia social, en ella las aproximaciones prácticas de la “ingeniería social”, no se pueden establecer como guía de la política económica. La sociedad no admite ese tipo de acercamientos, que solo son posibles en un mundo de pocas variables explicativas y donde todo se pueden reproducir condiciones de laboratorio. En cualquier caso la economía está mas próxima de la filosofía, de la sociología, de la antropología, del derecho y de la física.

Desvaríos macroeconómicos.

Si existe un fuerte consenso entre los economistas de nuestro país, es en la hipótesis de la creación de dinero inorgánico, con propósitos de financiamiento de gasto público improductivo y deficitario.
La ecuación MV = PT es una tautología, es una proposición que se constituye en una verdad por si misma y válida para cualquier interpretación, no existe posibilidad de refutación. En nuestro caso es tan solo un recurso didáctico.DESV1
Cuando hay creación de dinero inorgánico es porque la masa de dinero crece (M), y cuando los agentes económicos intentan dar uso a ese dinero, encuentran que la cantidad de bienes y servicios es fija (T) y la ecuación se iguala con una modificación del nivel de precios (P) al alza. Esto ocurre cuando se violan reglas de política económica, de formulación equilibrada de gastos públicos productivos, emitiendo dinero sin respaldo.
Es la explicación monetarista, los bancos centrales al emitir dinero, independientemente de las necesidades del sistema productivo y financiero son los detonantes de la inflación.

El dólar paralelo aumenta porque existe un exceso de liquidez en bolívares por encima de la disponibilidad de divisas. Pero esta hipótesis, aun cuando puede ser válida, es insuficiente en la explicación del comportamiento del dólar paralelo en este momento.

Desvaríos microeconómicos.

Estamos en presencia de una enorme caída de la actividad económica real y sin una unidad de cuenta confiable: un producto puede tener un precio en un lugar y en otro uno diferente, en lo normativo, ambos precios legales, pues uno fue adquirido a la tasa de cambio de 6,3 Bs por dólar, otro a 12 Bs por dólar, otro a 198 bolívares por dólar, se desconoce el verdadero valor.
Por otra parte, además del desconocimiento del valor, el comprador encuentra que debe asumir costos de búsqueda y colas, porque los bienes están escasos y no se consiguen. El sistema se descompensa y se pierde eficiencia en la producción que a la larga se transfiere al consumidor, en forma de escasez o de encarecimiento.DESV2
Esa búsqueda debe hacerse con la debida celeridad, pues en caso de no encontrar reposición de los insumos, el costo de parada de planta, es inmenso en un contexto de costos laborales fijos, de apalancamiento financiero (solo es posible operar con deuda y el riesgo de mora es enorme) y de pago anticipado de todo tipo de tributo fiscal y para fiscal.
Todo este conjunto de eventos, crea una matriz de expectativas inflacionarias, donde los agentes económicos, buscan desprenderse de sus saldos monetarios, convirtiéndolos en activos, inmunes parcialmente, a la erosión monetaria por inflación, el resultado es hay que comprar dólares a como de lugar. Sube la presión en el mercado llamado paralelo.
El sistema productivo y financiero pueden crear dinero por expansión secundaria de la base monetaria: la velocidad y la cantidad de bienes y servicios dejan de ser constantes, y puede haber inflación cuyo origen no es monetario. Es la variante keynesiana.

El dólar paralelo aumenta por las expectativas inflacionarias alimentadas por una severa caída de la actividad productiva y una reducción de inventarios. El dinero orgánico pierde respaldo económico y sin que exista emisión de monedas y billetes, se desencadena un proceso equivalente al de la emisión inorgánica.

Desvaríos microeconómicos e institucionales.

Las regulaciones siempre tienen efectos secundarios, es necesario efectuar evaluaciones de impacto de las reglas de política económica. El marco legal de las actividades económicas es tan diverso, complejo y extenso que se podría asumir que se está en una condición técnicamente inevitable de ilegitimidad, son pocos los espacios de acción humana, no sujetos a algún tipo de norma, de difícil interpretación.
Es una situación de banalización de la legalidad, pues es de difícil cumplimiento, por no decir imposible. Es el origen de todo tipo de actividad subterránea que alimenta los mercados negros y distorsiona el sistema de precios relativos.DESV3
Sin información institucional sobre el estado de la economía, un mercado marginal de divisas, como el de Cúcuta, se transforma en una referencia barométrica del valor del bolívar, es un bolívar de arbitraje necesario para el contrabando de extracción y es un mercado de divisas necesario para fijar pautas de adquisición de dólares para sostener el proceso productivo. En modo alguno es el verdadero poder adquisitivo externo del bolívar, 100 $ USD en EEUU permiten comprar mucho menos que 100 $ USD en Venezuela.
Los controles son fuente de todo tipo de mal, en las transacciones en el mercado negro de vehículos uno puede estimar conservadoramente que el estado deja de percibir entre 70% del valor transado (40% de arancel, 12% IVA y 15% de impuesto al lujo) y un mínimo de 27% del valor (si el arancel ha sido previamente pagado).

El dólar paralelo aumenta por un exceso de controles que reproducen todo tipo de mercados negros e incentivos perversos que destruyen valor, recrean costos de transacción y alimentan los fondos de los buscadores de renta.

Entrevistas de la semana sobre la necesidad de un nuevo relato económico del país y la dolarización en Venezuela

Entrevista en CNN Dinero sobre la dolarización en Venezuela

CNN

Entrevista en UCTV Universidad de Carabobo


Un país descompensado: las posibilidades de la autogeneración de divisas, de la optimización logística y del análisis de impacto

Extracto
Un país descompensado, con una fuerte reducción de inventarios, en la encrucijada. Es necesaria una rápida intervención para restituir los mecanismos auto reguladores del mercado, hay que estabilizar la economía y extender en materia de política económica la optimización y simplificación del marco regulatorio del país a través del mercado y no sobre la base del control de variables resultado.

La descompensación

Este paciente llamado Venezuela está descompensado, requiere una estabilización de su cuadro clínico, antes de entrar en una fase de restitución de su homeostasis, tratando las causas últimas de la quiebra de su sistema auto regulador económico, político y social. La única vía es dar señales de confianza limpiando los mercados negros “desregulando" la economía. Hay alternativas ya se está trabajando en ello (por ejemplo en sectores como el automotriz, de partes y piezas, procesadoras de alimentos…), todo ello con la mayor prudencia porque en nuestro medio “mediático” apenas se hace un anuncio, sin conocimiento del planteamiento, inmediatamente se le descalifica. No hay otra opción que el fortalecimiento institucional y la evaluación previa y posterior de los impactos de las regulaciones sobre y desde el mercado.
Estamos en una condición cercana de “cero absoluto” a nivel de inventarios, hay presión en todos los mercados, por ejemplo. La pérdida de  confianza es tan grande que se ha venido presentando, en los depósitos de botellas de vidrio, faltantes y mermas fuera de control, que se estima obedece al pillaje ante el surgimiento de mercados negros. Los almacenes están en situación de “cross docking”, lo que entra se re clasifica y sale de inmediato, la amortiguación se ha reducido a siete días en promedio, cuando se debe tener unos 60 días de inventario. Hay un olvido fatal de la micro economía, por parte de nuestros analistas económicos, que siempre tienen a mano las respuestas fáciles de la macro economía.
En algún momento los chinos harán con el país, lo que en la época de Cipriano Castro, hicieron las potencias con Venezuela. Cuando el valor financiero de las empresas venezolanas se aproxime a cero, podrán comprar todo por “tres lochas”, sin colocar una sola fragata, en la rada de Puerto Cabello.

Opciones para la generación de medios de pagos internacionales.

Venezuela siempre ha tenido a la mano opciones para superar sus crisis, incluso en este momento cuando la insuficiencia estructural de divisas es crítica. Definitivamente hay que desregular la economía, simplificar las reglas de política económica de manera que los propios sectores industriales puedan generar por si mismo las divisas necesarias para tener acceso a las compras de su componente importado. El propósito sería el de limpiar la economía del país desmantelando los mercados negros.
Hemos conocido al momento dos formas una, referida al sector procesador de alimentos, y otra, referida al sector automotriz.

Esquema para la industria procesadora de alimentos

Mult_1

Esquema para el sector automotriz

Mult_2

Optimización de las cadenas logísticas de aprovisionamiento

Consiste en el ofrecimiento de bienes y servicios en exceso o subutilizados, entre empresas que usualmente compiten o guardan algún tipo de rivalidad, de manera que los excedentes de materias de unos estén a disponibilidad de las que tienen insuficiencia de las mismas. Las reglas básicas suponen confianza mutua y reglas auditables de administración del sistema.
En momentos de crisis, el esquema de competencia, con base en la rivalidad, puede ser relevado por formas de colaboración entre pequeñas y medianas empresas, para alcanzar volúmenes de producción que puedan facilitar el logro de exportación consolidada y conjunta. Los incentivos de la colaboración en situaciones de crisis aumenta frente a la rivalidad.

Ventajas de la limpieza de los mercados negros y la optimización de las cadenas logísticas.

  • Protección del empleo
  • Generación de medios de pagos internacionales
  • Reducción de la escasez
  • Reactivación de la industria
  • Aumento de los ingresos fiscales
  • Efecto de contagio positivo de limpieza de mercados negros
  • Reducción de costos por capacidad (baja de costos fijos unitarios) y por eficiencia (por aseguramiento de la producción continua)
  • Mantenimiento de la continuidad de procesos sin paradas de planta.

17 mayo 2015

El acuerdo para la venta en dólares de vehículos en Venezuela.

Recientemente se ha anunciado un acuerdo, con una importante empresa ensambladora, para la venta en dólares de vehículos importados en Venezuela. En los medios se ha privilegiado el tipo de análisis donde se crítica el acuerdo a partir de declaraciones que están mas fundadas en emociones que en argumentos.
Se ha dicho:

“El acuerdo es discriminatorio, dividirá a los venezolanos entre los que ganan en dólares y los que ganan en bolívares”.
Este argumento es falso, esa discriminación es anterior al acuerdo y esa división entre quienes ganan en dólares y en bolívares es igualmente falsa, ambas cosas ya existían. El hecho de que con este acuerdo la gente haya podido precisar  el estado de pobreza en que vive, no significa que ya no existia desde hace tiempo.
La dolarización implícita en el país no tiene su origen en el acuerdo anunciado, es la consecuencia de la pérdida de las funciones del bolívar como unidad de cuenta (no permite conocer el valor real de los bienes), como medio de pago (nadie quiere recibir algo que supone erosión monetaria por inflación), nadie lo quiere  como reserva de valor (mantenerlo es sufrir descapitalización). Las causas hay que buscarlas en otro lado, en el marco regulatorio de la política pública y la debilidad institucional del país que ha dado lugar a todo tipo de desajustes:

  • Macro económicos: inflación, escasez, insuficiencia estructural de reservas internacionales, de desequilibrios.
  • Micro económicos: mercados negros, escasez, aparición de actividades informales: gestores de escasez (cuida puestos, hace colas, informantes, “bachaqueros”, “parqueadores”).
  • Institucionales: poderes públicos sin autonomía e independencia entre si.

Otra falacia: “¿Cómo es eso: en USA un vehículo cuesta 22.398 dólares y en Venezuela lo quieren vender en 59.419 dólares? Es un abuso”

Es falso cuesta lo mismo, lo que ocurre es que para colocar ese vehículo importado en Venezuela, hay que pagar seguros, transporte, gastos de aduana, impuestos, tasas arancelarias. Aún en el caso de que fuera a través del contrabando, habría que pagar el traslado y el contrabandista exigiría una prima para cubrir el riesgo de ser descubierto por las autoridades y ser sancionado.
A continuación se muestra una tabla para la estimación del valor equivalente del vehículo en USA y en Venezuela.

Premisas

COSTIMP0

Estructura de costos y gastos

COSTIMP1

Composición de estructura de valor y tributos

COSTIMP2 

Enlace

En el siguiente enlace usted puede efectuar sus estimaciones modificando las celdas sombreadas:
Matriz de estimación de costos de importación

 Utilidad para la estimación de costo equivalente de productos importados

15 mayo 2015

Las condiciones necesarias para la reconstrucción del país. Segunda parte

Trip2Extracto.

Una economía tiene un adecuado funcionamiento, en la medida que asegura su homeostasis. Es esa condición, la que permite alcanzar la auto-regulación, a través de dispositivos de retro-alimentación y auto-control, necesarios en estados cuya naturaleza es de equilibrio precario, inestable y dinámico. Es el marco institucional, a través del cual fluye información en forma de mensajes, que hacen cambiar la conducta o comportamiento social e individual, al reaccionar frente a la nueva información (control ex ante) o ante las consecuencias derivadas de la misma (control ex post). La economía del sector público es un asunto institucional, no una cuestión de variables que pueden ser manipuladas de manera absoluta y directa, ellas son simples resultados que permiten calificar una gestión de gobierno. Es necesaria la creación de un marco normativo, donde el sistema se auto-regula a si mismo, a través del mercado.

Equilibrios macro-económicos

La gestión fiscal, para la estabilización de las variables resultado como el empleo, la inflación y el crecimiento (PIB), requiere un enfoque anti-cíclico, formulando un presupuesto con superávit cuando la economía se comporta con niveles de inflación de mas de dos dígitos al año, y con déficit cuando el nivel de inflación es cercano al 2% y hay evidencia de desempleo involuntario.
La política a monetaria, requiere para la estabilización de las variables resultado, una emisión orgánica de dinero adecuada con las metas de empleo, crecimiento y en armonía con la política fiscal. El costo del dinero debe fundarse en tasas positivas de interés en ambiente inflacionario y levemente negativas en situación recesiva.
La política de manejo del sistema de cambiario debe asegurar la confianza, el ajuste de los pagos internacionales y un adecuado balance de reservas internacionales. El manejo del mecanismo de pagos, puede ser bajo un esquema de fijación del tipo de cambio a través del mercado, de cambio flexible o por adopción de una moneda extranjera como signo monetario. La única advertencia es que cualquiera de ellas, aisladas por si mismas, no resuelven ningún problema, sin la debida armonía con el plano micro-económico y bajo un contexto de fortaleza institucional.
Son los fundamentos de una política económica que privilegia la estabilización, la confianza y asegura la correcta intermendiación financiera.

Equilibrios micro-económicos

Para la mayoría de los analistas de entorno, los equilibrios micro-económicos son considerados marginalmente en la evaluación de las políticas públicas, lo cual sería no sería mayor problema, si los actores económicos no pudieran asumir comportamientos estratégicos e interesados y en una economía sin fallos de mercado. Esos comportamientos oportunistas surgen cuando existen incentivos perversos, es decir, regulaciones ante las cuales el sujeto económico evalúa, por una parte, su poder de negociación ante cualquier transacción para sacar provecho de la ventaja que le ofrezca la regulación frente al contrario, y por otra parte, para evaluar de manera situacional si le resulta mejor la violación de la norma, en función de una evaluación costo / beneficio.
Toda regla de política económica requiere el análisis de impacto de la regulación en función de la respuesta del mercado y de la evaluación conjetural del costo / beneficio de la violación de la norma, anticipado por el sujeto económico.
Trip3El otro fallo de las regulaciones lo constituye la delegación del poder discrecional de decisión, en manos del funcionario, el cual puede generar ineficiencia, si no se crean mecanismos que alineen el interés personal con el interés general.
Esos incentivos perversos hacen ineficaz cualquier política macro-económica, si no se incluyen en el modelo de acción de política económica.
Si existe algo que hacer en Venezuela, es la reducción y simplificación drástica de normas, providencias, leyes y reglamentos. Es muy probable que haya hasta contradicciones entre las mismas.
Estamos en un país con unos elevados costos de transacción y con unas elevadas pérdidas de tiempo revisando, interpretando y buscando viabilidad para emprender una actividad en Venezuela.

Equilibrio institucional

Una de las fuentes de mayor arbitrariedad en el país es la aprobación de Leyes Habilitantes, justificándolas con cualquier evento fortuito, leyes que luego se utilizan autoritariamente para legislar con fines distintos a aquellos para los cuales fueron creadas.
La tentación de la acción arbitraria interesada y sus males, productos de la cesión temporal del poder a los gobernantes, se hacen mayores cuando no existe independencia y autonomía de los poderes públicos, de los unos versus los otros y alternabilidad del ejercicio del poder en el tiempo.
El ejercicio de gobierno tiene su justificación, en los beneficios derivados de la cesión temporal de poder, para que una persona o grupo o institución tome decisiones, cuyo consenso social sería imposible y haría insostenible la vida en sociedad. Pero esa cesión tiene efectos secundarios perversos, cuya única forma de paliar de manera parcial, es a través de contra poderes y por la alternabilidad en el poder.
Si las respuestas a las siguientes interrogantes nos parecen capciosas, entonces hay ausencia de análisis de impacto regulatorio: ¿Cuántos miembros del poder judicial ejercen sus cargos con carácter provisorio?, ¿Cuántas veces el poder judicial ha sido blanco de insultos y presiones desde los otros poderes públicos?, ¿Cómo se puede explicar que hasta en cosas simples como obtener un pasaporte, hay quienes lo pueden hacer con facilidad?, ¿Cómo se puede justificar que haya medios escritos sin problemas de suministros de papel y otros con colosales barreras para conseguir papel?, ¿Cómo es eso de que una Alcaldía aumente los tributos a niveles de porcentajes sobre los ingresos brutos?. De la manera como se responda a las cuestiones, el lector podrá comprobar la existencia del poder arbitrario.

Trip1Consideraciones finales.

Esta propuesta no considera ninguna forma devaluaciones, con el propósito de ajustar el presupuesto fiscal, no es posible en este modelo, no es factible en el marco de una aproximación de política pública anti-cíclica. Tampoco nuestra propuesta tiene como soporte un argumento de estilo nacionalista, patriota o soberano. Lo que si es importante señalar, es que existe la responsabilidad cívica de asumir la obligación como país, de cumplir con el deber de sostener la estabilidad económica, la confianza y el crecimiento económico.
La discusión sobre los orígenes del caos económico en Venezuela y sobre las condiciones necesarias para la recuperación económica enfrenta los siguientes obstáculos:

  • La descalificación de los argumentos presentados a partir del ataque a quien presenta una tesis (es Keynesiano, es populista, es comunista, es neoliberal, es Hayeckiano).
  • El Justificar algo en razón de la cantidad de gente que lo cree algo, por ejemplo,  la mayoría está a favor de la liberación del tipo de cambio, con la dolarización, con tal cosa, se asume que al estar "la mayoría" de acuerdo, se validarían por si mismas los enunciados de una hipótesis o conjetura.
  • La pretensión de que algo es cierto porque así lo dice o lo dijo una eminencia en la materia (muy propio en nuestra Escuela de Economía en el culto a las citas, lo dijo Keynes, Lo dijo Hayeck, lo dijo Marx).
  • Cuando una argumentación que puede ser válida en sí misma, pero que no es relevante en cuanto a lo que pretende explicar, se intenta que se dé por cierta la premisa al reconocerse como válida la argumentación (se está hablando del caos económico de Venezuela y se desvía el discurso hacia el tema de la emisión inorgánica de dinero y la conveniencia de la adopción de un medio de pago extranjero), ante Panacea y las pócimas.
  • Argumentar sin la presentación de los criterios de demarcación y sin evidencia.

07 mayo 2015

La mascarada de los aumentos salariales por decreto (Francisco J Contreras M)

Los aumentos salariales por decreto y sus limitaciones

Un país donde lo esencial se queda en el fondo de lo que se calla, electoralmente el discurso se reduce a quién ofrece mas. Los gobernantes desconocen y peor si lo saben, que sin arreglos institucionales, sin el análisis de impacto de las regulaciones públicas sobre el comportamiento de la gente y sin la rendición de cuentas por parte del Gobierno, todo aumento se transforma en sal y agua, históricamente la evidencia demuestra: nada han resuelto.

Son reales los aumentos por decreto

Desde el punto de vista económico el principio del salario mínimo encuentra su justificación en uno de los fallos del mercado: las situaciones de pobreza extrema, hay que señalar que las desigualdades de ingreso no pueden ser resueltas por esa vía.
Los aumentos del salario mínimo por decreto, no constituyen una solución al problema del deterioro del poder adquisitivo de la gente, producto de la inflación. Los aumentos siempre son insuficientes para compensar la pérdida acumulada por inflación.Laboral1
Para quienes sufren ilusión monetaria, y desean mantener su engaño, durante 49 años los aumentos de los ingresos han sido realmente espectaculares. La realidad es otra, si esos salarios aumentados los ajustamos por inflación, a valores anticipados del índice de precios para julio 2015, el gráfico cambia y muestra como esos aumentos no han significado una mejora del ingreso real.
Laboral2
Así que, ¡a despertar!, desde 1985 el nivel ha sido mas o menos el mismo unos 7.100 bolívares en poder adquisitivo a julio 2015, nada señores. Peor desde el 2008 en Venezuela hemos sufrido índices de escasez que solapan la pérdida de poder adquisitivo, lo que significa que desde el 2014 tenemos un valor que debe ser ajustado 40 % hacia arriba, es decir, un valor de 11.380 bolívares para igualar un poder adquisitivo equivalente de 7.100 bolívares.
Lo mas grave de los aumentos por decreto, es que crean en la gente el sentimiento de que la única vía para el logro de mayor ingreso real, es la de los anuncios de ajuste del Gobierno y por normas de uso y costumbre, los cuales obligan periódicamente a efectuar aumentos al margen de la productividad del trabajo. Cuando un aumento del costo laboral no se traduce en creación de riqueza, quedan dos alternativas o suben los precios, o si no se puede hacer, la quiebra a la larga de la empresa, el resultado cualquiera que sea constituye un problema.
Los verdaderos aumentos del ingreso real de la gente, son los que proceden de la creación de riqueza o de valor, en el conjunto del aparato productivo del país, que se distribuye entre los trabajadores, los empresarios y el gobierno. Si a nivel de la base productiva del país no se genera excedente económico o se desemboca en recesión o se financia el exceso con creación de dinero e inflación.
Para quienes desde el gobierno viven expresando que el trabajador es un explotado por el capitalismo, tomemos como ejemplo, una empresa cuyo margen de utilidad sea del 30%, sugerido en la Ley de Precios Justos, pues saquen la cuenta, y analicen como la utilidad de una empresa se distribuye entre Gobierno Central, Alcaldías y otras extracciones de renta fiscal, tendrán un resultado como el siguiente:
Conficc3
Casi el 40% de la utilidad va a parar a los órganos de Gobierno, entonces ¿Quién explota a quién?, por supuesto esa extracción de renta se supone que se traduce en bienestar para la sociedad, en forma de bienes y servicios públicos de calidad, pero, ¿Será así en Venezuela? Observen la calle, pregunten por la seguridad, la salud pública, la infraestructura del país.
Una excepción en todo el marco regulatorio laboral del país se encuentra en los artículos 131-132 de la Ley Orgánica del Trabajo que establece como mínimo a repartir el 15% de los beneficios líquidos obtenidos por la empresa, es una regla que al menos vincula los salarios con la productividad, se estaría distribuyendo entre los propietarios, los trabajadores y empleados lo que la empresa crea como excedente económico luego de todas la extracciones de rentas hechas por el sector público.
Para completar la reflexión, consideren la inamovilidad laboral, el conjunto de regulaciones laborales que crean incentivos contrarios a la productividad y una administración de la justicia sesgada a favor del trabajador, donde el igualitarismo niega la posibilidad de premiar el trabajo bien hecho y donde para colmo, quien trabaja con dedicación tiene que cargar sobre sus espaldas, el esfuerzo que no hacen los aprovechadores de oficio, del cuadro de los incentivos perversos.
Es el drama de la ausencia de un relato diferente sobre los problemas sociales, políticos y económicos del país, casi todas las propuestas se reducen a la presentación de una oferta electoral irresponsable, cada quien prometiendo lo que no se puede alcanzar de gratis y sin esfuerzo creador. Se calla el debate y se promociona mediáticamente discursos, donde tirios y troyanos, como Panacea ofrecen pócimas mágicas que lo curan todo.

Tabla base de análisis de la historia de los aumentos del salario básico

Laboral3
Fuente: http://sisov.mppp.gob.ve/indicadores/EM0400300000000/index.php y estimaciones propias y estimaciones propias.
Esta tabla se construye a partir de la información presentada por “Sistema Integrado de Indicadores Sociales de la República Bolivariana de Venezuela (SISOV)”, sección del Ministerio del Poder Popular de Planificación, los datos tomados se muestran en la primera columna.
Los datos de la primera columna se ajustan según el poder adquisitivo esperado para el mes de julio del 2015, conforme a la información histórica de la inflación en Venezuela desde el año 1974. Debe interpretarse que para julio del 2015, cuando entre en vigencia el último salario mínimo decretado, los salarios anteriores ajustados por inflación serán los mostrados en la columna “Salario real”. Es decir que en bolívares de julio del 2015, el salario mínimo del año 1974, situado en 0,45 bolívares, en poder adquisitivo de julio del 2015, equivale a 10.930 bolívares.
Nota: debo agradecer los comentarios previos de la Profesora Yoskira Cordero efectuados sobre el tema.

Comentario sobre la “Oposición sin relato” de Nelson Acosta Espinoza

Los sociólogos de Carabobo

Desde hace mas de un año, hemos tenido en Carabobo y mas específicamente en nuestra Universidad de Carabobo, contacto con mentes brillantes en el campo del análisis sociológico de los graves problemas que enfrenta el país, entre ellos Nelson Acosta Espinoza y Frank Oswaldo López Riera, de seguro el universo de los sociólogos de Carabobo es mas amplio, pero con ellos hemos mantenido permanente comunicación, o cuando menos conversaciones informales.
En nuestro caso particular donde el enfoque es económico, pues casi todos los artículos escritos corresponden a la economía como disciplina, nos hemos sentido reforzados en nuestra tesis sobre la necesidad de atacar los problemas, no solo en su lado macroeconómico, sino en una perspectiva institucional y microeconómica, sin las cuales cualquier medida económica se transforma en una mera pócima engañosa y peligrosa en lo político, pues al ser tan solo efectivas en corto plazo, cuando a la larga terminan sin resolver nada, crean desasosiego y desesperanza en un país con tantas oportunidades.
Evidentemente, necesitamos un “nuevo paradigma” en el estilo que ha planteado Nelson Acosta Espinoza en su artículo “La oposición sin relato” sobre la política, que puede ser extensivo a la retórica reinante en la economía cuando no se la deja salir del reduccionismo macroeconómico dentro del cual se encuentra en Venezuela. El país de las pócimas: aumentos por decreto, controles de precios, emisión inorgánica de dinero, déficit fiscal, dolarización y cualquier prescripción donde pareciera que la economía es tan solo un asunto fácil desde la cual podemos resolver todos los problemas del país. La economía necesita en nuestro medio un nuevo relato.

La oposición sin relato

Nelson Acosta Espinoza

En una entrevista a Margaret Thatcher (1925-2013), se le pregunto cuál fue su logro más significativo en el transcurso de su periodo como primera ministra del Reino Unido (1979-1990). Su respuesta, en cierto sentido, dejo un tanto perplejo al entrevistador: Tony Blair y la llamada tercera vía (con este término se intenta englobar una variedad de aproximaciones teóricas y propuestas políticas que sugieren un sistema económico de economía mixta y el reformismo como ideología).
Desde luego, en esta respuesta había un dejo de sarcasmo muy propio de la cultura política inglesa. Pero también, una verdad de orden discursivo. El Thatcherismo, en tanto relato político, había logrado imponerse hegemónicamente, inclusive, entre sus oponentes. En consecuencia, el partido laborista comenzó a “pensar” al reino unido dentro de las categorías cognitivas propias del discurso conservador. Si bien la Dama de Hierro perdió las elecciones, logro ganar una batalla más significativa, la de orden cultural y simbólico.
Esta anécdota viene a cuento en relación a las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales. Lo que intento señalar es que salir triunfante electoralmente no significa, automáticamente, alcanzar una victoria de naturaleza política. Para obtener este último objetivo, se haría necesario desplazar los códigos discursivos del adversario y sustituirlos por un nuevo entramado simbólico. Bien, es bueno preguntarse ¿se están desbloqueando los códigos del chavismo? ¿La oposición piensa el país a través de un marco cognitivo distinto al socialista?
Entiendo que estas interrogantes apuntan hacia una problemática de naturaleza abstracta y, porque no decirlo, de difícil comprensión. No en balde, nuestras élites tienen setenta años pensando el país y practicando políticas al interior de un mismo marco cognitivo. Se desplazan, con altibajos, en el terreno de un único relato político. Industrializar, nacionalizar, distribuir y centralizar han sido códigos de políticas públicas aplicadas por casi un siglo en el país. El Plan de emergencia de Larrazábal y los mercales del chavismo son expresiones de este dispositivo político y cultural.
En fin, las fronteras políticas y sus respectivas identidades se han construidos al interior de estos parámetros. Betancourt, Leoni, Caldera, Lusinchi, Luis Herrera, Carlos Andrés Pérez (uno) son expresiones empíricas de este tramado discursivo y, sus planes nacionales, su manifestación operativa. El chavismo-madurismo, constituye la fase agonal de este viejo y agotado dispositivo simbólico.
Ahora bien, ¿cómo explicar que la oposición no haya podido, aun, elaborar un relato alternativo? Responder a esta interrogante no es fácil. Voy a intentar delinear un intento de explicación. Una primera hipótesis es de carácter antropológico. Un relato alternativo, por ejemplo, implicaría condensar un conjunto de elementos dispersos que sean capaces de producir una explicación alternativa de la coyuntura que experimentan los ciudadanos. Fabricar metáforas, palabras que sean capaces de resumir en forma gráfica lo que sucede y delinear las fronteras entre un “ellos” y “nosotros”. Y, así, romper el cerco discursivo dentro del cual se desplazan los actores principales del ámbito opositor.
Desafortunadamente la oposición democrática no ha logrado construirlo. La tarjeta “Mi negra” (esta tarjeta de débito serviría como herramienta de distribución de 20% de los ingresos petroleros entre la población pobre del país) y el intento de copiar la experiencia gubernamental de las “misiones” es una evidencia de cómo sectores opositores “piensan” dentro del marco cognitivo que se supone deben desplazar.
Hay una tarea impostergable que es necesario asumir. Fabricar con los contenidos sociales de la vida cotidiana (por ejemplo, las colas, la escasez, corrupción, los dolores y penurias de la gente.) metáforas, palabras que sean capaces de resumir en forma gráfica lo que sucede y sus culpables. Me atrevo a sugerir el termino nomenklatura. Ella identificaría con precisión los protagonistas del conflicto presente en la Venezuela actual: nomenklatura vs la gente.
En fin, la política podría ser así.

Este artículo fue publicado en: http://autonomiaspoliticas.blogspot.com/2015/05/oposicion-sin-relato.html

03 mayo 2015

Las condiciones necesarias para la reconstrucción del país (Francisco J Contreras M)

Sanar un país sin pócimas milagrosas.

Quince años de debilitamiento institucional del país es bastante tiempo como para afectar la cultura e idiosincrasia de un país. El daño no se limita a lo económico y a la base productiva del país. Lo mas grave de la debilidad institucional es que condiciona de tal manera el comportamiento humano que reproduce todo tipo de males públicos y banaliza la legalidad.
¿Puede alguna medida económica aislada modificar ese contexto?, ¿Es posible evitar la existencia de mercados negros, la proliferación de actividades del sector informal cuya definición no existe en los diccionarios como: “raspacupos”, “bachaqueros”, “cuida puestos”, “gestores de la escasez sin una agenda que involucre la micro economía, la macro economía y la institucionalidad”?.
Cualquier medida económica que en otros países, con fortaleza institucional, hubiese tenido éxito, en nuestro país puede aumentar la tragedia, pues el problema no está siendo atacado en sus fuentes. Peor aun, puede crear falsas expectativas en la gente que luego al despertar de su sueño y encontrar con algo peor, prefieran ese ominoso pasado y pierdan toda esperanza de un mundo mejor.
Nuestra propuesta es la de un trípode de recuperación institucional del país, no puede haber éxito y estabilidad si a la mesa le falta una pata, necesita tres, ese es el desafío.

La recuperación del equilibrio institucional.

Equil1



La recuperación de los equilibrios micro económicos.

Equil2



La recuperación de los equilibrios macro económicos.



Equil3

Esta propuesta no considera ninguna forma devaluaciones con el propósito de ajustar el presupuesto fiscal, no es posible en este modelo, no es factible en el marco de una aproximación de política pública anti cíclica.

Recuperación del capital social.

Putnam [1] compara el capital social con un aglutinante social y con un rol decisivo en la habilidad de la gente para cooperar en aras del beneficio común. Él distingue entre dos tipos de capital social: bonding social capital o capital social aglutinante y bridging social capital o capital social vinculante.
Ese pagamento social está destrozado en Venezuela producto de la quiebra de la institucionalidad tenemos extractores de renta, aprovechadores de oficio, energía social dilapidada en actividades que destruyen y no crean valor. La clave está en recuperar esa gran parte de los beneficios derivados de la creación de capital social.  Es  alcanzar para si, la confianza, el control de la vida, de la decisión propia, el poder de decidir sobre las cosas que afectan a la propia persona en su existencia, es una libertad creadora y no una esclavitud destructora, producto de incentivos perversos creados por las malas regulaciones.

[1] Making Democracy Work: Civic Traditions in Modern Italy. Princeton University Press, 1993, ISBN 0-691-07889-0

Bowling Alone: The Collapse and Revival of American Community, New York, Simon & Schuster, 2000.


Este tema ya lo he tratado en otro artículo: La Improvisación como norma: “El Plan de ajustes económicos de Venezuela – Enero 2015″